Home Buenas Noticias Afirman expertos que la sonrisa de “Mona Lisa” es producto del arribo de su segundo hijo
Buenas Noticias - September 27, 2006

Afirman expertos que la sonrisa de “Mona Lisa” es producto del arribo de su segundo hijo

A la izquierda, la Mona
Lisa sonríe tal y como la
 vemos con nuestra
visión periférica
Foto: Internet

Montreal, 27 de Septiembre de 2006.- Científicos canadienses afirmaron hoy que la mítica mujer pintada por Leonardo da Vinci en el cuadro titulado “La Mona Lisa” acababa de dar a luz a su segundo hijo al momento de posar para esa obra, icono del Renacimiento.

En conferencia de prensa realizada en la ciudad de Ottawa, científicos del Consejo de Investigación Nacional de Canadá indicaron que revisaron la pintura con tecnología de infrarrojos tridimensional, lo que les permitió descubrir varios secretos.

El uso de la tecnología posibilitó observar que el vestido de la mujer estaba cubierto con un delgado y transparente velo, mismo que era usado en el siglo XVI por las féminas que estaban en cinta o que acababan de dar a luz.

En el pasado había sido imposible detectar el velo debido a la falta de tecnología tridimensional adecuada para examinar por los dos lados la pintura, señaló Bruno Mottin, del Centro de Investigación y Restauración del Museo Francés.

“Podemos decir ahora que la pintura fue pintada para conmemorar el nacimiento del segundo hijo de la Mona Lisa, lo que nos ayuda a fechar de manera más precisa (su creación) alrededor de 1503”, subrayó Mottin en la conferencia de prensa.

Mottin indicó que contrario a la creencia generalizada, la mujer no tenía el pelo completamente suelto, pues usaba una especie de sombrero que sólo le deja libres unos rizos que caen sobre sus hombros.

En el pasado, la joven retratada por Da Vinci había sido identificada como Lisa Gherardini, quien tuvo cinco hijos y estuvo casada con el comerciante florentino Francesco de Giocondo.

Sobre el estado físico de la pintura, los investigadores señalaron que presenta algunos detalles que deben ser atendidos, aunque consideraron adecuadas las condiciones en que es resguardada en el museo del Louvre, en París.

El panel de madera en el que la obra fue pintada es sensible a la temperatura y a las variaciones climáticas y la fractura de 12 centímetros, ubicada en la mitad superior del cuadro, “permanece estable y no ha empeorado”, indicaron.

El equipo del NRC viajó a París en 2004 para conducir una investigación sobre el estado de conservación que guardaba la pintura a petición de las autoridades francesas y del Museo del Louvre, en donde se expone la obra más famosa del genio de Florencia. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *