Home Espectáculos Mauricio Garcés, hizo famoso su personaje de galán otoñal, seductor, elegante y mundano
Espectáculos - December 16, 2006

Mauricio Garcés, hizo famoso su personaje de galán otoñal, seductor, elegante y mundano

El personaje de Mauricio era incasable
 y entre otras hizo famosa la frase de
 'Las traigo muertas'
Foto: 'El Criado Malcriado'

Ciudad de México.- 16 de Diciembre del 2006.- Mauricio Garcés, el llamado "Zorro Plateado", inolvidable por frases como "¡Las traigo muertas!", "¡Suertuda!" y "¡Arrooooz!, y quien enseñó distintas formas de conquistar a las mujeres a través de las películas que protagonizó como "Don Juan 67", hubiera cumplido este sábado 80 años de vida.

Mauricio Férez Yásbek nació el 16 de diciembre de 1926 en Tampico, Tamaulipas, en el seno de una familia de origen libanés y de la que surgieron varios fotógrafos afamados.

A los siete años se trasladó al Distrito Federal para mejorar su situación económica y estudiar tiempo después Ciencias Químicas, carrera que truncó porque tuvo que dedicarse a trabajar. Fue cobrador en una empresa de muebles y redactor en un diario capitalino.

Gracias a su tío Tufic Yásbek, un popular retratista de estrellas de cine, Mauricio ingresó al mundo de la farándula y más tarde incursionó en la radio, primero en la XEQ y luego a la XEW.

Posteriormente el productor José Yásbek lo incluyó en el reparto de "La muerte enamorada" (1950), comedia que estelarizaron Miroslava y Fernando Fernández.

A partir de dicha película Mauricio adoptó el apellido artístico Garcés, porque consideró que la letra "G" podría traerle buena suerte y convertirlo en una estrella del calibre de sus ídolos Clark Gable, Gary Cooper y Cary Grant.

Luego de su cinta debut siguió "El señor gobernador", en la que compartió créditos con Luis Aguilar y Rita Macedo. Fue tal la aceptación que tuvo Mauricio, que en dos años hizo cuatro películas, todas dirigidas por Ernesto Cortázar.

Posteriormente incursionó en la televisión, género en el que trabajó en la telenovela "Gutierritos", basada en la vida de un hombre humillado por su mujer, sus jefes y compañeros de oficina, pero de buenos sentimientos. Además actuó en el programa "Cita Ponds" con el comediante Chucho Salinas.

Después regresó al cine en "Cómicos de la lengua", trabajo que lo definió como comediante. Asimismo participó en "¡Cuando viva Villa!", "Mientras el cuerpo aguante", "El joven del carrito" y "La estrella vacía", con María Félix.

Su carrera cinematográfica comenzó a destacar en 1959, cuando el actor y productor Abel Salazar le ofreció un coestelar en la trilogía "Los hermanos Diablo", "El renegado blanco" y "Venganza", tras lo cual alternó el cine con la televisión en programas de variedades y series de comedia.

En 1966 realizó el personaje de galán otoñal, elegante y mundano que lo hizo muy famoso. Esto surgió gracias a la visión de la productora Angélica Ortiz, madre de la actriz Angélica María, quien lo contrató para estelarizar "Don Juan 67", primera de una serie de cintas en las que interpretó a su alter-ego: "Mauricio Galán".

El personaje de Mauricio era incasable -lo que coincidió con su vida, pues murió soltero- e infiel. Sus películas de gran éxito desplazaron a las de astros como Rock Hudson, Cary Grant, Gregory Peck y Peter Sellers, ambientadas en Roma o Nueva York.

En las 57 películas que filmó fue dirigido por varios directores y alternó con figuras del cine mexicano como Rosita Arenas, María Elena Marqués, Elvira Quintana, Lorena Velázquez, Angélica María, Ana Luisa Peluffo y Claudia Islas, entre otras.

Mauricio Garcés fue el "Don Juan-Casanova" mexicano, cuyo personaje de conquistador con apariencia de playboy apareció en pantalla en una época de transformaciones socioculturales.

Encarnó al galán-narcisista que vivía en una zona de clase alta, millonario con cierto parecido a Clark Gable que sólo tenía tiempo para conquistar a cualquier escultural dama,, sin importar si eran modelos, bailarinas, cubanas, casadas, solteras o viudas.

O bien, las que se dejaban asediar por un hombre que las "haría pedazos", no sin antes repasarlas de arriba a abajo lanzando un candoroso "¡arroooz!".

El famoso seductor del cine mexicano falleció a los 63 años, la madrugada del 27 de febrero de 1989. Cuando cumplió 15 años de muerto fue develada una caricatura alusiva que realizó Luis Carreño en un restaurante del Polyforum Cultural Sequeiros.

"El matrimonio es como el demonio" (1967), "Click, fotógrafo de modelos" (1968), "El criado malcriado" (1968), "Departamento de soltero" (1969), "Fray Don Juan" (1969) y "Modisto de señoras" (1969), son algunos de los títulos más populares de la extensa filmografía de "El Zorro Plateado".

Además de "Mi fantasma y yo" (1988), "El sátiro" (1981), "Con amor de muerte" (1972), "Las tres perfectas casadas" (1971), "Cómo atrapar a un Don Juan" (1970), "Tápame contigo" (1969), "24 horas de placer" (1968) y "El día de la boda" (1967).

"Despedida de casada" (1966), "Cuernavaca en primavera" (1965), "Perdóname mi vida" (1964), "Napoleoncito" (1963), "Lástima de ropa" (1961), "El jinete negro" (1960), "Los hermanos Diablo" (1959) y "La estrella vacía" (1958), son otras de las películas en las que quedó inmortalizado Mauricio Garcés.

Algunos críticos dudaron de sus tendencias sexuales, sobre todo porque fue un hombre que falleció soltero y que cuidaba su imagen en extremo, uno de los primeros metrosexuales de la pantalla grande.

Algunas publicaciones que han retomado la vida y obra del "Criado Malcriado" son: "Galanes y villanos del cine nacional", "Estrellas inolvidables del cine mexicano" ambos de Edmundo Pérez Medina, además de la edición especial que publicó la revista "Somos" titulada "Maurico Garcés, el eterno seductor" (1998).

El diseñador mexicano Edgardo Luengas hizo una especie de homenaje a Mauricio Garcés a través de sus creaciones e intentó revivir todos los elementos de los glamorosos años 60.

En 1969 Garcés señaló en la película "Modisto de señoras", en la que dio vida a un gran diseñador: "Cada puntada, cada olán, cada trutru, cada frunce, estaban hechos para ayudar al mundo del glamour en México".

Esta pasión por la perfección, alabanza de la figura femenina y sentido de la elegancia, es la que figuró en la colección del creador Edgardo Luengas, quien en sus creaciones rindió tributo al galán del cine mexicano. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *