Home Por la Espiral Energía, la visión unilateral
Por la Espiral - October 26, 2006

Energía, la visión unilateral

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Energía, la visión unilateral
-Privan diferencias e intereses
-Cordón umbilical con PEMEX

 

 La presencia de legisladores mexicanos en Ottawa, Canadá para discutir y analizar una serie de temas comunes en el marco de la 14 Reunión Interparlamentaria Canadá-México evidenció, de nueva cuenta, la visión encontrada entre los legisladores mexicanos de distintos partidos al respecto de la agenda energética, una actitud preocupante por el desgaste de los últimos sexenios en la discusión de la rectoría del Estado en el petróleo.
 Si atendemos a la política como el arte de dialogar, lograr pactos y acuerdos, entonces, ¿qué clase de legislativo hemos construido de forma recurrente que llevamos 18 años discutiendo cómo darle rentabilidad al sector energético?
 La sola apropiación del  Estado dueño de los recursos energéticos no  es condición necesaria, ni suficiente, para garantizar el futuro energético del país. Llevamos mucho tiempo empantanados mezclando sentimientos nacionalistas, y básicamente partidistas en busca de cuotas de poder político acerca de quién debe ser el dueño del balón cómo si la sola posesión resolviera per se todos los problemas derivados de la concatenación de las cadenas de  la industria energética: la exploración, explotación, producción, refinamiento, procesamiento, unión con otras subindustrias, la rentabilidad del sector, la productividad, capacidad de producción interna, externa, recambio de tecnologías, producción con criterios de sustentabilidad.
Hemos perdido todo el contexto global del tema energético ligado al insumo del petróleo con visiones unilaterales, obtusas, e irrazonablemente partidistas, negando toda posibilidad de buscar canales de consenso. ¿Qué futuro nos aguarda a los mexicanos en el sexenio a punto de estrenarse, con esta nueva legislatura apuntando al choque de intereses privados y de cotos de poder?
 Estos días volvió a suceder otra vez, la demostración de visiones cerradas, aconteció ante legisladores canadienses, quienes primero escucharon de boca de algunos diputados (panistas) la impronta por la apertura energética en el próximo gobierno de Felipe Calderón (el presidente electo estará por cierto de visita en Ottawa el día de hoy). Horas después, otros diputados (perredistas, varios priístas y petistas) desdijeron que México esté primero, preparado para la apertura; y segundo, que exista plena intención por hacerla y aprobarla. ¿Qué no pueden ponerse de acuerdo siendo  representantes de un grupo legislativo variopinto que acude a otro país a discutir puntos bilaterales, sin entrar en desdices y contradicciones que no hacen otra cosa más que ventilar la ausencia del diálogo interno?
 En general, el sector energético y en particular el petróleo no pueden aguantar otros seis años más de incertidumbre, ni siquiera para garantizar el abasto energético interno uno de los más cruciales puntos que a todos, absolutamente a todos los mexicanos, debe motivarnos a exigir una definición y una acción, o es qué de verdad, queremos volvernos importadores de petróleo en este siglo.
A COLACIÓN
 De acuerdo con información oficial de Pemex, durante el segundo trimestre del 2006, la producción de crudo promedió tres millones 329 mil barriles diarios, un  2.8% menor al promedio alcanzado durante el segundo trimestre del 2005 que fue de tres millones  425 mil barriles diarios.
 Asimismo es importante notar que durante el  último mes, los precios del petróleo han venido descendiendo, más del 30% de los ingresos del Gobierno Federal son resultado de los ingresos petroleros. Por otra parte, las exportaciones petroleras representan un poco menos del 20% de las exportaciones totales, por lo que aún son fuente importante de divisas.
 No obstante el descenso del último mes, el nivel  actual del precio de la mezcla mexicana todavía se encuentra  muy por arriba de lo presupuestado.
 Al respecto, Ixe Grupo Financiero recuerda que este año entró en vigor la Ley Federal del Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria que pretende restar las incertidumbres en el proceso de aprobación del paquete económico hacia finales del año.
 Igual la paraestatal petrolera tiene un nuevo régimen fiscal, el esquema aprobado para Pemex Exploración y Producción se compone básicamente por el Derecho Ordinario sobre Hidrocarburos (DOH) que establece una tasa a la diferencia entre los ingresos y deducciones, y el Derecho Sobre Hidrocarburos para el Fondo de Estabilización, que contempla una tasa aplicable a todo el valor de la producción de crudo, cuando el precio de la mezcla rebase los 22 dólares.
 Es un avance pequeño dentro de la gran complejidad de la paraestatal que por favorecer a las arcas públicas, entre otros factores de incidencia negativa, PEMEX se ha descapitalizado y no cuenta con recursos propios para financiar sus proyectos de expansión.
 Por ejemplo, el monto de impuestos, derechos y aprovechamientos pagados aumentó 3% a  145 mil 400 millones de pesos en el segundo trimestre del 2006, es decir, 12 mil 900 millones de dólares.  Como proporción de las ventas totales, el monto de impuestos, derechos y aprovechamientos representó el 52% y el 62% en 2006 y 2005, respectivamente.
  Durante 2005 el pago de impuestos, derechos y aprovechamientos de Petróleos  Mexicanos y sus Organismos Subsidiarios fue equivalente al 60.8% de sus ventas totales.
A partir del primero de enero del 2006, el esquema de contribuciones de Pemex Exploración y Producción queda contemplado en la Ley Federal de Derechos y el esquema fiscal del resto de los Organismos Subsidiarios continúa establecido en la Ley de Ingresos de la Federación.
Como mencioné, el principal derecho que paga Pemex Exploración y Producción en el nuevo régimen fiscal es el Derecho Ordinario sobre Hidrocarburos (DOH), es una diferencia del régimen anterior, en el cual la base gravable eran las ventas totales, ahora la base gravable es un quasi rendimiento de operación.
En adición al DOH, los otros derechos que paga Pemex Exploración y Producción son: 1) Derecho para el fondo de investigación científica y tecnológica en materia de energía. 2)  Derecho para la fiscalización petrolera. 3)  Derecho sobre hidrocarburos para el fondo de estabilización. 4) Derecho extraordinario sobre la exportación de petróleo crudo. 5)  Derecho adicional por baja extracción de petróleo crudo. 6) Aprovechamiento sobre rendimientos excedentes.
Se trata de un primer pasito, tras varios sexenios desperdigados sin avanzar en nada en materia energética. En fin, que hacemos un llamado a los pactos y los consensos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *