Home Por la Espiral La Secretaría del Migrante
Por la Espiral - October 22, 2006

La Secretaría del Migrante

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia
 

-La Secretaría del Migrante
-No porfiarse del caudal
-El acelerador tendrá freno

 México y las remesas. Las remesas y México. El orden de los factores no altera el resultado: México seguirá captando, en primer nivel de importancia, cuantiosos flujos de remesas en la región de América Latina, es el polo receptor y lo será en el mediano plazo pese a la persecución migratoria en Estados Unidos.
 El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) refrenda la consolidación de México como principal receptor de remesas; lo avizora el  Fondo Multilateral de Inversiones adscrito al mismo organismo con pronósticos a tomar en cuenta: “El potencial para México y América Latina es de 500 mil millones de dólares en saldos acumulados por remesas antes del año 2010”.
 La migración tiende a consolidarse en  factor de prioritaria atención en las políticas públicas llamadas a una metamorfosis para atender un fenómeno muy distinto (al menos focalizándonos en la particularidad de México) al de la etapa de los programas temporales de empleo que proveyeron de mano de obra mexicana al campo estadounidense, sucedió coyunturalmente en la primera y segunda guerra mundial; y  básicamente en la etapa posterior a la finalización de la segunda guerra mundial.
 En Estados Unidos, la necesidad de suplir con mano de obra extranjera los campos abandonados por los hombres reclutados en el ejército contó, en su momento, con la presencia mexicana.
Décadas después, en condiciones distintas, el impulso del fenómeno migratorio responde a distintos factores a nivel global,  para México en esencia son dos los conjugados para fungir de motor de “expulsión voluntaria” hacia Estados Unidos: la correlación pobreza-bajo ingreso-empleo temporal; segundo, la influencia del TLCAN y el libre comercio, un imán de atracción maniobrando para que uno de los factores de la producción busque de manera natural un cauce para aprovechar todas las supuestas bondades prometidas por el mercado sin trabas.
A COLACIÓN
 La migración no tiene un solo rostro, es heterogénea, responde a la intensidad de la combinación de factores locales, hasta el  momento hemos conocido únicamente el lado masculino de la migración, los campos aptos para el cultivo se abandonan a la vera de su suerte, en las comunidades rurales predominan las mujeres, niños y ancianos, los hombres en edad productiva trabajan en alguna obra de construcción en Estados Unidos, en algún restaurante, tienda departamental, de servicios, o en las boyantes parcelas americanas.
 De cualquier forma tampoco  puede ocultarse que cada día transcurrido el rostro de la migración va adquiriendo un cariz femenino, en creciente amenaza para la familia,  célula básica de la sociedad.
 Así es que el aliciente de migrar continuará jalando con fuerza, con muro o sin muro, con Bush o sin él.
 Pero, ¿qué lecciones tempranas podemos inferir de la migración? Al responder a motivaciones heterogéneas con resultados heterogéneos requiere una comprensión, atención y acción combinada de líneas de orientación, asistencia, protección, capacitación e impulso.
 En resumen parece fácil, no lo es si falta visión para instrumentar políticas públicas, la fenomenología es de tal intensidad que retomo la propuesta de Carlos Monsiváis, a favor de crear la Secretaría del Migrante, los encargos están justificados para aglutinar esfuerzos relacionados con la identificación de causas y efectos; canalizar las demandas a las rutas adecuadas y al mismo tiempo emerger el cauce institucional para la protección del migrante dentro y fuera del territorio nacional.
 En las líneas de asistencia y protección, la combinación debe partir de atender al migrante en los asuntos relacionados con su estatus  legal fuera de México, el resguardo jurídico es sustancial para evitar las tropelías a los derechos humanos acontecidas en la franja fronteriza, dentro de la Unión Americana y subrayo, dentro del propio territorio mexicano. Por desgracia el migrante es una víctima de ambos sistemas.
 La Secretaría del Migrante igual puede participar en enlazar a otras secretarías, la  de Marina, Defensa,  Gobernación e incluso Hacienda en la parte de las garitas y aduanas para reafirmar que México quiere y requiere de una frontera segura con Estados Unidos. Debemos ser los propios mexicanos los más interesados en tener una frontera segura, tanto al norte del  territorio, como al sur. Lo es por necesidad debido al terrorismo, a la proliferación del narcotráfico, la filtración de armamento ilegal, y el predominio de las llamadas bandas de “coyoteros” y “polleros” que anidaron una red de corrupción en  la frontera.
GALIMATÍAS
 La capacitación y el impulso son, desde mi perspectiva,  dos cualidades para el tratamiento de la migración en la parte económica más tangible: las remesas.
 Si bien no hay un solo estado exento de recibir remesas, la concentración  es más severa en diez entidades, de acuerdo a lo reflejado en documentos del Banco de México relacionados con la Balanza de Pagos: de enero a junio del 2006 los diez estados principales receptores de remesas son: 1) Michoacán con mil 257.5 millones de dólares. 2) Jalisco con 991.8 millones de dólares. 3) Guanajuato con 980.9 millones de dólares. 4) Estado de México con 966.5 millones de dólares. 5) Distrito Federal con 822.2 millones de dólares. 6) Veracruz con 692.9 millones de dólares. 7)  Puebla con 665.7 millones de dólares. 8) Oaxaca con 585.3 millones de dólares. 9) Guerrero  con 572.1 millones de dólares. 10)  Hidalgo con 415.3 millones de dólares.
 Me parece que son estas diez entidades donde la capacitación y el impulso deben orientar  a las familias receptoras a usar los  dólares recibidos no al consumo de bienes, una actitud generalizada entendible en parte porque son familias carentes de muchos bienes como un refrigerador o una lavadora; no obstante, lo perentorio no es privilegiar los dólares para el consumo es hacerlo para detonar microempresas familiares y para formar patrimonio. La gente requiere orientación, esquemas, confiar en alguien que le ayude a ahorrar-invertir-desarrollar el know how de la microempresa.
 Si como apuntan los organismos internacionales, no solamente el BID, lo hace igualmente el Banco Mundial, seguirá creciendo en el mediano plazo el afluente de remesas en América Latina, principalmente en México, entonces con visión debemos pedir no un programa aleatorio o circunstancial, toda una dependencia para atender al migrante y a su familia y enseñarles seriamente a pasar de abonados de Elektra a elaborar una cadena de valor para tener una   microempresa.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *