Home Arte y Cultura Someten a análisis de la técnica “El nacimiento del fascismo”, obra de David Alfaro Siqueiros
Arte y Cultura - December 5, 2006

Someten a análisis de la técnica “El nacimiento del fascismo”, obra de David Alfaro Siqueiros

'Nacimiento del
Fascismo' primera
versión del polémico
pintor mexicano
 Foto: Colección Sala de Arte
Público Siqueiros

 Ciudad de México.- 5 de Diciembre del 2006.- La controvertida obra "El nacimiento del fascismo", del pintor David Alfaro Siqueiros, se sometió a un análisis de la técnica y los materiales, para ayudar a la discusión de su significado.

El trabajo fue realizado por especialistas del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (IIE-UNAM) y del laboratorio de conservación del Museo de Arte Moderno, de Nueva York.

Los resultados de este análisis se exponen en la Sala de Arte Público Siqueiros en un mapa concebido como un sistema de transporte colectivo, con líneas dedicadas a los diferentes estratos materiales y semánticos de la pintura, así como una cronología y estratificación detallada del origen de "El nacimiento del fascismo".

El análisis fue realizado por las restauradoras Sandra Zeina y Elsa Arroyo, del Laboratorio de Diagnóstico de Obra del IIE-UNAM, quienes recurrieron a fotografías de detalles, técnicas como la microscopía óptica y la estereoscopía, la reflectografía infrarroja y la luz ultravioleta, para identificar las diferentes técnicas que se emplearon en las tres etapas de la obra.

Las investigadoras llegaron a la conclusión de que el material que utilizó Siqueiros era de baja viscocidad.

El autor manipuló la viscosidad de la piroxilina, que contiene nitrato de celulosa, para obtener capas de pintura que al mezclarse sobre la superficie produjeron manchas y texturas accidentales. Luego retocó el conjunto utilizando pinceles, pistola de aire y mascarillas.

"El nacimiento del fascismo", realizada con la técnica de piroxilina aplicada con pistola de aire, es una pieza que muestra en distintos momentos, bajo el mismo soporte, dos versiones del mismo tema. Obra que delató la ideología del artista y a su vez generó controversias.

La obra se produjó en 1936, cuando Siqueiros fue invitado a participar en un congreso de artistas plásticos en contra de la guerra y el fascismo.

El artista instauró un Taller Experimental en Nueva York, donde trabajó en la experimentación con materiales y soportes industriales, aplicados a la propaganda política.

Además de "El nacimiento del fascismo", Siqueiros realizó otras siete obras, dos de ellas (Víctima proletaria de 1933 y Suicidio colectivo de 1936) pertenecen al acervo del Museo de Arte Moderno de Nueva York y fueron analizadas por Anny Aviram y Chris McGlinchey, miembros del equipo del laboratorio de conservación de este museo.

Artistas como Rufino Tamayo y José Clemente Orozco, entre otros miembros más, participaron con Siqueiros en la creación de un concepto conocido como "arte para el pueblo", donde se elaboraban obras temporales (objetos, carteles y fotografías pintadas) para actividades antifascistas y eventos políticos específicos.

El Taller utilizaba materiales como la piroxilina, sustancias como la nitrocelulosa, duco y pigmentos de automóvil, materiales cuyos efectos podían ofrecerle, junto con la brocha de aire, nuevas y mejores formas de expresión plástica y estética.

A los resultados del análisis técnico se añaden reflexiones semióticas sobre la obra y una serie de estudios iconográficos referidos a la imaginería de la ciencia ficción de finales de los 30, planteando un discurso y posibles significados.

Los estudios iconográficos comprenden cubiertas de libros de ciencia ficción, como "Astounding" y "Amazing Stories: Fact and Science Fiction" y revistas donde se publicaban paisajes devastados por las aguas del mar, estatuas de la libertad sepultadas, rascacielos abandonados y ciudades perfectas construidas con tecnologías novedosas.
(Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *