Home Por la Espiral UE frena calzado chino
Por la Espiral - October 12, 2006

UE frena calzado chino

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-UE frena calzado chino
-Suben aranceles. Restricciones
-Dumping dañino en el ámbito global

 A nivel mundial, para contrarrestar el embate chino hace falta echar mana de una muralla de aranceles, políticas proteccionistas, reforzamiento de aduanas y fiscalización del contrabando.
 Los productos chinos continúan poniendo de cabeza a la aldea global  ocasionando quebrantos en diversos sectores de la producción, incapaces e incompetentes para en términos de costos aguantarle el paso a los bienes  chinos de producción barata por los bajos costos de los insumos y de la mano de obra.
 En México, la falta de prevención y la aplicación de medidas correctivas y sancionadoras permitieron que el mercado nacional sea casi ciento por ciento chino, y digo casi, porque los productos mexicanos con denominación de origen como el tequila han podido salvaguardarse de la imitación de bajo costo de los chinos, sino nos sucede lo que con los zarapes, rebozos, juguetes de madera, artesanías varias, que son copiadas y manufacturadas en China y colocadas en México a un precio 50% o hasta 70% por debajo del mercado local.
 Lo invito amigo lector a que lea las etiquetas de los productos que tiene en casa, haga un recuento, y se sorprenderá de no encontrar casi productos fabricados por manos mexicanos, con la etiqueta “hecho en México” o “made in Mexico”.
 Salvo por los alimentos la mayoría de los artículos que tenemos en casa, incluyendo la ropa provienen de un país asiático, principalmente de China. ¿A dónde está la producción mexicana? En algún lugar, condado o ciudad de Estados Unidos.
 Me parece que hemos malentendido los beneficios del comercio internacional, este 2006  México cumple 20 años exactos de la entrada al GATT, impulsado bajo el gobierno del presidente Miguel de la Madrid, y que marcó el viraje de un país de fronteras cerradas, de sustitución de importaciones, por otro catapultado a una era de apertura, libre comercio, fronteras abiertas y promoción de exportaciones.
 En términos de la balanza comercial, los defensores del libre comercio y  la actitud exportadora tendrán de sobra justificaciones numéricas. En términos de la economía interna, ¿qué tan bueno es abaratar la producción para colocar los artículos fabricados en la mesa de un consumidor extranjero, generalmente estadounidense, y descuidar al consumidor local arrojado prácticamente a comprar productos importados?
 El comercio internacional va más allá de  una ecuación de términos de intercambio, de lo que produce A y lo que produce B, en tiempo, costos, ventajas naturales, geográficas, productivas, etc. Estamos abusando del liberalismo comercial cayendo en un libertinaje dañino para la planta productiva nacional, desprotegida por las políticas rectoras del gobierno, atrapada para seguir compitiendo en el mercado exportador vía el abaratamiento del salario, por eso la petición de la reforma laboral.
 Algunos analistas escriben aduciendo que México no debe temerle a China, concuerdo en la búsqueda de alianzas e intercambios, empero  es tiempo  de que debamos respetar y desafiar al embate chino contrarrestándolo vía un marco arancelario antidumping (poner tarifas hasta que se nivele el precio del producto de importación con su similar mexicano) y una lucha agresiva para reducir y frenar el contrabando.
 Los productos chinos han ocasionado grandes males y trastornos a la economía mexicana, propiciados por ese descuido de la política comercial obsesionada por exportar dejando al consumidor nacional a merced de lo barato extranjero, insisto chino,  que no es siempre lo mejor.
GALIMATÍAS
 La Unión Europea (UE) tiene como premisa consumir lo hecho en casa y absorber una parte de importaciones a manera de cupos. Precisamente  comienza a prevenir la invasión china antes de que  sea demasiado tarde.
 La semana pasada, la Comisaría de Comercio de la UE, con sede en Bruselas, Bélgica, anunció  que China y Vietnam deberán pagar, durante dos años, un arancel del 16.5% a los zapatos provenientes de ambos países, por practicar dumping.   Los 25 países miembros de la UE aprobaron fijar un arancel  en las importaciones de calzado vietnamita del 10 por ciento.
 La intención comunitaria es muy clara: proteger el calzado de cuero fabricado en España, Portugal, Francia y otros países mediterráneos.
 En el caso de la UE para el calzado importado de China son aranceles compensatorios menores al 17%, en México recuerdo que en tiempos de José Ángel Gurría al frente de Bancomext una medida anunciada fue un arancel del 3,000% a los juguetes chinos, quizá le parezca exorbitante, pero todavía fue muy conservador para las necesidades de aranceles compensatorios cercanos al 10, 000% para proteger a la industria juguetera nacional. Andado el tiempo, el resultado es funesto: la quiebra de la industria juguetera mexicana, el rey es el juguete “made in China”.
A COLACIÓN
En 2005, China se convirtió en la tercera mayor potencia importadora y exportadora de mercancías del comercio mundial. Sus exportaciones crecieron 28%, alcanzando 760 mil millones de dólares, -casi 1.5 veces las exportaciones de toda América Latina y el Caribe.
Además, China es uno de los mayores receptores de inversión extranjera directa (IED) en el mundo: en 2005 la IED alcanzó a 72 mil 400 millones de dólares. Sin embargo, la aceleración experimentada por su ya boyante economía en 2006 advierte sobre el riesgo de un crecimiento desbocado, alimentado por su enorme superávit comercial, lo que genera justificadas presiones para una mayor apreciación del yuan.
   Entre 1990 y el 2005 los intercambios comerciales entre los países de América Latina y el Caribe y China han crecido de manera considerable, sobre todo en el último quinquenio. El comercio con China,  las exportaciones a este país superaron los 19  mil  millones de dólares el año pasado, cifra que representa cerca del 3.5% de las exportaciones totales de la región.
Los principales países que exportan hacia China son: Brasil, Chile, Argentina, Perú y México (por orden de importancia).
Las principales importaciones chinas desde la región se concentran en el rubro de los productos primarios.
 Por otro lado el intercambio con México y América Central es muy asimétrico: la participación de China en las exportaciones totales de México no alcanza ni siquiera a 1%, mientras que el país asiático es el segundo mayor origen de las importaciones mexicanas. Como consecuencia de esto, México y América Central acumulan un déficit comercial creciente con China y, además, México ha sido desplazado por el gigante asiático como socio comercial principal de Estados Unidos.
 
 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *