Home Por la Espiral BBVA y Santander, ¿fusión?
Por la Espiral - October 11, 2006

BBVA y Santander, ¿fusión?

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-BBVA y Santander, ¿fusión?
-Costos a cambio de empleados
-Los clientes no siempre ganan

Viene con la fuerza de un tsunami financiero capaz de desatar toda una ola de especulaciones en torno a una probable fusión entre los consorcios españoles BBVA y  Santander; además amenaza con alcanzar a México y a más de una veintena  de países donde ambas entidades tienen presencia.
 Los rumores de un acuerdo de tal magnitud resucitaron una de las características esenciales de la década de los noventa, con anuncios espectaculares de consorcios, muchos competidores frenéticos entre sí, que, al final del día, decidieron unificarse para ganar mayor terreno global en presencia de activos, clientes, cuentas y operaciones.
 En la actualidad muchos de esos grandes mega consorcios son fruto de aquél proceso que salpicó por igual a la industria de las finanzas, la tecnología, los servicios o la alimentación.
 Hablar hoy en día de una fusión BBVA-Santander implica anunciar el surgimiento de otro coloso, listo para ubicarse en  el cuarto sitio del mundo por capitalización bursátil.
 De acuerdo con información de Thomson Financial, en el primer semestre del 2006, los primeros diez lugares por capitalización bursátil fueron ocupados por: 1) Citigroup, de Estados Unidos, con 242 mil millones de dólares. 2) Bank of America, Estados Unidos, 218 mil 637 millones de dólares. 3) HSBC Holdings, Reino Unido, con 195 mil 356 millones de dólares. 4) JP Morgan Chase, Estados Unidos, con 141 mil 067 millones de dólares. 5) Mitsubishi Financial Group, Japón, con 128 mil 278 millones de dólares. 6) UBS, Suiza, con 113 mil 039 millones de dólares. 7) Wells Fargo, Estados Unidos, con 112 mil 427 millones de dólares. 8) Royal Bank of Scotland, Reino Unido, 101 mil 820 millones de dólares. 9) China Construction Bank, China, 95 mil 529 millones de dólares. 10) Mizuho Financial Group, Japón, 88 mil 822 millones de dólares.
 En la lista del Thomson Financial figura en el ranking 12 el banco Santander Central Hispano, España, con 85 mil 263 millones de dólares; y hasta el lugar 20, lo hace el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, España, con 65 mil 573 millones de dólares.
 De lograrse una fusión Santander más BBVA el posicionamiento por capitalización bursátil obtendría un impulso avasallador que le llevaría a ubicarse entre los cinco primeros, nada menos, en el cuarto sitio con un total de 150 mil 836 millones de dólares.
 Si bien entre los inversionistas existe un ánimo de euforia por saborear una fusión de tal envergadura,  del otro lado quedan por sopesar  los costos  derivados de crear otro gigante que, dígase lo que se diga, es un polo de concentración de poder condicionante ante cualquier  autoridad reguladora de la  competencia.
 Igualmente es un polo acumulador de riesgos, primordialmente en las  operaciones  financieras, y es que imagine, cuántas cuentas administradas por una sola entidad en número de depósitos, transacciones, financiamiento, todo el dinero que va y viene bajo la batuta de un coloso, que de llegar a quebrar, colapsaría al mundo entero en una burbuja peor que la de 1929.
Me ponen a temblar las mega concentraciones que han formado economías más poderosas que toda la riqueza anual de muchos países de América Latina, África o Asia.
 Y es que asusta sobre todo por la reputación de las instituciones, por el blanqueo de dinero, porque al amparo del agio también se refugia el narcopoder, los caudales que van a comprar armas, financiar guerras, que de eso saben muy bien los megabancos estadounidenses. Citigroup-Citibank dueño de Banamex en México ha sido señalado en multicitadas ocasiones de participar y cobijar operaciones de dudosa especie.
 En lo del BBVA y Santander, el primero no goza precisamente de credenciales limpias, recordemos el escándalo desatado en 2001 con lo de las cuentas ocultas en paraísos fiscales del banco de Bilbao relacionadas con fondos de pensiones para los altos miembros del consejo de administración, luego mezcladas con participaciones monetarias otorgadas a diversos políticos en campaña en América Latina a cambio de que, al obtener el triunfo, dar todo tipo de facilidades para la venta de los bancos locales, los mejores. El escándalo alcanzó a México y varios altos funcionarios salieron jubilados en el silencio más sospechoso.
 En cambio, Santander de la familia Botín, sale mejor librado en el tema de la corrupción y cuesta todavía mucho trabajo creer que prefieren perder raigambre a cambio de ganar cuota de mercado.
GALIMATÍAS
 Por mucha sinergia existente entre las entidades a fusionarse, el proceso de acoplamiento demora algunos años. Puede haber una facilidad de contar con una  plataforma tecnológica común,  es uno de los principales atractivos para las fusiones porque implica ahorro de costos.
 El aliciente para la unificación empresarial no es únicamente la cuota de mercado, el dominio, la competencia, lo son en la misma tónica el bajar los costos, lograr ahorros significativos.
 El punto de la cuestión es que después de cada fusión se levanta la otra ola, la del despido en lógica consecuencia de evitar la duplicidad de funciones, siendo dos bancos con fuerte presencia mundial y posesión de activos en otros países, como México, tendríamos que, la fusión, impactaría en el tema de los despidos.
Igual adoptarían políticas comunes, tales como la unificación de comisiones, por ejemplo: Santander Serfin es menos agresivo en el cobro y la generalización de comisiones, en cambio BBVA Bancomer figura a la cabeza de las comisiones; del número de denuncias por fraudes contra los clientes; de mayor cobro en tasas de interés en las tarjetas bancarias; en suma, de ser una institución problemática.
 La sola plataforma administrada bajo una sola entidad tendría una repercusión en los clientes de uno y otro lado, los clientes de Santander Serfin, satisfechos con el servicio, podrían comenzar a adolecer de los vicios del BBVA Bancomer.
 En esto de las fusiones unos ganan y otros pierden, ganan los dueños, los accionistas que tiemblan de ganas por cobrar los dividendos y las participaciones bursátiles hacen números y piensan en todo lo que se ahorrarán en el futuro, del negocio que obtendrán del otro. BBVA en Estados Unidos es un líder en la captación de inmigrantes, en el envío de remesas, que redondea con BBVA Bancomer; en cambio, Santander ni siquiera figura en la competencia.
 Por lo pronto de concretarse la fusión entre los bancos españoles que se cuiden los 62 mil 241 empleados que tiene el BBVA en América y los 65 mil 380 empleados del Santander en la región.
 
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *