Home Por la Espiral EN 2007 crecerá 4% turismo internacional
Por la Espiral - December 17, 2006

EN 2007 crecerá 4% turismo internacional

POR LA ESPIRAL
   Claudia Luna Palencia

-EN 2007 crecerá 4% turismo internacional
-Terrorismo y seguridad: percepciones
-China polo receptor y emisor potencial

 

 Aparentemente las horas bajas del turismo internacional van disipándose  y a pesar del terrorismo, la criminalidad, los virus y el cambio climático, la gente simplemente no está dispuesta a quedarse en casa, sobre todo cuando la economía mundial sigue avanzando, para el caso de América Latina y el Caribe, la CEPAL adelanta que en 2006 la región habría superado en promedio un crecimiento del 5 por ciento.
 Los pronósticos para el 2007 apuntan, según el Fondo Monetario Internacional, un crecimiento mundial del 4.9% (menor al 5.1% esperado para este año a punto de concluir), el próximo año los análisis prevén un menor ritmo de expansión para Estados Unidos, economía que pasaría de un crecimiento esperado del 3.4% en 2006, al estimado del 2.9% en 2007.
 Para América Latina y el Caribe, la Cepal anticipa un PIB promedio superior al 4% en 2007.
 Bajo este panorama, la Organización Mundial del Turismo (OMT) prevé que el  turismo internacional aumentará un 4% en 2007, lo que supone un incremento por cuarto año consecutivo, después de la contracción del 2003 (-1.73%).
 El turismo ha dado increíbles muestras de resistencia ante el terrorismo, los virus, el cambio climático, la criminalidad y demuestra su correlación con el ritmo de la economía global, más que con el temor.
 De alguna forma está sucediendo algo muy interesante alrededor del turismo, un fenómeno que definitivamente conduce a una reorientación de los flujos y abre la oportunidad de nuevos polos de atracción, es decir, la gente no está dejando de viajar pero está pensando muy bien a dónde quiere ir, asumiendo de entrada los riesgos globales (no hay país exento); las normas de seguridad sobre todo en aeropuertos y aviones; y los controles internos establecidos por cada país para la revisión de los turistas (visados, petición de información confidencial, nómina, entrevistas personales, personas de contacto etc).
 De hecho surge una muy buena oportunidad para lugares en los que hace diez años el viajero no hubiera pensado, como elegir un país del continente africano o ir a China.
 La OMT señala con datos estadísticos el buen desempeño de África “que finalizará 2006 con un incremento del 10.6% en las llegadas internacionales”.
 El organismo evalúa para este año un aumento en las llegadas internacionales del 12.6% de la zona del África Subsahariana; mientras que el Norte de África aumentará un 5.9 por ciento.  Argelia es un ejemplo excelente de esta bonanza: el país ha registrado un crecimiento del 11% durante los últimos cinco años, que supera con creces los resultados regionales y del continente en su conjunto.
 Otros destinos interesantes son: América del Sur con el atractivo del poder adquisitivo  para el dólar, yen, euro y la libra esterlina; lo mismo sucede para Europa del Este igualmente con precios atractivos y realmente ofreciendo una forma cómoda y barata para descubrir la belleza de estos países que hace 15 años formaban el bloque socialista.
A COLACIÓN
 En años recientes,  China se subió a la mesa de los grandes competidores en la escala de atractivo para el flujo del turismo internacional, lo hizo con impulso “antes del 2019  será  el país más visitado del mundo”.
 Actualmente la OMT estudia a China desde la contracara, no la de la potencia receptora esperada, más bien, de las contribuciones que el gigante asiático hará al turismo global como eje emisor: “China generará para el año 2020 cien millones de turistas que viajarán fuera del país”.
  Este mercado emisor proporciona algunas muestras de su potencialidad esperada, que crece deprisa, de los 20 millones de turistas que generó en 2003 pasó en 2005 a 31 millones de turistas. La cifra incluye todos los viajes al exterior desde el continente chino, incluidos los viajes a Hong Kong y Macao.  En 2005, el 71% de los viajeros chinos visitaron estas dos ciudades.
 Siguiendo las tendencias mundiales que apuntan a una fuerte presencia de los viajes intrarregionales, otro 17% viajó a destinos asiáticos; aproximadamente el 5% fueron a Europa. Si se confirman las previsiones, y los porcentajes se mantienen a un nivel similar, Europa puede contar con recibir al menos 5 millones de visitantes chinos para el año 2020. Este número iguala al de los japoneses que viajaron a Europa en un año especialmente próspero como fue el 2000.
Datos de la OMT revelan que los viajeros chinos que salieron del país en 2005 gastaron en el extranjero un total de 21 mil 800 millones de dólares  frente a los 19 mil 100 millones de dólares del 2004.
SERPIENTES Y ESCALERAS
 En el turismo México está perdiendo la carrera internacional, casi a punto de clausurar el sueño malogrado “de la gran potencia turística”, y es que hemos ido  bajando en la escala de preferencia de los paseantes internacionales y resintiéndonos por la amplitud del abanico de oferta global.
 Si utilizamos la misma fuente de la OMT, en 1995 México tenía el sexto lugar en cuanto al número de turistas internacionales recibidos, 20 millones 200 mil paseantes; en ese entonces, China nos seguía de cerca, ocupando el séptimo lugar con 20 millones.
 Transcurrido el tiempo y con tantos proyectos fracturados por la falta de visión de los titulares en turno de la Secretaría de Turismo, en  2000 China superó a México en llegadas de turistas internacionales, al ubicarse en el quinto lugar de las preferencias dentro de los primeros lugares junto con Francia, Estados Unidos, España, Italia y luego China; México quedó en la séptima posición.
 Cuatro años después, el cuadro sufrió una modificación porque España superó a Estados Unidos desde el 2003, y conservó el segundo sitio de preferencia después de Francia, y Estados Unidos cayó a la tercera posición; China mejoró y pasó del quinto sitio al cuarto, desplazando a Italia, con  41 millones 800 mil llegadas de turistas internacionales; en tanto, México no se movió, siguió en el séptimo sitio.
 En 2005, México con 22 millones de turistas bajó al octavo lugar, el presidente Vicente Fox anunciaba hace poco como gran noticia que “México era la séptima potencia turística del mundo”. Razones más para pensar la amplia dimensión del desconocimiento del país que intentó gobernar.
 Lentamente, en diez años, hemos atestiguado que México con toda la cultura, historia, gastronomía y los  ecosistemas de que puede presumir va perdiendo encanto hacia afuera, hecho que debería convocar a una gran evaluación del sector para evitar la fatalidad que se visualiza: dejar de figurar dentro del ranking de los diez, en el corto plazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *