Home Música “México a capella”, un viaje por los caminos dorados de la música mexicana
Música - November 15, 2006

“México a capella”, un viaje por los caminos dorados de la música mexicana

Una selección exquisita
interpretada magistralmente
 Foto: Internet

Por Darío S. González Moreno
Reportero Azteca 21

Ciudad de México. 15 de noviembre de 2006. El álbum “México a capella” logra conjuntar valores pocas veces unidos en una obra discográfica: voces educadas, repertorio bien selecto y un colorido estuche con motivos artesanales acordes con el tema.

El rosa mexicano sobre el que se posa un reptil policromo de la portada de este disco (Quindecim Recordings, México, 2004) nos lleva festivamente de la mano hacia el mundo de la música popular y folclórica mexicana del siglo que recién ha pasado, pero que aún recordamos y conocemos todos los que nos preciemos de ser mexicanos o de conocer la cultura mexicana.

Al menos tres generaciones continuas de mexicanos o de quienes hayan vivido en este país podrán recordar alguna de las piezas, ya porque la cantaron o porque la escucharon en su infancia o en otra época de su vida; la letra la identificarán de inmediato, sin embargo, las voces que aquí interpretan no serán fácilmente reconocibles aunque, con seguridad, los escuchas terminarán encantados con la limpieza y maestría de la ejecución del ensamble vocal que dirige José Galván.

La razón de lo anterior no está basada en una mera opinión subjetiva, el quinteto Voz en punto, fundado en 1990 por Galván e integrado además por Ramón León, Adriana Avilés, Sonia y Cristina Solórzano, ha sido galardonado nacional e internacionalmente: siendo aún estudiantes de la Escuela Nacional de Música de la UNAM lograron el Segundo Premio del Festival Internacional Coral de Tampere (1991) en Finlandia, poco después obtuvieron el Segundo Lugar del Festival Internacional Coral de los Países Bajos (1995) y, más adelante, el Premio Anual de la Unión Mexicana de Cronistas de Música y Teatro (2001).

Por su parte, “México a capella” figuró entre los discos ganadores de la II Tribuna de la Música Mexicana en la categoría de Folklore (2002), y posteriormente también en la X Tribuna Musical de América Latina y el Caribe debido a lo cual se escogieron algunas piezas de este álbum para pertenecer al acervo del Internacional Council of Music de la UNESCO.

La selección de los títulos que conforman el álbum “México a Capella” abarca distintos géneros que van desde la música infantil representada por dos títulos de nuestro consagrado compositor mexicano Francisco Gabilondo Soler “Cri-Cri” (“Cucurumbé” y “Teté”); la canción folclórica, representada por dos pirecuas (“Male Betulia” y “Jucheti Consuelito”), un son veracruzano (“Tilingolingo”), uno chiapaneco (“Rascapetate”) y “Las chiapanecas”, canción interpretada por la voz de un actor invitado no menos célebre: el marimbista mexicano Zeferino Nandayapa.

Asimismo, tres boleros de autores nacional e internacionalmente reconocidos (“El andariego” de Álvaro Carrillo, “Bésame mucho” de Consuelito Velázquez, y “Te extraño” de Armando Manzanero), tres canciones cuyo tema es México (“En México” de Salvador ‘Chava’ Flores, “Qué bonita es mi tierra” de Rubén Fuentes, y “Como México no hay dos” de Pepe Guízar), además de dos piezas de baile de salón, un mambo y un danzón (“Qué rico mambo” y “Nereidas”) completan este repertorio mexicanísimo que recorre gran parte de la historia musical de nuestro país.

Como puede apreciarse, la selección habla por sí misma, pero no debemos olvidar que la interpretación del quinteto es otra de las razones principales para escuchar estos temas, otra más lo es adentrarse (para quienes aún no lo han hecho) y regocijarse (para quienes ya llevan un camino recorrido en este campo) en el maravilloso mundo de la música coral donde no se ejecuta otro instrumento que el único que desde siempre ha tenido y tendrá el hombre: su voz.

“México a capella” no debe faltar en la colección de todo melómano que guste de la música mexicana tradicional y contemporánea y desee remontarse a sus tiempos de gloria, dejándose conducir por las maravillosas voces de un quinteto orgullosamente hecho en México.

Comentarios a esta nota: dario.gonzalez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *