Home Espectáculos Qué payasos, payasos a contracorriente
Espectáculos - November 13, 2006

Qué payasos, payasos a contracorriente

Beto y Nacho durante una de sus
presentaciones callejeras
Foto: Sitio Oficial

Por Javier Pérez
Reportero Azteca 21

Ciudad de México. 13 de noviembre de 2006. Con tantos años de carrera (ya suman 24) a los Qué Payasos aún les da miedo subirse al escenario. “Como a cualquiera, sea escenario, ring o plaza de toros…”, dice Beto Batuca. “O a pelearse con su señora, a enfrentarse con el hijo adolescente…”, secunda Nacho Mostacho.

Y eso que su actividad es constante. Lo mismo en festivales que en presentaciones especiales (como las que tuvieron el 11 de noviembre en la Universidad Anáhuac del Sur y ayer 12 en el Cenart), ferias o espectáculos programados (como su Pastorrola del próximo diciembre en el Teatro Helénico o sus conciertos veraniegos en el mismo foro).

Lo importante, coinciden todos los miembros del autollamado “único sexteto con dos integrantes”, es que a partir de ese miedo, y pese a todo, surja la magia con el público.

Batuca (B): Es algo muy padre, mágico, por eso estamos aquí…
Mostacho (M): Y por dinero (risas), porque vivimos muy bien de esto –mientras muestra una gastada calcetota.
B: Nunca ha sido interrumpida la interacción con la gente, porque si no se da, no hay espectáculo. Debe hacerse siempre.
M: Es como un baño sin papel higiénico, un jardín sin flores, un equipo de futbol sin Cuauhtémoc…

-¿Y el contenido social?, se les interrumpe de sopetón.
M: Va implícito.
B: Sí, es por naturaleza. Pero nosotros nunca hemos creado un partido político ni hemos sido de izquierda o derecha…
M: Ni hemos tratado de serlo.
B. Nos sigue costando trabajo ser transparentes. Muchas veces ser transparentes y directos es contracorriente. Qué Payasos de manera directa lo expone. No creemos que tengamos una intención…
M: Prefabricada…
B: Para decir: “Ahora vamos a hacer una canción con sentido social”. No nos saldría.

-Ser al mismo tiempo roqueros y payasos, ¿qué les permite hacer con o ante el público que no podrían hacer si fueran sólo uno u otro?
M: Fíjate que ser payaso te recubre de una energía que no te pertenece y te deja hacer todo, desde cantar ópera hasta que se te salgan los gallos en las canciones y no hay problema. Tú eres el payaso.
B: Paralelamente al rocanrol está el payaso. Éste es, desde siempre, el personaje universal que no es reconocido ante la sociedad; al contrario, se le desprecia, más en México, donde aún es una tragedia el asunto de ensamblar al payaso con el mundo.
M: Además de que aquí están muy marginados.

-Pero ustedes se dirigen a todo público (su eslogan web es: “¿Quién ha dicho que los payasos sólo son para niños?”). ¿Qué les gusta de eso?
M: Platicando con un señor, le decía que uno nunca deja de ser niño, lo que pasa es que lo vas escondiendo a través de los años, y cada vez te da más pena sacarlo. Lo maravilloso que podemos hacer nosotros es sacarlo de ahí. Pero es una capacidad que todo mundo tiene y que debería utilizar más. Es maravilloso pararse enfrente de todos y  ver que cada uno cuenta, de forma propia, con luz individual.

-¿Cómo preparan sus espectáculos?
B: Somos un ensamble y cada vez más en esta época, para eso es el sexo ahora, un ensamble de seres que entre mejor hagan su trabajo va a resultar en magia. Por supuesto que muchas veces puede llevar toda la vida o un instante o nada, sólo se dan las condiciones. Si nos divierte a nosotros, ya es un gol, vamos a divertirnos y le va a funcionar a todos los demás. Es así.
M: Cuando vemos que es en un teatro,  o que vamos a hacer una temporada y  vamos a estar varios meses en un teatro, preparamos y escribimos algo, lo ensayamos y presentamos. Cuando son conciertos, ya tenemos payasadas y canciones armadas. Lo vamos haciendo según el público, creo que a eso se refería mi compadre con lo de un ensamble; lo movemos de acuerdo con la reacción de la gente.

-Y sin pregunta de por medio, se sueltan.
M: Quiero decirles a los padres de familia que no se agandallen con los niños.
B. Y a los niños que no se agandallen con los padres, porque son bien pasados de lanza.
M: Pero es que luego los papás dicen “porque te lo mando”. Respeto de uno y otro.
B: Creo que lo que menos hay en esta época es eso: la gente no respeta la integridad de los demás. Formamos niños capaces e incapaces, pero no íntegros. Y es por eso que hay tanto político, tanto ratero y tanto asesino suelto por las calles, haciendo lo que se les pega la gana.
M: Desde que se despierten, niñitos, bien pizpiretos, no se despierten con pasguatez.
B: Eso se lo tiro a los adultos. Es un contagio. Los niños se forman con hábitos.

Los Qué Payasos se presentarán en las siguientes fechas de noviembre en la ciudad de México: 18: Explanada de la delegación Magdalena Contreras (12:00), 19: Plaza de la Música del Cenart (18:00), 25: Plaza Torres Lindavista (15:00), 26: Deportivo Chapultepec (13:00). Todos, entrada libre. Además, el 16 y 17 de diciembre presentarán su Pastorrola (13:00) en el Teatro Helénico (boletos en Ticket Master).

Comentarios a esta nota: javier.perez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *