Home Buenas Noticias Recordando al duranguense Silvestre Revueltas, figura importante del movimiento nacionalista
Buenas Noticias - October 4, 2006

Recordando al duranguense Silvestre Revueltas, figura importante del movimiento nacionalista

Silvestre Revueltas,
murió el 5 de
octubre de 1940
Foto: Internet

Ciudad de México, 4 de Octubre de 2006.- Figura destacada del nacionalismo musical mexicano, el instrumentista, compositor y director de orquesta Silvestre Revueltas, quien contribuyó a la renovación de las directrices musicales, murió el 5 de octubre de 1940.

De acuerdo con algunos de sus biógrafos, Silvestre Revueltas nació el 31 de diciembre de 1899 en Santiago Papasquiaro, Durango, donde creció en el seno de una familia de artistas, junto con el escritor José y el pintor Fermín.

El célebre pianista inició sus estudios musicales a los siete años y su capacidad de liderazgo lo llevó a formar y dirigir una banda infantil, mientras que su pirmer concierto tuvo lugar a los 11 años, en el Teatro Degollado de Guadalajara, Jalisco.

En 1908 se mudó a Colima, donde continuó sus estudios, y en 1913 a la Ciudad de México, con la intención de estudiar en el Conservatorio Nacional de Música.

Tiempo después viajó a San Antonio, Texas (Estados Unidos), para continuar con sus estudios musicales en el Edward College. Más tarde estuvo en el College of Music, en Chicago, del que se recibió en violín y composición.

A partir de la década de los años 20, Silvestre inició una gira exitosa de recitales en México y, junto al también compositor mexicano Carlos Chávez, organizó conciertos de las obras contemporáneas del país.

El músico regresó a Chicago para seguir sus estudios de violín y trabajar como instrumentista y director en los teatros de San Antonio, Texas, y Mobile, Alabama.

Después de diversos matrimonios frustrados, Revueltas contrajo nupcias con Angela Acevedo Rivera, su alumna de solfeo y con quien logra entablar una relación estable.

Para entonces, Revueltas ya era un músico de renombre, su actividad musical lo hizo ir y venir de México a Estados Unidos. Fue nombrado director de la Orquesta del Azteca y, posteriormente, Carlos Chávez lo invitó a hacerse cargo de la subdirección de la Orquesta Sinfónica de México.

Su tiempo lo dividía entre la composición, sus clases de violín, la música de cámara y la dirección de orquesta que impartía en el Conservatorio Nacional, además de impulsar a nuevos directores en la Orquesta Sinfónica, dando a conocer la música mexicana.

En 1935 participó con un breve rol en la película mexicana "Vámonos con Pancho Villa", cuya participación fue la de un músico de cantina que, después de que un revolucionario ebrio empieza a disparar su arma, coloca un cartel sobre su piano que dice: "Se suplica no tirarle al pianista".

Compuso además la banda sonora de la cinta, lo mismo que hizo con el filme Janitzio, de 1934.

Hacia 1937 participó en la Guerra Civil Española (1936-39), en el lado republicano, y tras la victoria de Franco, Silvestre regresó a México y se dedicó a la docencia. Al no ganar suficiente dinero y con la muerte de dos de sus tres hijos, cayó en una depresión severa, lo que lo llevó a convertirse en víctima del alcoholismo.

Entre sus obras destacan sinfónicas, ballets, canciones y composiciones teatrales como: "Esquinas" y "Cuauhnáhuac", de 1930; "Dúo para pato y canario", "El tecolote" y "Ventanas", de 1931; "Ferias y alcancías", de 1932; "Tocata" de 1933; "Platos" del 34, y "Redes" de 1935.

También "Janitzio" de 1933; "Sensemayá", "Canto y pequeña orquesta" de 1938; "Homenaje a García Lorca", "La coronela", de 1940; "Vámonos con Pancho Villa"; "La noche de los Mayas" y "Ocho por radio", entre otras.

Silvestre Revueltas murió el 5 de octubre de 1940, día en que se realizó el estreno de su ballet "El renacuajo paseador", compuesto siete años atrás. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *