Home Buenas Noticias Canonización de Rafael Guízar y Valencia es motivo de alegría para los católicos de América
Buenas Noticias - October 14, 2006

Canonización de Rafael Guízar y Valencia es motivo de alegría para los católicos de América

Rafael Guízar y Valencia
será canonizado
en el Vaticano
Foto: Internet

Guatemala.- 13 de Octubre de 2006.- La canonización el próximo domingo del sacerdote mexicano Rafael Guízar y Valencia “es motivo de alegría para los católicos de América”, afirmó hoy el secretario ejecutivo de la Conferencia Episcopal Guatemalteca (CEG), Gonzalo de Villa.

“Se trata de un hecho memorable no sólo para los mexicanos, sino para la Iglesia católica del continente”, señaló en entrevista a la Agencia Mexicana de Noticias el prelado guatemalteco. Indicó que el cardenal de Guatemala, Rodolfo Quezada Toruño, viajó el jueves a El Vaticano para estar presente en la ceremonia que se llevará a cabo el próximo domingo en la Plaza de San Pedro.

De Villa manifestó que el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Guatemala, Gustavo Mendoza, acompañará al cardenal Quezada Toruño en la ceremonia en la que el Papa Benedicto XVI declarará santo a Guízar y Valencia (1878-1938).

“Los santos siempre son bienvenidos, pero en especial cuando proceden de nuestra región porque son testimonio de un trabajo pastoral cumplido en beneficio de poblaciones de nuestras tierras”, estimó. Aseveró que también es significativo que el sacerdote será el primer obispo latinoamericano elevado a los altares.

El jerarca católico guatemalteco consideró que contar con un nuevo santo “tan próximo a los latinoamericanos”, contribuirá a “fortalecer la fe católica, lo mismo que la labor pastoral en la región”.

Destacó que la CEG, presidida por el obispo de San Marcos -departamento fronterizo con México-, Alvaro Ramazzinni, emitiría una declaración de “beneplácito y regocijo” de los católicos guatemaltecos por la canonización de Guízar y Valencia. El cura, quien nació en 1878 y murió en 1938, fue obispo de Xalapa, capital del estado mexicano de Veracruz.

El vicepostulador de la causa de canonización del obispo de Xalapa, Rafael González Hernández, precisó que el proceso inició en 1951, un año después de que sus restos fueron exhumados del panteón antiguo de Xalapa para trasladarlos a una cripta de la catedral.

Con asombro, los fieles constataron que tras 12 años de haber sido sepultado, el cuerpo permanecía incorrupto.

González Hernández aclaró que la incorrupción no es causa para canonizar o beatificar a nadie, sin embargo, ese hecho insólito fue el detonante para iniciar el proceso que culminará este domingo.

Desde entonces se cumplió el estricto y complicado trabajo de demostrar su santidad con base en un proceso de escritos, de no culto, de virtudes heroicas y dos procesos acerca de dos milagros, uno para la beatificación y otro para la canonización.

En 55 años de trabajo, lo más difícil fue la presentación de los milagros para la beatificación y canonización del obispo veracruzano. Los milagros “se consideran como la firma de Dios para decirnos a los humanos que monseñor Guízar y Valencia goza de la patria eterna e intercede por nosotros”, indicó González Hernández. Los milagros para su canonización fueron el nacimiento de un niño concebido y gestado por una mujer genéticamente estéril -que padece el Síndrome de Dubowitz (matriz infantil y sin menstruar)-.

De acuerdo con la investigación y presentación de los resultados, gracias a los rezos por la intercesión de Guízar y Valencia, la mujer pudo concebir y dar a luz a un hijo.

También se presentaron las pruebas de la curación milagrosa de un niño diagnosticado en el vientre materno con labio leporino y paladar hendido. La malformación fue comprobada con tres ultrasonidos practicados por tres médicos diferentes. Por las oraciones al beato Guízar y Valencia y su intercesión, el niño nació sano. La prueba viviente del milagro es un niño que cuenta con tres años y que también viajará a Roma junto con su familia para asistir a la canonización del obispo de Xalapa. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *