Home Buenas Noticias “Cantes huastecos”, de Jesús Echevarría, o el canto de las sirenas
Buenas Noticias - August 30, 2006

“Cantes huastecos”, de Jesús Echevarría, o el canto de las sirenas

Un disco con los sabores, olores,
paisajes, temas y gente de la Huasteca
 a través de la sencillez y transparencia
 de unos versos pulcros e imaginativos
 Foto: Azteca21

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 30 de agosto de 2006. Quien recorre la Huasteca con interés y amor inevitablemente se vuelve un apasionado de ella, de su paisaje, de su gastronomía, de su música. Un poco a la manera del Ulises griego, y en contra de lo expresado por Julio Torri, uno se pierde ante el canto de las huastecas.

Y, de algún modo, esto es lo que también ocurre con “Cantes huastecos”, de Jesús Echevarría (Quindecim Recordings, México, 2003), quien comparte con los escuchas la fascinación que ejerció –y ejerce sin duda– esta atrayente y mágica región geográfico-cultural de México que comprende parte de los estados de Veracruz, Tamaulipas, San Luis Potosí, Hidalgo, Puebla y Querétaro.

Echevarría ya había dado muestras de su talento como compositor, de sus afanes de investigador de nuestras raíces y de amor por nuestra música tradicional o popular anteriormente, cuando editó, en el mismo sello discográfico, “Canasta de frutas mexicanas” (2001).

En “Cantes huastecos” (y en otros discos que en otra ocasión reseñaremos) continúa por esa senda, en la que ha realizado descubrimientos, provocado reflejos, revelado influencias… pero sobre todo, me parece, ha hecho auténticos aportes a la música mexicana de concierto y universal mediante la revaloración, apropiación y transustanciación de la música que, llegada del Viejo Mundo, brota transformada y renovada de los manantiales de nuestra generosa tierra.

Que conste: no estamos hablando de folclorismo, sino de conocimiento profundo de una tradición musical mexicana que se transmuta y se vuelve parte de la tradición musical contemporánea de México y del mundo. Para corroborar esto sólo bastaría escuchar el disco en comento, pero agreguemos algo más.

En “Cantes huastecos” nos encontraremos con los sabores, olores, paisajes, temas y gente de la Huasteca a través de la sencillez y transparencia de unos versos pulcros e imaginativos, alejados del rebuscamiento y sí muy próximos a la esencia de la tierra que les dio origen, que le dio aliento de inspiración al compositor (autor también de las letras).

No sólo eso: esos versos, además, van acompañados de una música sutilmente refinada, decididamente influida por las melodías y temas huastecos, así como de reminiscencias barrocas. Una música, lector, que llega a los oídos como lo que es: música nueva a base de moldes viejos, gracias al genio creativo de un compositor que debemos seguir con atención: Jesús Echevarría.

Por si lo anterior fuera poco, un acierto más: la elección de los músicos y de los cantantes: el Cuarteto Carlos Chávez (antes Cuarteto Ruso-Americano), la excelente voz de la soprano Lourdes Ambriz y del tenor Ernesto Anaya, e incluso el propio compositor participa en la jarana huasteca y guitarra.

A “Cantes huastecos” lo forman diez temas: “Pregón”, “Agua encantada”, “Caminos de agua”, “La joven sirena”, “El caimán amarillo”, “Soledad”, A caballo”, “El banquete”, “Serenata” y “Adiós”. Por supuesto, títulos muy emparentados con los de sones huastecos y que remiten a paisajes, a la Huasteca, pero cuyas resonancias trascienden esta región y aun nuestras fronteras.

Comentarios a esta nota: Gregorio Martínez Moctezuma

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *