Home Análisis Global Hizbola tras la guerra
Análisis Global - August 13, 2006

Hizbola tras la guerra

Por: Isaac Biggio

:: Hizbola tras la guerra

Al cesar una guerra que duró un mes – según el diario israelí Ha Aretz – no se ha logrado quebrar la aspiración de Hizbola: negociar con Israel el cambio de prisioneros sin que se altere el status quo politico y militar en Líbano.

Hizbola no ha sido y tal vez no pueda ser destruida por Israel. Tampoco no hay ninguna fuerza en Líbano o en la región que pueda hacerlo. Hizbola, puede haber perdido muchas bases y hombres y también haber retrocedido en la frontera con Israel, pero se mantiene como la principal fuerza bélica de su país y su prestigio ha crecido.

Si Beirut intenta desarmar a Hizbola corre el riesgo de ser acusado de títere extranjero y generar una nueva guerra civil. La major manera de ‘desafilar’ a Hizbola sería irla cooptando al Estado a fin que ésta se vaya gradualmente auto-desarmando. De acuerdo a Ha Aretz Hizbola podría ir cooperando si hay un acuerdo general con Siria, el mismo que implicaría ir levantando el boicot internacional que ésta sufre y dejar de lado el tribunal y las investigaciones internacionales acerca del asesinato del ex premier libanés Rafik Hariri en Febrero 2005 (de quien se sospecha fue ultimado por Damasco).

 
:: Tregua
 
LONDRES. Al mes de haberse iniciado la guerra libanesa, el Consejo de Seguridad aprobó unánimemente un cese el fuego, el mismo que tendría la venia de Olmert y Hizbollah.

Antes de que éste se ejecute, ambos bandos recrudecieron sus acciones para buscar demostrar que los dos son los vencedores. La tregua implica que Israel y Hizbollah se replieguen del sur del Líbano, que pasaría a estar controlado por 15,000 tropas extranjeras y 15,000 libanesas.

Olmert no ha conseguido el objetivo de su guerra (liberar a sus dos soldados capturados el 12-J y destruir a Hizbollah), pero podrá decir que ha hecho retroceder a Hizbollah neutralizando su capacidad para hacer nuevas incursiones en suelo israelí, y así también el haber “contenido” a Irán y Siria. El sacará provecho del incremento de su popularidad interna para preparar un retiro unilateral de zonas palestinas de Cisjordania.

Hizbollah podrá haber perdido bases, pero ahora querrá arrogarse no haber cedido a las condiciones israelíes, haber vuelto a “expulsar” a Israel del Líbano y querrá aparecer como defensor de la arabidad y del Islam.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *