Home Buenas Noticias Curiosidades ancestrales y tradiciones mexicanas acerca de la Navidad
Buenas Noticias - December 24, 2006

Curiosidades ancestrales y tradiciones mexicanas acerca de la Navidad


El guajolote es un regalo culinario de tierra
azteca para el mundo
Foto: Internet

San Antonio, TX.- 23 de Diciembre del 2014.- El día de Navidad fue oficialmente reconocido en el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno, la Iglesia proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Natividad de Cristo, puesto que se desconocía, como hasta hoy, el día exacto de tal acontecimiento.

De esta manera, la Iglesia primitiva incorporaba, en lugar de reprimir, los ritos paganos existentes que desde la antigüedad habían celebrado el solsticio de Invierno y la llegada de la Primavera.

La palabra Navidad es una contracción de “natividad”, que significa natalicio. Esta festividad derivó de la pagana Saturnalia (17 a 24 de diciembre), de origen romano, en honor de Saturno, dios de la Agricultura, y que consistía en siete días de bulliciosas diversiones y banquetes.

Los romanos festejaban la Noche Vieja e invitaban a comer a los amigos y se intercambiaban miel con dátiles e higos para que pasase el mal sabor de las cosas negativas del año que terminaba y a la vez, para que el que se iniciaba fuera dulce.

Al mismo tiempo, se celebraba en el Norte de Europa una fiesta de Invierno similar, conocida como Yule, en la que se quemaban grandes troncos adornados con ramas y cintas en honor de los dioses, para conseguir que el Sol brillara con más fuerza.

LA NAVIDAD CRISTIANA

Ya generalizada la Navidad en el mundo cristiano, durante la Edad Media la Iglesia la enriqueció con la puesta del Nacimiento.

Se dice que la tradición se originó en 1223 en la villa italiana de Greccio, donde ese año, San Francisco de Asís reunió a los vecinos para celebrar la misa de medianoche. Y alrededor de un pesebre, con la figura del Niño Jesús moldeado por las manos del mismo santo, se cantaron alabanzas al Misterio del Nacimiento.

Los villancicos, cantos propios de la Navidad, se cree que se originaron en las antiguas villas, cantados por los villanos, que adaptaban los antiguos himnos y cánticos en latín con los que la Iglesia recordaba la llegada de Jesús, y los transformaban en canciones muy dulces. En honor de sus autores originales, hoy se les conoce como villancicos.

El árbol de Navidad decorado se cree que apareció a principios del siglo 17, en Alemania. Llegó a Finlandia en 1800, de donde se extendió por el resto de países nórdicos. En 1829 se introdujo en Inglaterra y recibió el espaldarazo definitivo en 1841 a raíz de que el príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, ordenó adornar el castillo de Windsor con uno de estos hermosos pinos.

CURIOSIDADES NAVIDEÑAS

MISA DE GALLO.

Es la que se celebra el 24 de diciembre como término de la vigilia de Navidad. Adquirió su denominación porque solía oficiarse “ad galli cantus”, esto es, al canto del gallo.

Se afirma que la Misa de Gallo proviene de Jerusalén. Allí, los católicos celebraban tres misas el día del nacimiento de Jesús: una por la noche en la cueva de la natividad, otra al amanecer, como signo de la resurrección, y una tercera en el templo, siendo ésta el oficio solemne.

LAS TARJETAS DE NAVIDAD.

Las primeras tarjetas de buenos deseos, sustituidas hoy en gran parte por mensajes enviados a través de internet, fueron creadas por el inglés sir Henry Cole en 1843, cuando encargó a un amigo pintor que plasmara una escena navideña y la mandó reproducir en una imprenta. Luego, escribió en cada copia unos breves deseos de felicidad y las envió a sus amigos y familiares. El detalle gustó tanto, que de inmediato fue imitado.

SANTA CLAUS.

La familiar imagen de Santa Claus con el trineo, los renos y las bolsas con juguetes es una invención estadounidense reciente. Pero la rechoncha figura se inspiró en la de un sacerdote cristiano llamado Nicolás de Bari, que hacia el siglo 4 abandonó Italia, para difundir en Asia la Palabra de Dios.

Murió un 6 de diciembre y fue proclamado santo. Fue un personaje sumamente bondadoso y protector, en especial de los niños.

En nuestros días, Papá Noel está presente en los lugares más insólitos de la tierra. No falta algún buzo que luciendo el típico disfraz rojo y blanco, se sumerja en un acuario para alimentar a los peces, como ocurre en el de Yakarta, Indonesia.

O que otro coqueto Santa se aventure en las heladas aguas del mar acompañando a una guapa joven en bikini, como acaba de ocurrir en Niza, Francia, donde existe la tradición, desde hace 62 años, del Baño de Navidad. Este 2006 participaron en la gélida ceremonia 180 esforzados nadadores… y varios Santas.

Por último, se vio correr a centenares de émulos del simpático

viejecito en una carrera tradicional en París. Sin duda, Santa arrasa.

EL GUAJOLOTL.

El guajolotl o guajolote fue nombrado por los españoles como Gallina de las Indias y que posteriormente se convirtió en el pavo de Nochebuen es originario de México. En el siglo XVI, los aztecas se lo sirvieron a Hernán Cortés, a quien tanto le agradó, que se lo llevó a España. Con el tiempo, se convirtió en el manjar tradicional de la cena navideña en gran parte del mundo.

NOCHE DE PAZ.

Cada 24 de diciembre, miles de turistas se concentran en Oberndorf, cerca de Salzburgo, Austria, donde hace 188 años fue compuesta la canción “Noche de Paz”, el villancico más conocido del mundo. Ha sido traducido a 330 idiomas.

Se cuenta que en 1818, dos días antes de Navidad, el viejo órgano de la iglesia de San Nicolás, la parroquia del padre Joseph Mohr, pasó a mejor vida. Para no decepcionar a sus feligreses, el sacerdote pidió a su amigo Franz Xaver Gruber, maestro y organista de un pueblo vecino, que compusiera una melodía alusiva a esta celebración.

En la misa del gallo de ese 24 de diciembre, el padre Mohr, con voz de tenor y buen guitarrista, y el maestro Gruber, quien poseía una hermosa voz de bajo, interpretaron por vez primera en alemán, “Noche de Paz”.

El hecho fue inusitado, porque en aquella época los textos religiosos se redactaban todavía en latín.

En 1831, un coro que cantaba aires populares tiroleses, incorporó el villancico del padre Mohr a su repertorio durante una gira por Prusia. De allí, la canción viajó a Nueva York, donde fue interpretada por un coro tirolés en 1839.

Desde entonces, la bellísima pieza conmueve al público.

EN MÉXICO: “LA RAMA”

En Veracruz y la península de Yucatán, hay una bella tradición llamada “La Rama”, que comienza a mediados de diciembre.

Los niños adornan una rama de pino y van de casa en casa preguntando si la familia quiere escuchar “La rama”. Si la respuesta es afirmativa, cantan una rima que comienza así:

“Naranjas y limas/limas y limones/más linda la Virgen/que todas las flores”.

Al final, reciben dulces o dinero.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *