Home Por la Espiral La apoteosis bancaria
Por la Espiral - November 27, 2006

La apoteosis bancaria

POR LA ESPIRAL
   Claudia Luna Palencia

-La apoteosis bancaria
-Fox sin más reparos
-Hacienda más licencias

 Si el sexenio del presidente Ernesto Zedillo se caracterizó por la extranjerización del sistema de pagos, el del presidente Vicente Fox  culminó ese proceso en su máxima expresión con el beneplácito concedido por la Secretaría de Hacienda al no poner el  más mínimo reparo a la operación entre particulares para vender a Banamex, y por otro lado,  autorizar el dominio total sobre de Bancomer, las dos instituciones de mayor raigambre en el país.
 El sexenio foxista inició decantado a privilegiar el círculo de empresarios que cerraron filas tras él, en el primer impulso para apostarle “al cambio” y mantener la confianza con sus capitales para permitir que la Presidencia dejara de ser tricolor por una blanquiazul.
 Este cambio de colores, más no de modelo económico, le resultó muy favorecedor a un buen círculo de empresarios, recordemos que en estos últimos seis años Carlos S lim Helú pasó a ser el tercer hombre más rico del mundo.
De esta forma,  así  como comenzó el sexenio, se finaliza de manera apoteósica para la creación de bancos. No hay precedente de un año tan activo para la Secretaría de Hacienda en la concesión de licencias para operar instituciones de crédito.
En total son trece bancos  los que recibieron el visto bueno, tanto de la Secretaría de Hacienda, como del supervisor autorizado en este caso la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).
Con esta docena y “un pilón” más de bancos nuevos, el sistema financiero tendrá una ampliación en el número de instituciones crediticias. En agosto pasado comentábamos en la columna la petición de Wal-Mart por un banco, en ese entonces mencionamos que el reporte trimestral  emitido por la CNBV, a marzo, refería la situación contable de 29 bancos en México.
En el reporte trimestral de junio pasado, la CNBV presentó el estado de 30 instituciones de crédito debido a que la Sofol Compartamos pasó a la categoría de Banco Compartamos, una entidad privada justificada bajo la misión de los microcréditos.
Banco Compartamos, cuyo presidente es José Manuel Canal Hernández  y que dirige Carlos Lobarthe Costas, forma parte de la lista de las 13 instituciones autorizadas este año, por lo que en los meses venideros comenzarán las actividades formales de los demás bancos, llevando al sistema a un total de 42 instituciones de crédito.
La justificación de Hacienda es la de impulsar la competencia, algo más bien útil en determinados nichos dado que la masa ahorradora, la mayoría son clientes de dos instituciones extranjeras: la española BBVA Bancomer y la estadounidense Citibank-Banamex.
A COLACIÓN
De llamada de atención para Hacienda, aunque Francisco Gil Díaz ya se va, con él no salen los equipos base, por eso reiteramos el pendiente sustancial para las autoridades: cuidar por la salud del sistema financiero en México, velando y vigilando desde el origen, la entrada de sus inversionistas participantes, su calidad ética, por principio importante aunque administrar un banco requiere de más adjetivos que le diferencian de otras áreas de negocio  del sistema financiero.
Las autoridades no están para conceder bancos como si fueran changarros cualesquiera, rescatando una de las palabras más usadas por el presidente Fox en sus múltiples discursos en eventos empresariales. No, las autoridades deben vigilar porque no se repita otro descalabro bancario por malos manejos, por doble contabilidad, por operaciones dudosas y off shore, igual por una actitud deleznable, me refiero a los créditos relacionados, es decir, que un banco sea usado de caja grande por la empresa que le da origen. Esto es muy peligroso por todo lo malo que se puede hacer siendo dueño de una institución de crédito que por encima de todo debe sus haberes a sus clientes, sus ahorradores y acreditados.
 Este gobierno a punto de fenecer concedió la primera licencia de operación de un banco, después de la debacle del sistema orquestada desde los albores del sexenio de Zedillo, me refiero a Banco Azteca, en abril del 2002, cuando Grupo Elektra logró el visto bueno de Hacienda.
 Tras  esta petición, el de una cadena dedicada a vender en abonos una serie de aparatos electrodomésticos con un cartera importante de clientes asiduos a las transferencias de dólares, se unieron Wal-Mart, la cadena comercial estadounidense; Coppel, cadena mexicana de tiendas departamentales enfocada a la venta de ropa y muebles también a crédito; Grupo Famsa, empresa regia, orientada a las ventas al menudeo con  más de 300 tiendas distribuidas en México y los Estados  Unidos.
 Con el antecedente de Elektra, Hacienda no podía negarse a la autorización de bancos para Wal-Mart; Bancoppel; y Banco Ahorro (Famsa).
 Finalmente hay que cumplir los compromisos con estos 13 nuevos bancos autorizados: “En el marco de las facultades que le confiere la Ley de Instituciones de Crédito, la Secretaría de Hacienda otorgó su opinión favorable para la constitución y operación de nuevas instituciones de banca múltiple”.
  Las primeras autorizaciones son para: 1) Banco Autofin México, S.A. 2) Barclays Bank México, S.A. 3)  Banco Compartamos, S.A. 4)  Banco Monex, S.A. 5) Banco Ahorro Famsa, S.A. 6) Banco Multiva, S.A. 7)  Banco Regional, S.A. 8) UBS Bank México, S.A.
 A la lista añadimos  las últimas cinco aprobaciones: 1)  Banco Comercial Del Noreste, S.A. 2)  Banco Fácil, S.A. 3)  Bancoppel, S.A. 4)  Banco Wal-Mart de México Adelante, S.A. 5)  Prudential Bank, S.A.
SERPIENTES Y ESCALERAS
 De acuerdo con información de la CNBV, durante la primera mitad del 2006, las instituciones de banca múltiple acumularon utilidades por 29 mil 502 millones de pesos, 17.93% más que en el mismo periodo del año anterior.
De los mismos, 15 mil 884 millones de pesos fueron generados en el segundo trimestre del año, por  crecimientos reales de 6.23% y de 5.10% en los flujos trimestrales del margen financiero y de las comisiones netas, respectivamente. Éstos ayudaron a contrarrestar un aumento de 5.45% en los gastos de administración y promoción, así como un descenso significativo en las utilidades provenientes del resultado por intermediación con respecto al trimestre anterior.
Los resultados del trimestre estuvieron impulsados principalmente por un incremento trimestral real de 4.06% en la cartera de crédito, destacando los créditos al consumo. No  obstante, mientras que los créditos vigentes destinados a este sector aumentaron 10.50%, sus contrapartes vencidas lo hicieron en 30.73%, esencialmente en los montos concentrados en tarjetas de crédito.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *