Home Por la Espiral GModelo buena jugada
Por la Espiral - December 20, 2006

GModelo buena jugada

POR LA ESPIRAL
  Claudia Luna Palencia

 

-GModelo buena jugada
-Corona versus Tsingtao
-La conquista de un mercado

 El mundo de los negocios está pautando las alianzas, asociaciones y coinversiones como un necesario salvavidas para salir  a flote en la globalización con esa premura por la expansión, el espejismo del mundo sin barreras y la conquista de mercados y nichos.
 Los ciudadanos globales estamos acostumbrándonos cada vez más a encontrar, con la mayor naturalidad, productos típicos y representativos de nuestro lugar de origen (la mayoría con denominación para defenderse de las malas copias de ínfimo precio) en casi cualquier sitio del extranjero.
 La materialización de la globalización no se circunscribe únicamente a la ropa y los aparatos electrodomésticos que compramos, caracterizados por etiquetas que hablan de la tela, el lugar de  la manufactura, del punto de la exportación y del  país importador. Es increíble, amigo lector, revise sus etiquetas, se maravillará de los lugares lejanos y desconocidos de donde provienen.
 Para alimentos y bebidas cada día sorprende menos encontrar productos mexicanos en los estantes de las tiendas de autoservicio en el extranjero, en Estados Unidos ganan presencia ante la demanda  e igual acontece en Europa; por ejemplo, en España, los supermercados y la parte de autoservicio de El Corte Inglés puede comprarse pan bimbo con corteza o sin ésta (sin las orillas), chiles enlatados, frijoles, pozole enlatado, guacamole enfrascado, chiles chipotles, totopos, chilaquiles deshidratados e incluso cerca del área de lácteos localizar en un refrigerador con snacks y pan pita, junto a éstos, las tortillas de maíz o de trigo, eso sí a un precio de lujo, pero al fin y al cabo los hay y eso significa ponerlos al alcance de la mesa no sólo del comensal que conoce estos productos de su nacionalidad, sino de aquellos que alguna vez probaron la comida mexicana o bien quieren  experimentar.
 Poner a México al alcance de la mesa de otros ciudadanos globales es bueno para la empresa mexicana, y eso sucede igual con la cerveza mexicana la más conocida internacionalmente,  Corona, llamada “coronita” en España para evitarse problemas de interpretación con la Corona Española.
 La cerveza Corona es un éxito para el Grupo Modelo que desde 1925 trae una historia de lucha, crecimiento y busca una consolidación mediante una presencia en 150 países y la negociación de acuerdos estratégicos como el de importar cerveza china, Tsingtao, a México y colocar cerveza Corona en el mercado chino, uno de los más importantes del mundo con potencialidad e indicios de expansión.
 Recientemente, el Grupo Modelo reportó sus resultados financieros al segundo trimestre del año, con el anuncio de un aumento  del 6.6% en el volumen total  de cerveza alcanzando  13.4 millones de hectolitros.  Un incremento  en el mercado doméstico del 6.1%, como resultado de un mayor consumo por la Semana Santa, el mundial de fútbol, así como una mejor situación económica.  En tanto, el volumen de exportación mostró un crecimiento del 7.8% y  representó el 32.3% de las ventas totales. Las regiones que mostraron crecimientos más sobresalientes fueron Oceanía, Europa y Latinoamérica.
A COLACIÓN
Este año Grupo Modelo dio un paso importante, y lo hizo con miras a ganar mercado ante la competencia que el Grupo Femsa implica en el mercado nacional con la cerveza Tecate y es que Femsa destaca dentro de los once grupos más significativos por producción de cerveza en el mundo,  lo hace en el décimo primer sitio, después de Grupo Empresarial Bavaria. Estamos hablando de Femsa como un jugador de grandes ligas.
Precisamente en esas grandes ligas se encuentra Tsingtao Group, la empresa china productora de cerveza la de mayor consumo en China, más barata incluso que la propia agua embotellada, en un país que compite con Estados Unidos por millones de hectolitros de cerveza consumidos anualmente.
En agosto de este año, Grupo Modelo dio a conocer la firma de un contrato de   cooperación con la empresa Tsingtao para distribuir la cerveza china en México a partir del cierre del 2006.
Muchos pensarán “lo qué nos faltaba, cerveza china en México”, ¿será que Grupo Modelo querrá hacerse harakiri? No, el movimiento de fichas es para impulsar a Corona y todas las marcas de Modelo al interior de  China por medio de  Anheuser-Busch (AB), su socio  con el 50% del grupo,  nada menos que la principal empresa de origen estadounidense productora de cerveza en el mundo que se encargará de distribuir en el mercado chino las cervezas de Modelo.
Me parece que la acción puede darle resultado dado que existe más potencial consumidor en la sociedad china que está descubriendo la globalización que traspasa la Muralla, en comparación con la mexicana.
Lo que creo que debe analizarse a profundidad es la cuestión de  gustos y precios, hay determinados productos donde la sociedad es muy conservadora, persiste cierta resistencia ha renunciar fácilmente a los sabores tradicionales por mucho que el  precio sea más económico en otro producto similar  de importación.
El caso de las bebidas, la elasticidad, no corresponde a la situación de los alimentos frescos, congelados o enlatados donde la gente puede tomarse más tiempo para analizar el gusto en relación al precio y generalmente se decantan por el precio menor por razones de bolsillo, de ingreso. Cuando de bebidas se trata la gente se fija menos en el precio y más en el gusto, el sabor, la calidad, la tradición.
Eso opera con la Corona a nivel mundial, los mexicanos la siguen, y lo mismo con Budweiser en Estados Unidos o Tsingtao en China, es decir,  competir en el rubro de las cervezas no es fácil pero hay que atreverse, si bien existe un segmento consumidor muy tradicional pueden encontrarse nichos de gente dispuesta a explorar sabores, conocer alternativas, eso abre orificios que se traducen en ganancias.
El mercado chino con todo es conservador, nos parecería exótico cuando de beber se trata, le apuestan a sus sabores primeramente, a lo nacional. Muestra de ello lo resintieron Coca Cola Company y Pepsi Co, ante los refrescos chinos de múltiples raíces, frutas, sabores y colores.
GALIMATÍAS
Corona entrará en China a partir de enero del 2007 utilizando los canales de distribución de su socio estadounidense con la idea de irse posicionando en el mediano plazo.
  Para los analistas de Grupo IXE, el movimiento es positivo dado que “el  tamaño del mercado chino es de aproximadamente 300 millones de hectolitros”.
Es positivo aprovechar el horizonte ahora que las empresas empiezan a mirar a China como el nuevo eje de la demanda global.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *