Home Música “Renacer Huasteco”, la sangre nueva del huapango tamaulipeco
Música - December 18, 2006

“Renacer Huasteco”, la sangre nueva del huapango tamaulipeco

'Renacer Huasteco', tres jóvenes con carisma
 y habilidad musical
 Foto: Gregorio Martínez M./Azteca 21

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 18 de diciembre de 2006. La mañana del domingo 26 de noviembre, en Amatlán, Veracruz, precisamente cuando concluía un delicioso zacahuil en la fonda El balcón huasteco –que sólo funciona como tal en los días de fiesta, como en la de la Santa Cruz, en mayo, en la de danzas regionales, en septiembre, en la de Xantolo o de todos santos y en la del “Encuentro de las Huastecas”, ambas en noviembre–, conocí a Lamberto Zúñiga Estrada y a tres jóvenes, que iban a desayunar. Debido a mi inminente partida del pueblo, sólo platicamos unos breves minutos, los suficientes para saber que los garbosos jóvenes eran los integrantes del trío “Renacer Huasteco”, de González, Tamaulipas, y Lamberto, su representante.

Yo ya los había escuchado en Amatlán durante su participación en el “Encuentro de las Huastecas 2006” la tarde del sábado 25 en el Auditorio amateco y en la noche del mismo día en el Parque Central; me quedé con ganas de escucharlos el domingo. No se necesita ser un genio para vislumbrar que los muchachos son de buena madera. El talento les brota como el agua de un manantial. Un trío promisorio de jóvenes, que se suma a otros dos, también tamaulipecos, que han dejado impronta en toda la región: “Despertar Huasteco”, de los hermanos Rodríguez Bracho, y “Alba Huasteca”, de los hermanos Flores Martínez. Ese día intercambiamos algunas palabras y datos, tomé algunas fotos; entramos en contacto y acordamos ampliar la charla en ocasión posterior. Bueno, ayer, viernes 15, hablé un buen rato, mediante vía telefónica, con Lamberto. Así, lector, es un placer compartirte lo que me contó de “Renacer Huasteco”.

“El trío lleva como tal dos años y dos meses, está integrado por Norma Edith Zúñiga Rodríguez, de 14 años, quien toca el violín y es la primera voz. Ella estudia en la secundaria ‘Licenciado Benito Juárez García’, en González, va en el tercer año. Miguel Alejandro Zúñiga Rodríguez tiene 16 años, toca la jarana, es la segunda voz y estudia el tercer semestre en el CEBETIS 24, en Ciudad Victoria. José Silverio Ávila Sánchez cuenta con 14 años, toca la guitarra quinta, es la tercera voz y también estudia el tercer año de secundaria, pero él en Ciudad Madero.

“Los inicios se dan en el Taller de Son Huasteco de la Casa de la Cultura de González. Entonces éste era un grupo de diez o doce jóvenes de secundaria y primaria. El taller inició con el fin de presentar algún trío en el Festival de la Huasteca, que estaba próximo a realizarse en nuestra localidad, y así motivar a los niños y jóvenes para que participaran. Mis hijos me llevaron a la Casa de Cultura, ya que me manifestaron su interés de entrar al taller. Además, por un lado, a nosotros siempre nos ha gustado el huapango; por otro lado, mi hija Edith fue campeona nacional de gimnasia rítmica cuando vivíamos en el DF, y en sus coreografías constantemente incluían temas musicales de violín, por lo que éste ya le había llamado la atención, y a mi hijo Miguel siempre le ha gustado la guitarra. Ellos nacieron en Ciudad Mante, estudian inglés y, como te digo, en la Casa de Cultura de González se animaron con los cursos.

“Precisamente ahí se nos comentó que existía la posibilidad de participar en el IX Festival de la Huasteca, pero había que formar un trío y buscar el nombre para éste. En nuestra casa empezamos a pensar en uno, y fue mi esposa, Norma Edith Rodríguez, que también es representante del trío, la que propuso el de “Renacer Huasteco”. Elegimos este nombre porque creemos que el gusto por la música huasteca está renaciendo, lo cual se observa entre personas de todas las edades, pero principalmente en los jóvenes. Así, formado el trío y decidido el nombre, debutaron en el IX Festival de la Huasteca, que se realizó en González en agosto de 2004. Sí, ensayar ahora es un poco complicado porque no están juntos, van creciendo y tienen que salir a estudiar a otras partes. Normalmente practican los fines de semana, incluso los puentes y días libres, aprovechan al máximo su tiempo. Aquí en González Edith trabaja sacando en el violín huapangos nuevos y cuando llegan los otros dos, estudian los huapangos y así van avanzando. Debo mencionar que en la formación del trío fue importante el aporte de Mauricio Márquez Villafaña, como responsable de son huasteco de la Casa de Cultura de González, y posteriormente del señor Mauricio Márquez Trejo.

“Respecto de la trayectoria del trío, se puede decir que en González se le prendió la mecha al cuete, ya que después del IX Festival de la Huasteca fueron al ‘Encuentro de las Huastecas 2004’, en Amatlán, con un repertorio de cinco huapangos. Yo pensé que, siendo muy jovencitos, se iban a achicar un poco, pero no, se subieron al escenario y, al contrario, esto los motivó mucho, han seguido en más escenarios importantes, y cuando se puede andamos activos en toda la Huasteca. Como el huapango estaba muy asociado a varones y cantinas, no tocamos en fiestas particulares. Claro, por tener una damita en el trío no atendemos ese tipo de invitaciones, no obstante, en los encuentros huapangueros conviven con personas adultas y éstas les transmiten sus experiencias. Después de las presentaciones oficiales participan en la huapangueada con miembros de otros tríos. El gusto por esta música, el hecho de convivir con gente experimentada, como decimistas, trovadores, músicos… nos hace sentirnos parte de una gran familia, de una hermandad, así nos vemos, como una gran familia, de hecho, hay ocasiones en que vemos más a éstos que a la propia familia.

“Sí, sin duda, “Despertar Huasteco”, de Ciudad Victoria, y “Alba Huasteca”, de Ciudad Mante, respectivamente, son un ejemplo a seguir para “Renacer Huasteco”. Asimismo, es importante que haya mujeres en esos tríos: Fátima [Flores Martínez], Nancy Armandina [Rodríguez Bracho] o la misma Soraima, que ha hecho una gran labor, esto los estimula mucho y propicia que haya más tríos en la zona. Por ejemplo, actualmente en González hay ocho o nueve niñas practicando, con la inquietud de integrarse en un trío. Además, consideramos que hay más difusión de nuestra música y apoyo del gobierno, aspectos esenciales para el renacer de estar tradiciones.

“Sí, claro Amatlán tiene un significado especial para nosotros y nos gusta mucho ir a su ‘Encuentro de las Huastecas’, hemos ido tres años seguidos y esperamos ir muchos más. También hemos participado en la Huapangueada de Tamalín, Veracruz; en el X Festival de la Huasteca, en Jalpan de Serra, Querétaro; en las Fiestas Patronales, de Tantima, Veracruz, y en las de San Diego de Alcalá, en Huehuetlán, San Luis Potosí; en los homenajes al señor Heraclio Alvarado, Don Laco, violinista del “Trío Colatlán”, en este poblado, y al licenciado Raúl Pazzi, en Pánuco, ambos en Veracruz; en la gran huapangueada que se lleva a cabo en la Casa de Cultura de Tamaulipas en el DF; en los eventos alternos en la Cumbre Tajín 2006; en los festejos del 183 aniversario de la repoblación de Tampico; en una huapangueada en el Museo Nacional de Culturas Populares en Coyoacán; en la presentación del libro de don Gilberto Ortega Raga, y en el homenaje a don Mauricio Márquez Trejo, ambos en Tampico; en el XI Festival de la Huasteca, este año en Pánuco, entre otros eventos. Además, en julio y agosto nos presentamos en España y Portugal acompañando al Ballet Folclórico Xochilpilli Macuilxóchitl de Tampico en el Festifolk España 2006, y atendimos la convocatoria para la adquisición de trajes típicos tamaulipecos, en la que resultamos beneficiados.

“Finalmente, podemos decir que el objetivo de “Renacer Huasteco” se puede resumir en que buscamos fortalecer las tradiciones y valores culturales de México mediante la difusión de la vestimenta y música regional de la Huasteca, en nuestro país y en el extranjero. También tenemos planes de grabar el primer disco para 2007. La intención es incluir solamente huapangos tamaulipecos, y hay una compositora de Tampico, María del Carmen Rodarte de Figueroa, que nos va a proporcionar dos temas inéditos. Sí, esperamos seguir creciendo el año que viene y darnos a conocer más”.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *