Home Toros y Deportes Emotiva misa en memoria de Silverio Pérez, quien ya descansa a los pies de la Virgen Morena
Toros y Deportes - September 5, 2006

Emotiva misa en memoria de Silverio Pérez, quien ya descansa a los pies de la Virgen Morena

El matador Silverio Pérez
recibe misa en la Basílica
Foto: Internet

Ciudad de México, 4 de Septiembre de 2006.- El matador texcocano Silverio Pérez recibió hoy una muestra más de cariño durante una ceremonia religiosa realizada en la Basílica de Guadalupe, lugar donde permanecerán sus cenizas.

En la homilía, donde también se recordó a su amada esposa María de la Paz Domínguez “La Pachis”, estuvieron presentes todos sus hijos, nietos y amistades cercanas, sin embargo, la ausencia de toreros en activo o en retiro fue evidente.

A pesar de la grandeza taurina, de todo el legado que dejó y de lo que representa el “Faraón de Texcoco”, a la homilía en su memoria sólo asistieron los matadores Oscar San Román, representante de los toreros de México, Guillermo Martínez y Juan Luis Silis, quienes sí tuvieron un poco de tiempo en sus ajustadas agendas.

Por el medio de la farándula también acompañaron al "Monarca del trincherazo" el actor Fernando Casanova y la actriz Rosita Arenas, así como el escultor Humberto Peraza, todos ellos amigos cercanos del inolvidable matador texcocano, quien falleció la madrugada del sábado.

Emotiva resultó la misa en memoria de Silverio Pérez, quien ya convertido en cenizas al igual que su esposa, depositadas en elegantes urnas, estuvieron a unos metros del altar mayor y a los pies de la virgen morena del Tepeyac.

El típico y tradicional mariachi que tanto gustó a Silverio Pérez no podía faltar en este homenaje y entonó pasajes de música sacra en memoria y duelo por la pérdida de tan afamado torero.

Al término de la ceremonia, el sacerdote pidió un fuerte aplauso a la memoria del texcocano y de su esposa “Pachis”, y acto seguido, su nieto Silverio Pérez Carbonell tomó la urna de su abuelo para abandonar el templo religioso.

Por el pasillo central de la Basílica apareció el mariachi, que empezó a entonar el pasodoble “Silverio Pérez”, compuesto por Agustín Lara, y el cual motivó los aplausos espontáneos de todos los fieles que escucharon con atención el acto religioso.

Rodeadas de fotógrafos y cámaras de televisión, las dos urnas con las cenizas de la feliz pareja que duró más de 60 años de matrimonio fueron trasladadas de nueva cuenta a lo que fue su hogar en la localidad de Texcoco, Estado de México.

Marcelo Pérez, uno de los hijos del matador texcocano, informó que el deseo de la familia fue llevar de regreso a sus padres al hogar y que ya después en una acto más íntimo depositarían las urnas en el nicho guadalupano.

El hijo del inolvidable Silverio señaló desconocer si el municipio de Texcoco le organizará algún otro reconocimiento a su famoso padre, sin embargo, mencionó que de parte de su familia todos estos actos han terminado con la conclusión de esta ceremonia religiosa.
(Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *