Home Arte y Cultura “De la Huasteca yo soy…”, un decimero en Colatlán
Arte y Cultura - January 3, 2007

“De la Huasteca yo soy…”, un decimero en Colatlán

José Antonio Castelán Lamas llegó a Colatlán
 como decimero, zapateador y versador
 Foto: Gregorio Martínez M./Azteca 21

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Colatlán, Veracruz. 28 de diciembre de 2006. En los festivales de la Huasteca y en los diversos encuentros de huapango siempre se topa uno con personas que son la esencia de la fiesta, miembros de la gran familia huasteca, huastecos de “nación”, de raíces profundamente arraigadas en su cultura, en su tierra. Así, tras su participación en el primer día de actividades del “V Encuentro de Huapango” en este pueblo veracruzano, platiqué con José Antonio Castelán Lamas, de Tihuatlán, Veracruz, durante la cena celebrada en la madrugada de este día en la casa del profesor Moisés Hernández Barrales, cónclave de este Encuentro.

“Tengo 25 años y soy profesor de la primaria ‘Vicente Guerrero’, en la comunidad de Ayahualulco, municipio de Alpatláhuac, entre Orizaba y Xalapa, cerca de Huatusco. De ahí subimos a la Sierra, cerca del Pico de Orizaba, donde tratamos de difundir nuestra cultura. A mis alumnos les mezclo la cultura huasteca, la jarocha y un poco de todo, para no ser egoístas. Trato de que ambas culturas estén presentes, pues yo soy huasteco, pero toco la jarana primera, el cajón peruano, la quijada de burro, zapateo… Vine a Colatlán como decimero, zapateador y versador. También me meto en los tríos, pero, como ahorita ya están de ambiente, a veces no es pertinente meterse al toro. Desde hace tiempo zapateo, verso, compongo décima y toco son jarocho en un grupo llamado Soneros de Tapanco en Orizaba. Yo radico en esta ciudad por cuestiones de trabajo, pero soy de Tihuatlán, que está como a tres horas de aquí. Además, he ido a Pánuco, Amatlán, Los Ajos –en Tantoyuca– y a otros lugares. Ésta es la primera vez que vengo a Colatlán y la verdad está muy bien, hay ambiente y gente que sigue la fiesta, porque hay lugares donde no… Por ejemplo, en Amatlán hay veces que como a las dos de la mañana ya se acabó todo, porque no se reúne la gente en un solo sitio, se van dos que tres por allá, otros con otro trío más allá… Pero aquí veo que todos están juntos: tríos, versadores, uno que otro zapateador, mujeres… Está completa la fiesta. Como te digo, hago verso y décima, y tengo varios trabajos de décima suelta aquí en mi cuaderno. Ahora estoy trabajando unas décimas, una para cada Huasteca, con su introducción, pero no las he acabado, ¿quieres escucharlas? Bueno, pues ahí van:

Quiero hablar de seis regiones
Sin tratar de dividir
Más bien quiero compartir
La de coplas y canciones
Que por muy buenas razones
He escuchado a contraluz
Con la fuerza de mi cruz
En Puebla, Hidalgo, San Luis
Tamaulipas de raíz
Querétaro y Veracruz

En Puebla la Sierra Norte
Con sus flores y sus pinos
Nos brindan sones divinos
Con letras de buen soporte
Un son que brindó su aporte
Sin duda es “La presumida”
Por la que aposté mi vida
Cierto día en un fandango
Allá rumbo a Huauchinango
Cuando ella bailaba altiva

La huasteca potosina
Tiene mujeres hermosas
En Xilitla hay unas diosas
Pero en Valles son divinas
Sus canciones son ladinas
Porque se hacen a razón
Pero con el corazón
Y donde mejor les salen
Es allá en Tamazunchale
Y en el pueblo de Aquixmón

Querétaro impresionante
Es muy fina tu versada
No puedo decirte nada
Más que sigas adelante
Con tu arco que es galante
Y semeja como nada
A tu Sierra encantada
En verso eres haligüeño [(sic)]
Un gallo en el arribeño
Y mejor en las topadas…

“Me faltan las de Hidalgo, Tamaulipas y Veracruz, pero a mi estado le quiero escribir dos y debo trabajarlas más… Tengo de muchos temas, pero están en otro cuaderno. Aquí traigo una que le dediqué a mi madre y a las mujeres:

Le verso a la Luna llena
Al gran sol y a las estrellas
A las mañanas más bellas
Y a la oscuridad serena
Le verso a las cosas buenas
Y a los árboles y flores
El perfume y sus olores
A la tierra bondadosa
Y a las cosas más hermosas
Que me llenan de sabores

Sin embargo aquí le verso
Al ser que me dio la vida
A la amiga compartida
Que siempre con tono terso
Pone su máximo esfuerzo
Por lograr lo que ella quiere
Siempre al lado de sus seres
Es por eso que este día
Con mi más grande alegría
Yo le verso a las mujeres.

“Por último, te voy a repetir las que dije en la Plaza, durante mi participación:

De la Huasteca yo soy
Mezclado con totonaco
Mas nunca me doy mi taco
De onde vengo y onde voy
Lo que yo puedo lo doy
Con más razón si es un pan
Así son en Tihuatlán
Pero hoy no vengo a rezar
Más bien les viene a versar
José Antonio Castelán

Me gusta esta noche fresca
Pa decirles un versito
Como libre pajarito
Que vuela por árbol verde
Que me enchina y que me enciende
Por versarles mi censura
Algo lleno de mesura
Que llevo en mi corazón
Con toda la tradición
De mi pueblo que es cultura

Qué bonita es esta fiesta
Porque llena de alegría
Por la noche y por el día
Baile, canciones, orquesta
Flores, árboles, floresta
Brillan en todo su plan
Todos con el gran afán
De recibir a la gente
Que siempre estará presente
En la fiesta Colatlán

De huasteco el corazón
Tengo yo y a mucho orgullo
Mi color es como el tuyo
Soy moreno de nación
Mi más grande ilusión
Si algún día yo me alejo
Es volver con mi reflejo
A mi Huasteca querida
Yo por ella doy la vida
Doy mi alma y no me quejo

“Bueno, ahí quedó”, concluye José Antonio, mientras se dispone a cenar, escuchando huapangos y disfrutando de la fiesta huasteca que apenas va comenzando a las dos de la mañana.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *