Home Espectáculos La universalidad de un género: “Blues Around the World”
Espectáculos - September 24, 2006

La universalidad de un género: “Blues Around the World”

Un disco con un sentimiento
de tristeza subyacente en
muchas letras de
sus canciones
Foto: Azteca21

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 25 de septiembre de 2006. El blues es sin duda una de las aportaciones musicales más importantes que la cultura estadounidense ha hecho al mundo mediante, mayoritariamente, los artistas negros del sur de ese país. En la actualidad, a partir de un origen rural, este género musical es, casi por completo, sinónimo de ciudad, de música urbana.

Eminentemente relacionado con un tono intimista y con un sentimiento de tristeza subyacente en muchas letras de canciones, el blues es un espíritu musical que ha recorrido el planeta y ha dejado impronta en todas partes. Y “Blues Around the World” (Putumayo, 2006) es la muestra palmaria de esto, ya que es un disco que incluye una selección de once temas que son auténticos ejemplos de que la música esencialmente es un arte de carácter universal, quizá más que cualquier otro.

Como es distintivo de este sello neoyorquino, en “Blues Around the World” tenemos la oportunidad de conocer a músicos de diferentes lugares del mundo que, también característico de Putumayo, son muy buenos y demuestran lo antes dicho: la música bien hecha, auténtica, sea de donde sea, es universal.

Con artistas de Irlanda, India, Brasil, España, Estados Unidos, Malí, Mauritania, Taiwán, Argentina y Zanzíbar, en este disco compacto encontramos signos fehacientes de que el blues no sólo es universal, sino que es totalmente vigente y sigue expresando los sentimientos de los hombres del siglo XXI.

“Blues Around the World” está integrado por “Listen my Son”, de The Unseen Guest –excelente–, “Canceriano Sem Lar”, de Blues Etílicos, “No Way Out”, de Big Mama –Montserrat Pratdesaba– y Víctor Uris, “La flaca”, de Jarabe de palo, “Back Around”, de Bonnie Raitt y Habib Koité, “Ouallache”, de Amar Sundy, “I Got a Feeling”, de Otis Spann –y con Muddy Waters y James Cotton–, “Don’t Ever Nobody Drag Your Spirit Down”, de Eric Bibb, Rory Block y Maria Muldaur, “Playing Mahjong”, de Long-ge, “Slide Blues”, de Botafogo, y “Catfish Blues”, de Taj Mahal Meets the Culture Musical Club of Zanzibar.

Comentarios a esta nota: Gregorio Martínez Moctezuma

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *