Home Música Entrevista acerca de las andanzas y los triunfos de Miguel Aceves Mejía en Argentina
Música - November 6, 2006

Entrevista acerca de las andanzas y los triunfos de Miguel Aceves Mejía en Argentina

Aceves Mejía y Libertad Lamar
que cantan a dúo Cuatro
Copas, una ranchera de
antologías o lo para
conocedores 
Foto: Internet

Ciudad de México.- 6 de Noviembre del 2006.- Un día estaba yo cantando en el mejor cabaret de Buenos Aires, se llamaba el “Embassy”, y llega un señor ahí, que era el Ministro de Educación… no sé qué cosa. Para esto, iban a conmemorar en uno de los mejores teatros de ópera que hay en el mundo y que está en Buenos Aires, un evento donde el presidente quería invitar a todos los artistas extranjeros que estaban en ese momento en Argentina. Puros artistas extranjeros, no participaba nadie en esa fecha, que fuera argentino y había muchos extranjeros. Siempre Argentina fue una meta, se ganaba mucho dinero e iban artistas de todo el mundo. Y me dijo el ministro que llegó ahí conmigo:

 

"Que si quiere usted participar en la función que se va a hacer en el Teatro Colón…"

 

! Sí cómo no! y con todo y mi mariachi, le dije, porque yo fui el primero que llevó el mariachi a todo Sudamérica, no lo habían dado a conocer… No sabían lo que era mariachi. Bueno total que me dejaron a mí al final, porque el mariachi era una sensación; Yo ponía al mariachi a abrir con “La Negra”, luego salía yo cantando, y cerraba con “Ruega Por Nosotros”. Resulta, ya es el destino, que acababa de morir Evita Perón, la esposa de presidente de la República Argentina, Juan Domingo Perón, él estaba en el palco con sus ministros, y fue cuando yo cante “Ruega Por Nosotros”. Cuando terminé de cantar, hubo un aplauso bárbaro, en el teatro se paró toda la gente y eso, porque se acababa de morir Evita, y yo me hincaba cuando decía (cantaba):

 

Señor, eterno Dios

Ante tu altar,

Estoy aquí de hinojos

Ella se fue

Y yo quiero morirme

Perdónanos señor…

Y ruega por nosotros

 

Me platicaron después que estaba llorando el presidente, cuando yo estaba cantando esa canción. El presidente me mandó llamar, y fui el único artista al que mando llamar, ya me hice muy amigo de él; nos invitó a desayunar con mi representante, que si quería ir con todo el mariachi a la casa Rosada, dije… No, pues yo voy solo, y a las siete de la mañana estaba una limosina por mí en el hotel en el que estaba. Desayuné con él, y me dice:

 

"Desde hoy, usted va a comer conmigo, invite a los muchachos todos los días, a Olivos…"

 

"Como estuve tres meses en Buenos Aires, fue en donde más estuve, nos hicimos muy amigos, por eso le digo que “Ruega Por Nosotros” me abrió las puertas. Esta canción hizo, que fuera yo, íntimo amigo de Juan Domingo Perón.

 

Del mariachi tengo tantas cosas.

 

Todos los del mariachi fueron grandes amigos míos… La becerera, Rubén, El grullo (o el grosello, pero nosotros le decíamos el grullo), Arturo, El cuerno (así le decíamos a Miguel Martínez, el primer trompetista). Todos… a Mario (Santiago), yo lo traje de Chihuahua, porque no tenían trompeta; se había salido Miguel.

 

Yo había conocido a Mario en Chihuahua, porque fue con un "mariachito", iba tocando trompeta, tocaba muy bonito, entonces Silvestre (Vargas) estaba desesperado porque se le fue Miguel, que le decíamos "el cuerno", y me decía Silvestre:

 

"!Hey Miguel! No hallo qué hacer, no encuentro trompeta, y no hay trompetas buenas…"

 

Le dije, yo te voy a traer uno… Le hablé a mi hermano, que estaba en Chihuahua y le dije: "Búscate a Mario, y le compras un boleto de avión para que se venga, y dile que viene a tocar con el mariachi Vargas."

 

Siempre me decía Silvestre: "Te debo ese pasaje"

 

"Si… me lo debes, pero nunca me lo vas a pagar, cabrón, le decía yo"

 

Entonces llega Mario, tocando trompeta. Pero a los pocos días, no, como al mes, se lastimó la boca. Entonces agarró el violín, y así fue. Del mariachi tengo tantas cosas. El día que no haya mariachi en México, ya no existirá la canción ranchera… Es que no existe México. La canción ranchera es la que le dio nombre a México en todo el mundo, no nos hagamos tontos. Hoy en día, lo único que no me gusta es el bolero ranchero, con acompañamiento de mariachi, es un bolero vulgar y silvestre, acompañado con mariachi… No existe el bolero ranchero… Y yo he hecho una frase, yo siempre dije que: "El bolero ranchero… es el recurso de los mediocres". Los que no pueden cantar ranchero, los que no pueden hacer falsete, recurren al bolero, con mariachi, y dicen que es canción ranchera mexicana. Que eso es bolero ranchero.

 

Cuando yo grabé, los músicos del mariachi no sabían una nota de música. Y Rubén Fuentes, que es el creador del mariachi sinfónico; él, desde que Mariano Rivera Conde le dijo: "Trae dos flautas, y trae ocho violines del conservatorio, para que se unan con el Mariachi Vargas…". El fue el creador del mariachi sinfónico, yo saqué también, el mariachi sinfónico a todo el mundo. Porque el "tun-tata", tun-tata" ya no existía, conmigo ya no existió esto, no. Cuando yo era niño, en mi tierra Chihuahua, llegaban dos o tres mariachis (mariacheros), una vihuela, un guitarrón y una guitarra; cantando en las calles, con las letras de las canciones que cantaban, y la vendían a diez centavos. Cantando en las calles… Y yo los seguía por todas las calles de Chihuahua. Pues me encantó, sobre todo el sonido de guitarrón, el sonido de la vihuela…!Se me hacía tan bonito!, !tan raro!

 

El mariachi es el alma de México, y la música folclórica, ranchera mexicana, también. (Fuente: Revista El Mariachi Suena)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *