Home Por la Espiral El recorte llegó de sorpresa
Por la Espiral - November 8, 2006

El recorte llegó de sorpresa

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-El recorte llegó de sorpresa
-Estados presupuestos acotados
-Prepararse para el 2007

 Y al final el Gobierno Federal soltó un recorte a los recursos de los estados  por 4 mil 922 millones de pesos, a todas luces innecesario y en una muy mala época del año para los presupuestos de las entidades dado que las administraciones locales se alistan para cerrar contratos, cubrir adeudos con proveedores y enfrentar gasto corriente, dentro del cual el próximo pago de aguinaldos en el mes de diciembre.
 Del petróleo, por los recursos extraordinarios que ingresaron a las arcas federales en escalada desde mediados del 2003, las administraciones de los gobiernos estatales recibieron muchas promesas del Gobierno Federal de repartición de recursos, de “alivio financiero”, que no llegaron ni con la celeridad, ni con lo cuantía prometida.
Ahora, al borde del cierre, el  gobierno del presidente Vicente Fox tiene que “cuadrar” cifras por el relevo en puerta, por ende,  echa mano de todo cuanto tiene enfrente para realizar el ajuste, y en éste se lleva por delante a las partidas estatales.
 Es cerrar el círculo de muchas promesas, poca eficacia y visión. De mal en peor, el pésame para los obras públicas de serranías, comunidades y municipios que deberán aguardar a las prioridades del gobierno de Felipe Calderón y los altibajos del petróleo.
 Al respecto, Estudios Económicos del Grupo Financiero Banamex, añade que los precios del petróleo han disminuido 20 dólares por barril (dpb) en el transcurso de tres meses.  Entre las advertencias a considerar tenemos desde revisiones a la baja de la demanda, mayor holgura de la oferta y de la capacidad sobrante de la OPEP para el próximo año, así como mayores stocks de crudo y producto terminado.
Mientras tanto hay que lucir la macroeconomía: al  cierre del tercer trimestre del año las finanzas públicas registraron un superávit público de 139 mil millones de pesos, un crecimiento real anual de 32.4 por ciento.
Los ingresos del sector público, en el acumulado, aumentaron anualmente en términos reales 14%, lo que se explica por un avance de 15% en los ingresos petroleros y de 15.4% en los no petroleros.
Los mayores crecimientos en los ingresos no petroleros se observaron en los impuestos a las importaciones, IVA e ISR, que se expandieron 17.9%, 16.9% y 15.6%, respectivamente.
Finalmente, al concluir el tercer trimestre, el saldo de la deuda pública del Gobierno Federal fue de 1.76 billones de pesos con la  siguiente  estructura: 74.5% es deuda interna y 25.5% es deuda externa.
Como porcentaje del PIB, la deuda total del Gobierno Federal es 19.3% (14.4% deuda interna y 4.9% deuda externa), cifra inferior en 0.3 puntos porcentuales a la observada al cierre del año pasado.
 Por su parte, la deuda total del sector público (Gobierno Federal, organismos y empresas paraestatales y la banca de desarrollo) representó el 21.1% del PIB, 0.6 puntos porcentuales por debajo del cierre del 2005.
SERPIENTES Y ESCALERAS
 Los pronósticos de crecimiento se reajustan en el ámbito regional y desde luego sucede internamente  para México.
 Del crecimiento regional, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima un PIB promedio de 4.25% para el conjunto de las economías de América Latina y el Caribe para el 2007.
 El año entrante se espera una moderación en la expansión mundial, un  retroceso probable de los precios de los productos básicos y también la maduración de la recuperación en algunas economías regionales.
 Por su parte, el  Banco Mundial (BM) tiene un lado más optimista al prever que la región crecerá 4.5% en 2007.
 En los últimos tres años, el PIB de la región promedió un 5 por ciento. No obstante sigue siendo insuficiente para mejorar los niveles de ingreso per cápita de los latinoamericanos.
 A todo esto, con un escenario macroeconómico mucho mejor en comparación con el de hace diez o veinte años, América Latina tiene una liquidez de recursos que en algunos países contribuye a la acumulación consistente de reservas en los bancos centrales y en revaluar las monedas locales frente al dólar.
 De entrada parecería una condición bastante sólida para atraer recursos internacionales, con la salvedad de que el espectro de la región inestable  no permite todavía provocar  todo el clima de confianza: por Bolivia, Venezuela, Argentina, Brasil, Colombia, y México que no desmerece en este sentido con el cúmulo de noticias negativas que salen del país en los últimos meses. Los bombazos de grupos guerrilleros difundidos por Internet tendrán su repercusión.
A COLACIÓN
 A todo esto: ¿Cómo va la economía mexicana? De acuerdo con Scotiabank Inverlat, el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) aumentó 4.3% en agosto a tasa anual, validando la expectativa del mercado.
Según el análisis proporcionado, el  avance del IGAE derivó de aumentos en dos de los tres grandes sectores de la actividad económica: los servicios se expandieron 4.4% y la industria lo hizo en 5.8%; en contraste, el sector agropecuario se contrajo 4.9 por ciento.
Con relación al mes anterior, el IGAE se mantuvo sin cambio, después de cinco meses de avances consecutivos.
El sector industrial continuó con la fortaleza que lo ha caracterizado en los últimos meses, al avanzar anualmente en términos reales 5.8% (manufacturas 5.6%, construcción 7.3%, electricidad 7.2% y minería 1.4%), con lo que registra un crecimiento en el acumulado del año de 5.6 por ciento.
 En su comparación mensual, la industria prácticamente siguió sin cambio.
Para Scotiabank Inverlat, a pesar de una lectura por debajo del crecimiento, en los últimos tres meses, los servicios presentaron un buen dato al avanzar 4.4%, con lo que en el acumulado del año consiguieron una expansión de 5.3 por ciento.
En contraparte, el sector agropecuario enfrentó una contracción de 4.9% a tasa anual.
Las tasas de crecimiento anual y mensual del IGAE resultaron nuevamente inferiores a la del mes previo, lo que nos indica que si bien se mantiene la fortaleza de la economía, continúa el proceso de moderación (gradual y ordenado), después de la expansión del primer semestre.
En términos generales, el comportamiento de la actividad económica en agosto es positivo, lo que nos anticipa un escenario favorable para los meses siguientes.
Scotiabank Inverlat considera que el crecimiento del PIB en 2006 pudiera ser de 4.5%, o incluso ligeramente superior, lo que representa un dinamismo mayor al 4.3 por ciento.
Todavía es algo que está en veremos dado que no son buena las noticias que vienen del sector agropecuario.
Agradezco sus comentarios a:claulunpalencia@yahoo.com

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *