Home Por la Espiral Suben fraudes por Internet
Por la Espiral - December 6, 2006

Suben fraudes por Internet

POR LA ESPIRAL
  Claudia Luna Palencia

-Suben fraudes por Internet
-Condusef, llegaron los cambios
-Mucho por legislar en fraudes en línea

 Con el nuevo gobierno del presidente Felipe Calderón suceden los ajustes necesarios y bastante entendibles para darle una reactivación, una lubricación, tanto a las  dependencias como a todas aquellas áreas relacionadas.
 En estos días estamos observando cambios interesantes, otros no tanto y algunos más cuestionables, en el nuevo rostro que el presidente Calderón intenta liderar; y quizá, lo que más agradezco como ciudadana que no votó por él, es el programa de austeridad anunciado para todos los funcionarios comenzando por el propio presidente y el volver a establecer el águila del escudo nacional en todo su esplendor. ¡Gracias por ambas cosas!
 Uno de  los cambios relacionados con las finanzas es el de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) relacionada con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.  El reacomodo en esta parte sucedió por encargo del propio Agustín Carstens Carstens, titular de Hacienda, al mover a Óscar Levín Coppel de presidir la Condusef a dirigir Casa de Moneda, en tanto que,  Luis Pazos de la Torre, pasó del asiento de Banobras a ocupar el cargo de Levín Coppel.
 Yo realmente espero que le siente bien a la Condusef la llegada de Pazos porque la comisión tiene mucho todavía por crecer en materia de atribuciones para verdaderamente respaldar y defender a las personas usuarias de  los servicios financieros que, de una u otra forma, se sienten insatisfechas por el trato recibido y lo más importante víctimas de  fraudes,  abusos por comisiones, tarifas,  incumplimiento del contrato y de las condiciones pactadas.
Todos los días llegan a la Condusef quejas y denuncias contra las Afores, los seguros y los bancos, y cada vez los reclamos son más complicados en la medida en que siguen creciendo  los fraudes principalmente por usar las transacciones en línea, al que las personas acceden para ahorrarse tiempo en acudir de manera presencial a las sucursales, evitarse comisiones en los cajeros y para efectuar pagos y traspasos  exentos de comisiones.
Empero, lo que  debería ser el paraíso para las personas que quieren usar Internet para sus operaciones bancarias se está convirtiendo en el infierno por los dolores de cabeza provocados ante el alza de los fraudes cibernéticos.
De las últimas divulgaciones  de la Condusef, bajo la administración de Levín Coppel, son  640 denuncias recibidas de enero a octubre del presente año de parte de usuarios bancarios estafados por Internet, en conjunto un quebranto en su contra por 215 millones de pesos, una cifra muy pero muy superior a la registrada el año pasado, cuando los quebrantos por fraude electrónico fueron por 10 millones de pesos.
A COLACIÓN 
 Desde esta columna para los amigos lectores, la obligación de alertarles, de pedirles precaución, no podemos fiarnos totalmente de la banca electrónica. Desafortunadamente los llamados ciberdelincuentes existen y la prueba es que año con año siguen creciendo el número de personas afectadas y lo más importante la cantidad sustraída;  lo malo es que los bancos no le responden a los clientes porque se abre toda una investigación que demora más de un año, no es restituida ninguna cantidad a favor del cliente, siendo éste el gran perdedor.
 A lo largo de este año hemos visto como algunos bancos como Banamex están reforzando sus medidas de seguridad en las operaciones por banca en línea, lo han hecho pidiendo un doble password; otro caso, Scotiabank Inverlat autoriza con un solo password la consulta de saldos y para realizar pagos, transferencias y operaciones desde la cuenta de banca electrónica solicitan al cliente acudir  personalmente a la sucursal para con previa identificación pedir el alta en las operaciones.
 Adicionalmente, los usuarios bancarios debemos asumir una actitud más precavida, como clientes debemos redoblar la prevención y mi primer consejo es no usar el mismo password para todas las operaciones.
Así es,  se ha identificado una gran vulnerabilidad para este tipo de personas que por razones de simpleza mental, de memorización fácil y de comodidad aplican una sola clave para todo: la  tarjeta de crédito, débito, para el correo electrónico y  la caja de seguridad.
Cuidado, porque esa clave es la llave de su seguridad financiera y de ser violada por los ciberdelincuentes es ponerles todo al alcance. Traten de hacer combinaciones alfanuméricas de sus claves, no tienen que ser tan complicadas.
GALIMATÍAS
 Hace algunos meses el Diario Oficial de la Federación presentó la “Resolución por la que se modifican las disposiciones de carácter general aplicables a las instituciones de crédito, en operaciones de banca electrónica”. Entre las principales características destacan las siguientes:
1) Amplía los mecanismos de seguridad y confidencialidad de la información transmitida, almacenada o procesada a través de medios electrónicos, ópticos y otros sistemas automatizados, a fin de proteger a los clientes bancarios y a las propias instituciones de crédito, y prevenir la realización de operaciones irregulares o ilegales.
2) Establece que los bancos sólo podrán permitir a sus clientes la utilización de medios electrónicos, cuando cuenten con el consentimiento expreso de éstos, otorgado mediante firma autógrafa, debiendo comunicar a sus clientes tanto los riesgos inherentes a la utilización de dichos medios, como recomendaciones pertinentes.
3) Precisa los controles mínimos que deberán implementar los bancos para la realización de operaciones monetarias a través de Internet o por teléfono, en las que además del identificador del usuario y de la clave de acceso o contraseña respectiva, se deberá utilizar un segundo factor de autenticación con información dinámica.
5) Prevé la posibilidad de que los bancos puedan aplicar, bajo su responsabilidad, medidas de prevención, tales como la suspensión de la prestación de los servicios o, en su caso, de la transacción que se pretenda realizar, de conformidad con lo pactado en el contrato respectivo, en el evento de que se cuente con elementos que hagan presumir que la contraseña o clave de acceso no está siendo utilizada por el cliente autorizado.
Al respecto de cualquier anomalía téngalo en consideración: la Condusef pide que cualquier e-mail sospechoso  sea reenviado a: alertasphishing@condusef.gob.mx.
 Para cualquier duda,  le aconsejo que se ponga en contacto con Agentes de la Unidad de Policía Cibernética de la Policía Federal Preventiva, al 01 800 440 3690.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *