Home Espectáculos “The Szeged Contemporary Ballet”, una vertiginosa visión de la danza
Espectáculos - October 16, 2006

“The Szeged Contemporary Ballet”, una vertiginosa visión de la danza

El escenario fue tomado
 por este grupo húngaro
 para deslizarse vigorosamente
por todo el espacio
 Foto: Gregorio Martínez M./
Azteca 21

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad Victoria, Tamaulipas. 15 de octubre de 2006. Anoche, The Szeged Contemporary Ballet Company de Hungría dio una muestra de su concepto de la danza contemporánea al presentar una coreografía –los créditos no fueron consignados en el programa de mano– con la música de “Carmina Burana” y movimientos vigorosos y llenos de un sentido plástico en el Teatro Amalia González de Castillo Ledón, del Centro Cultural Tamaulipas.

Con base en un eficiente trabajo coreográfico colectivo, donde únicamente de pronto destacaban una pareja o varias parejas de bailarines del resto de la compañía, Szeged Ballet mostró un dominio pleno del escenario para realizar ante los ojos de los espectadores un ejercicio enérgico que busca reinterpretar el sentido amoroso de la existencia, el goce sensual enfrentado a los obstáculos que opone la vida moderna, la sociedad.

El escenario fue tomado por este grupo húngaro para deslizarse vigorosamente por todo el espacio, los bailarines se desplazaban de un extremo a otro, realizaban piruetas, acrobacias, formaban cuadros con un propósito dramático y estético, todo permeado con un espíritu vital acorde con la música de origen medieval.

En el grupo destaca la elevada altura de varios de sus integrantes masculinos, quienes realizaban sus movimientos con una intención estética determinada, sus brazos y sus piernas fueron trazando en el aire escenas y momentos de alto contenido estético y dramático. Esto lo subrayo porque no sólo resultaba evidente, sino que contribuía a darle intensidad dramática a su coreografía. Además, el dominio técnico y el entusiasmo desplegado le dieron a su presentación un toque lúdico e imaginativo, no exento de una poética, que el público supo apreciar y recompensar al final de la función con sus aplausos.

En el desarrollo de la coreografía hubo un momento en que una pareja de bailarines se quedaron solos en el escenario, apoyados sólo por la adecuada iluminación, y lograron establecer una original reinterpretación del sempiterno momento erótico a base más de actitudes y movimientos que de hechos explícitos.

Así, Szeged Ballet de Hungría mostró una adecuada simbiosis entre danza contemporánea, circo y danza-teatro, que hizo de su presentación en el Festival Internacional Tamaulipas una vertiginosa explosión de música, poesía y movimientos en alabanza de la sensualidad y de la plenitud amorosa.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *