Home Por la Espiral 10 emisoras impulsan al IPC
Por la Espiral - November 28, 2006

10 emisoras impulsan al IPC

POR LA ESPIRAL
   Claudia Luna Palencia

-10 emisoras impulsan al IPC
-Bolsa tiene año increíble
-Ya superó las ganancias del 2005

 En la peor semana para la vida institucional de México, después del acto de presidente popular de Andrés Manuel López Obrador, del lunes 20 de noviembre, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró una de sus mejores semanas en lo que va del 2006, al obtener una ganancia  de 2.47 por ciento.
 Se ha establecido un reto entre los grupos de poder que participan en el mercado bursátil para demostrar la solidez del mercado ante los desafíos constantes de López Obrador y el grupo que lo secunda. Ni siquiera cuando sucedió la larga toma de la avenida Paseo de la Reforma, la bolsa situada en las inmediaciones, enfrentó pérdidas ni caídas, era como si estuviera vacunada a la conflictividad política y sus connotaciones sociales.
 Es increíble lo bien que le ha ido al mercado bursátil en este 2006 cargado de buenas dosis de ingobernabilidad, que en otros tiempos hubieran puesto de cabeza a los mercados financieros, por no decir, fungir de pretexto para la fuga de capitales.
 Primeramente, el año preelectoral del 2005, fue bastante bueno para la actividad bursátil y el 2006, año electoral, está superando en todos los sentidos las ganancias obtenidas en materia de rentabilidad para sus participantes.
 El mercado accionario como termómetro de los eventos políticos mantiene unas apuestas ante el riesgo con una actitud de venta ante situaciones de gran intensidad, como los eventos de 1994 y la incertidumbre a la reacción del establishment ante el cambio en el 2000; mientras que por otro lado reacciona con ganancias impresionantes ante el fraude de 1988, la pre campaña negativa del 2005 y lo oprobioso del proceso electoral reciente. ¿Será que a los participantes bursátiles les gusta avalar los fraudes electorales?.
 Por ejemplo: en el entorno preelectoral en 1987, el mercado bursátil subió 124.35%; en 1988, el año en que se cayó el sistema electoral debido a las pericias de Manuel Bartlet, el IPC logró una ganancia anual de 100.18%; en 1993, año preelectoral, la bolsa creció 47.92%; y en 1994, con todo lo que los alquimistas fraguaron para detener el tránsito democrático convocando al voto del miedo con los asesinatos, primero, del candidato del PRI Luis Donaldo Colosio; sin dejar de mencionar, la aparición del EZLN, el primero de enero de 1994, la bolsa presentó pérdidas de 9.20%; después en 1999, año preelectoral, con Vicente Fox, gobernador de Guanajuato, posicionado como claro precandidato del PAN a la Presidencia, la bolsa subió en el año 80.06%; en el 2000, el mercado accionario absorbió la incertidumbre del cambio, el temor de concluir un régimen político partidista para dar paso a otro le costó a la bolsa una caída anual del 20.73% en términos de rendimientos.
 En el 2006, en lo que va del año hasta el día viernes 24 de noviembre, la bolsa acumula una ganancia de 39.26% ya superó las ganancias del IPC  en 2005 de 37.81% en pesos.
 Al respecto de este desempeño, el Grupo Financiero IXE señala que la tradicional temporada de recomposición de portafolios de fin de año, continúa favoreciendo a la Bolsa Mexicana de Valores.
 ¿Cuáles son las emisoras que apuntalan al IPC? Principalmente son diez a las que detectamos  por concepto de los mayores rendimientos acumulados a lo largo del año hasta el viernes pasado: 1) ICH B con una ganancia de 107.39 por ciento. 2) Amtel con 88.10 por ciento. 3) GFNorte O con 81.51 por ciento. 4) Homex con 66.67 por ciento. 5) ICA con 58.54 por ciento. 6) Penoles con una rentabilidad de 57.65 por ciento. 7) AMX L con 57.23 por ciento. 8) GMexico B con 56.53 por ciento. 9) GCarso  con una ganancia de 49.86 por ciento. 10) Femsa UBD con una ganancia de 49.17 por ciento.
 En la perspectiva del grupo, en esta ocasión, la posibilidad de que una mayor demanda se mantenga se relaciona con: 1) El consenso optimista respecto a la fortaleza económica que seguirán teniendo los mercados emergentes a futuro y la confianza de que México logre incorporarse eventualmente al grupo de los más importantes de esta categoría Brasil, Rusia, India y China (BRIC); y 2) Un mayor interés (demanda) de los inversionistas institucionales locales (Siefores) por el mercado local dado que la mayoría de estos participantes han mantenido exposiciones bursátiles más altas en índices accionarios de otros países.
Recordemos que la semana que inicia será nuevamente “corta”. Los mercados  cerrarán por el evento de cambio de gobierno del primero  de diciembre. No habrá operaciones en los mercados,  por lo que pase, lo que  pase, se atraviesa el fin de semana.
A COLACIÓN
 En relación a los mercados financieros, la semana pasada, las  tasas de interés primarias de Cetes interrumpieron el descenso marginal que venían presentando y registraron esta vez movimientos marginales de alza en los plazos cortos, ubicándose en niveles de 7.04%; 7.16%; y 7.24% en los plazos de 28, 91, y 175 días, respectivamente.
 El tipo de cambio subió 8 centavos en la semana a 11.02 pesos por dólar, no obstante,  que el precio de la mezcla mexicana de petróleo subió 1.4 dólares en la semana y se ubicó en 48.9 dólares por barril al cierre de ésta.
 Esta semana que inicia no se descartan nuevas presiones en el tipo de cambio, en la cotización del peso respecto al dólar y del peso respecto al euro que también ha resentido un jalón en los últimos días.
 En este sentido,  Scotiabank Inverlat señala que en el ámbito interno, los mercados estarán atentos a la evolución del entorno político, especialmente al nombramiento del Gabinete de Seguridad, que incluye los secretarios de Gobernación y Seguridad Pública, así como al titular de la Procuraduría General de la República y a los secretarios de la Defensa Nacional y de la Marina.
 De la misma forma, las expectativas que se generen respecto a la ceremonia de protesta del presidente electo, Felipe Calderón, en el Congreso pudieran resultar relevantes y añadir algo de nerviosismo al desempeño de los mercados.
Por último, vale la pena tener en cuenta que luego de los buenos desempeños observados en los últimos meses en los mercados accionario y de tasas de interés, no sería extraño que algún evento no favorable fuera tomado como un buen pretexto para tomas de utilidades.
 Esta es una semana muy delicada, se entiende que no es únicamente por la vorágine especulativa que pudiera desatarse lo es por la fractura política y social de nuestros tiempos, aunque los empresarios y los inversionista en la bolsa se encarguen de subir al mercado cuando peores noticias tenemos a fin de refrendar su poderío económico por encima de López Obrador o de Oaxaca.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *