Home Espectáculos Gaby Vargas, autora de libros sobre éxito e imagen prepara programa al estilo Oprah Winfrey
Espectáculos - August 24, 2006

Gaby Vargas, autora de libros sobre éxito e imagen prepara programa al estilo Oprah Winfrey

Gaby Vargas prepara
programa de televisión
Foto: Internet

Ciudad de México, 23 de Agosto de 2006.- Confiesa que vive "aislada" en un escenario "color de rosa" pero adelanta que prepara su estreno en la televisión con un programa que busca ayudar y entretener al público, a la manera de la popular presentadora afroamericana Oprah Winfrey.

Es Gaby Vargas, autora de ocho libros sobre el éxito, la primera asesora de imagen del país durante más de 20 años, una prolífica conferencista y, si su suerte se mantiene como comunicóloga, también la futura versión mexicana de Oprah, su modelo profesional.

El piloto de "Mejor con Gaby Vargas", que con una cámara escondida filmó a 10 personas solicitando empleo y escogió "al que más necesitaba asesoría", fue grabado la semana pasada y ya televisoras como Univisión han mostrado interés en el proyecto.

Lo que busca con su primera incursión en televisión es lo que Oprah ha logrado durante más de 20 años: un show interactivo entretenido del que (melodrama aparte) el público siempre sale con "una sensación de bienestar", en sus palabras.

Y es que a Gaby le "encantaría" ser una Oprah mexicana. "Siento que podría (ser como ella). Lo que me gusta de sus programas es que siempre terminan con una lección positiva, aunque entreviste a la mujer que mató a su hijo".

La filmación de su piloto estuvo "bien divertida" y le compró "un traje nuevo" al seleccionado para recibir un curso de mejoramiento de imagen. Esta semana, Gaby y su equipo tiene previsto grabar otro sobre "el tema del ligue y el lenguaje corporal".

Sin duda es un paso importante en la carrera de Gaby, de 53 años, porque hasta ahora lo que más disfruta de su trabajo, los comentarios de la gente que lee sus libros y escucha sus consejos por la radio, es lo que menos vive.

"Vivo como aislada. Escribo siempre en mi casa. Mi esposo no es nada social. Siempre estamos con mis tres hijos y seis nietos. No tengo mucha retroalimentación de la gente en contactos personales", se lamenta en charla con Notimex en su mansión de San Angel.

Por eso, las pocas veces que se encuentra cara a cara con sus fans, como en el reciente foro de Mujeres Líderes en el Centro de Convenciones Banamex, donde dio una charla y firmó cientos de libros, "me doy cuenta que tengo un enorme compromiso" con el público.

No en balde un universo de mexicanas -millones según sus publicistas- que leen sus libros y la escuchan por la radio, quiere imitarla, o por lo menos aprender de ella, de su éxito y de su imagen "perfecta", que es la que ella vende pero no la única que tiene.

¿Es tu vida realmente color de rosa?. Sí, te juro que sí. He tenido dolores fuertes pero mi familia me ha dado una enorme seguridad. Es mi tapete. Con mi esposo me saqué la lotería más grande de mi vida, es el hombre más divino de este mundo. Me apoya, me quiere, me consiente, me empuja.

¿Te gusta ser famosa?. Sí.

¿Qué es lo que más disfrutas de tu vida profesional?. Comentarios como el de una señora que me dijo "su comentario del abrazo me sirvió muchísimo". Ese es el sentido de mi trabajo.

¿Y lo que menos te gusta?. No tener tiempo de ver a mis amigas. Cuando voy a comer con ellas, que es una vez cada cuatro mil años, salgo como si hubiera ido al psiquiátra. Para mis amigas del colegio no soy Gaby Vargas, soy como soy, me quito ese disfraz.

¿Ahorita estás disfrazada?. No, así soy.

La otra Gaby, ¿cómo es?. Tiene que dar una imagen más perfecta, de que sé lo que estoy diciendo.

¿No siempre lo sabes?. Trato.

¿Quiénes han sido tus modelos de identidad?. Carmelina Ortiz Monasterio (Presidenta de la Asociación Pro Personas con Parálisis Cerebral, APAC): me encanta. Sumi Slim también: su poder y su sencillez. Y mi mamá: ¡esa entrega que le tiene a mi papá! Ya no existen mujeres así. Y en el plan profesional, Oprah Winfrey.

¿Tú gustaría ser una Oprah mexicana?. Me encantaría. Siento que podría.

Tu futuro en cinco años, ¿el de una Oprah mexicana?. Ojalá. Con un programa más establecido que realmente le llegue a la gente sería mi felicidad.

¿Qué es para ti el dinero?. Necesario. Una comodidad. Te facilita muchas cosas pero no te da poder personal.

¿Podrías terminar la frase "la peor tragedia es…?". Que se suicide un ser querido.

¿Qué te lleva a tomar tus decisiones?. La foto final de cómo quiero ser. La mejor esposa, la mejor mamá, la mejor abuela y ser congruente en mi profesión y con lo que digo. Es como mi faro. A veces me desvío.

¿Qué te hace llorar?. Acordarme de mi hermano que murió hace un año en un accidente de moto. Era mi consentido.

¿Qué te hace reír?. Ver a mis nietos hacer alguna tontería. Gozo con el bebé que tiene dos meses y el grande que tiene siete años. Disfruto con las cosas simples de ellos.

¿Qué mensaje le das a las mujeres para mejorar?. Que crean en ellas. Somos nuestro peor enemigo. No creemos en nosotras. Un día fuimos a montar a caballo y llegamos a una escuela rural en medio de la nada, le dimos la vuelta a la escuela y vimos un letrero: "que tu paso por el mundo colabore a dejarlo mejor de cómo lo encontraste". Esa frase se convirtió en una meta. Que cuando yo me muera la gente diga: su paso por el mundo lo dejó mejor.

¿Cómo sientes la pobreza en México?. En mi trabajo estoy aislada. Cuando la veo es los fines de semana que salimos de la ciudad. Es que vivo muy metida en mis cosas, egoístamente. Es la realidad.

¿Qué te produce ver la pobreza?. Una gran compasión y enojo, porque no ves que en un futuro cercano puedan mejorar. Me indigna.

¿Qué haces con ese sentimiento?. Mi esposo y yo hemos donado computadoras a escuelas. Hago labor social y mensualmente aportamos a APAC.

¿Cuál ha sido la imagen que más has disfrutado cambiar?. La de una señora que acababa de tener un bebé, el marido no le hacía caso, estaba deprimida, gorda, dejada y fea. Después de que le di un curso de tres días, al final me dice: me ayudaste más que mi psicólogo en cuatro meses. Le noté el brillo diferente. Salió con otra cara.

¿Qué cualidad te permite lograr eso?. Tengo facilidad de empatía. Tengo la habilidad de comunicarme con la gente. Y un auténtico deseo de ayuda. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *