Home Buenas Noticias “Music from the Wine Lands”, una oda al vino y a la música
Buenas Noticias - September 29, 2006

“Music from the Wine Lands”, una oda al vino y a la música

Un disco con una deliciosa y
variopinta selección musical
Foto: Azteca21

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 29 de septiembre de 2006. Cantantes de Francia, Italia, España, Portugal, Estados Unidos, Argentina, Grecia, Chile, Alemania, Sudáfrica y Australia fueron congregados en “Music from the Wine Lands” (Putumayo, 2006), deliciosa y variopinta selección musical cuya característica principal es, como lo anuncia el título, ser obra de artistas originarios de países productores de buenos vinos.

A pesar de las diferentes latitudes y sensibilidades musicales congregadas, este disco tiene un tono y un sentimiento muy mediterráneos que lo identifican y unifican, con algunos ingredientes australes, tropicales y electrónicos. Por supuesto, al igual que en las distintas variedades de vinos, la diversidad le aporta más cuerpo, interés y color, para mayor placer del escucha.

Lo cierto es que resulta tan gratificador y estimulante como un buen vaso de vino, pues cada artista logra darle a su respectiva interpretación un sabor personal, un color nacional que se mezcla naturalmente con lo universal –a través de la fusión de influencias e intercambios musicales– y sobre todo un cálido e íntimo sentimiento que lo hacen ideal para escucharlo en grata compañía y conversar –y gozar– de la sencillez de la vida, como también pareciera que nos tratan de compartir los congregados.

Así, es fácil dejarse arropar por la calidez de “Tita”, de Pauline Croze, por la suavidad de “Si é Spento il Sole”, de Vinicio Capossela, por la ternura tropical de “Puerto Claridad”, de Amparanoia, por la renovada melancolía de “Velho Fado”, de Jorge Fernando, o la aparente simpleza de “Look Left”, de Alison Brown, por el optimismo de “Para el dolor”, de Ana Laan, por la sentida milonga de “Sin Luna”, de Melingo, el sentimiento mediterráneo de “O Cafes”, de Vicky Moscholiou, por la filosofía cotidiana de “Hombre pequeñito”, de Mariana Montalvo, por la amorosa sencillez de “Dentro la Tasca di un Qualunque Mattino”, de Gianmaria Testa, por la melódica visión de “Liebe”, de 2raumwohnung, por el barroquismo de “Streetbeat”, de David Hewitt o por el afortunado espíritu lúdico de “Headless”, de Stringmansassy. Bueno, ahora digamos ¡salud!

Comentarios a esta nota: Gregorio Martínez Moctezuma

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *