Home Análisis Global Cuba tras el 80 aniversario de Castro
Análisis Global - August 13, 2006

Cuba tras el 80 aniversario de Castro

Cuba tras el 80 aniversario de Castro
Isaac Bigio
Analista internacional

El Domingo 13 de Agosto Fidel Castro celebró su 80 aniversario. Por primera vez en los casi 48 años que ha estado gobernando Cuba él se encontraba con licencia médica. Ningún otro presidente en el mundo se mantiene tanto tiempo en el poder y ningún otro jerarca marxista ha durante tanto administrando un Estado.

A pesar de ello Cuba es el único país occidental del defunto Bloque Soviético en el cual el Partido Comunista aún mantiene el monopolio del poder. Castro, además, ha evitado ser cuestionado por un levantamiento popular. Cómo ha ido forjando a Cuba Fidel y qué puede pasar con esta isla en los años finales de Castro?

Cuando el 31 de Julio la prensa oficial anunció que Fidel Castro dejaba temporalmente el poder  para reponerse a una operación, miles de cubano-americanos festejaban en Miami lo que pensaban sería el fin del castrismo.

En su 80 cumpleaños Fidel mostró fotos donde aparecía recuperándose y él ha prometido volver a asumir las funciones que dejó provisionalmente a cargo de su hermano Raúl, cinco años menor que él.

El interín liderado por Raúl puede ser una prueba de lo que vendrá. Sin embargo, no se puede descartar que Fidel supere el medio siglo en el poder. Han habido otros presidentes que han estado en el cargo hasta los noventas años. Daremos dos ejemplos.

Eamon De Valera fue re-electo por tercera vez presidente de Irlanda en 1966 a la edad de 84 años, cargo que dejó a los 91 en 1973. En el mismo Caribe Joaquín Balaguer fue electo por tercera vez presidente de la República Dominicana en 1986 a la edad de 80 años en cuyo cargo estuvo hasta los 90 años de edad. Curiosamente la fecha en la que Balaguer entró y se fue del poder (16 de Agosto) fue en la misma semana en que Castro cumplía sus aniversarios. El derechista Balaguer, una antípoda de Fidel, llegó a sacar el 24% de los votos candidateando a la presidencia a sus 94 años, dos años antes de morir.

La particularidad de Castro
 
Técnicamente hablando Omar Bongo es el presidente que más tiempo lleva en el poder. Llegó a ese cargo en Gabón el 28 Noviembre 67 y desde entonces ha ido administrando su país con una dictadura que ha generado una capa de privilegiados en torno a la explotación del oro negro.

Castro asumió el cargo de presidente de Cuba en 1976, cuando substituyó a su leal Osvaldo Dorticós en ese puesto que él detentaba desde 1959. Sin embargo, desde el triunfo de la revolución cubana el primero de enero de 1959 Fidel fue el hombre fuerte de su república.

La forma en la cual Castro llegó al poder fue muy distinta a la de las otras revoluciones comunistas del mundo. Los bolcheviques tomaron el poder en medio de una cruenta guerra mundial (1917) y se consolidaron en el poder tras una guerra civil que duró hasta 1921. En China, Corea, Indochina, Yugoeslavia y Corea los comunistas libraron prolongadas guerras de guerrillas. En los casos del Asia se consolidaron en el poder chocando militarmente con enemigos internos o potencias extranjeras.  En Europa oriental las ‘democracias populares’ fueron impuestas por el avance del ejército soviético confrontando al nazismo.

Mientras que en todos esos casos hubieron guerras largas y muy sangrientas, el alzamiento de Castro se dio con relativa poca carga de muertos. Castro no se consolidó en palacio ejecutando a cientos de miles. Otra particularidad es que la revolución cubana no fue liderada por un Partido Comunista, sino por un grupo de disidentes del nacionalismo ‘ortodoxo’, el mismo que no contó con la inicial simpatía del partido comunista oficial.

Cuando Castro celebró su 32 aniversario él era uno de los latinoamericanos más jóvenes que llegaba al poder. Entonces él se declaraba anticomunista y partidario de una democracia tipo EEUU. Sin embargo, su revolución se fue radicalizando. Después que EEUU fija una cuota para la adquisición de azúcar cubana, Castro se lanza a expropiar $US 850 millones de propiedades norteamericanas. Tras la derrota de la invasion organizada por la CIA en Bahía Cochinos, Castro decide transformarse en ‘marxista-leninista’. En Febrero 1962 la OEA liderada por Washington declara el bloqueo commercial contra Cuba y luego estalla la crisis de los misiles en los cuales casi Cuba detona la III guerra mundial.

El giro a la izquierda de Castro fue alentado por una presión de sus bases y de la escena internacional, por la actitud dura de EEUU y por el expreso interés que tuvo la URSS de crear una base a pocos kilómetros de distancia de EEUU a fin de neutralizar los campamentos militares que el Pentágono tenía regados en varios países limítrofes.

Cuando en 1966 Fidel cumplía la mitad de su actual vida, él había hecho un cambio fundamental. El guerrillero democratizador se había convertido en el arquitecto de la única economía planificada y estatizada que ha habido en las Américas. Castro hizo algo que nunca más se ha atrevido a hacer un gobernante latinoamericano (y que no es posible que hoy puedan hacer Chávez o Morales): expropiar a los empresarios privados y establecer una economía estatizada sujeta a un plan quinquenal. En esta economía se vetaba la generación de capital y el dinero adquiría un valor de cambio o de contabilidad pero no servía para adquirir propiedades, tierras o fábricas.

Para los liberales su régimen destruyó las libertades y la posibilidad que Cuba se convierta en un magneto para inversiones extranjeras. Castro retruca que con su igualitarismo se eliminó el desempleo y se garantizó a toda la población salud y educación gratuitas y de alta calidad. Los críticos de Fidel afirman que el creó una nueva oligarquía y la revista Forbes le acusa de tener una fortuna de $US 900 millones, cosa que él desafía que se lo prueben.

Cómo Fidel evitó un levantamiento anticomunista tipo 1989-91

Si bien a Castro se le acusa de haber liquidado a algunos de sus colaboradores que buscaban socavarle (como Ochoa), lo cierto es que Cuba se libró de masivas purgas y matanzas tipo Stalin o de una revolución cultural. Igualmente, Cuba no ha tenido ninguna revolución que buscase ‘democratizar’ o ‘mejorar’ al ‘socialismo’ (tipo Hungría 1956, Praga 1968, Polonia 1980 o Beijing 1989) y menos aún un levantamiento popular pro-occidental como los que sacudieron a Europa oriental en 1989-91 y que áun siguen tumbando gobiernos pro-rusos como en Ucrania y Georgia.

De todos los países que formaron el Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME o COMECON) solo Cuba y Vietnam se libraron de ver en 1991 como colapsaba el Partido Comunista dominante. En la URSS, Bulgaria, Rumania, Checoeslovaquia, Hungría, Polonia y la República Democrática Alemana (RDA) una serie de protestas populares fueron socavando al régimen del partido único. Gran parte de las marchas fueron lideradas por sectores que eran pro-EEUU y en los noventas todos esos Estados fueron desarticulando la economía estatizada y planificada dando paso a privatizaciones y a la libre empresa, así como proclamando nuevas democracias multipartidarias.

Cuba y Vietnam se salvaron de tal evolución por tener una historia distinta y estar en un continente muy distante. Mientras que en Europa Oriental EEUU era vista como un aliado contra los ‘duros’ y un símbolo de progreso y libertad, en Cuba e Indochina había una fuerte resistencia popular a Washington a quien habían repelido militarmente o confrontaban un bloqueo. Mientras que en Europa los orientales veían como la parte occidental del continente tenía mejores niveles de vida y bienes de consumo, en Cuba y Vietnam sus poblaciones veían que sus vecinos tenían altas tasas de desempleo y pobreza, por lo que sus modelos económicos no le concitaban la atracción que sí la tuvo la Comunidad Europea para los euro-orientales.

Mientras las ‘revoluciones liberales’ de Europa del este supieron sacar ventaja de resnetimientos de minorías nacionales (como los armenios de Karabaj, los bálticos, los eslovenos y croatas, etc.), Cuba, si bien es un crisol de razas, es nacionalmente homgénea.

A la semana que Fidel cumplió sus 65 años se produjo el golpe de Yanayev en Moscú (19 21 Agosto 1991) que, al fracasar, produjo una contra-reacción. Esos años deben haber sido terribles para Fidel pues vió como su padrino soviético se desintegraba. Este era su principal comprador de azúcar y de otros productos y también su proveedor de hidrocarburos, maquinarias y demás bienes. En 1990 su camarada Daniel Ortega pierde el poder y desde entonces los sandinistas no han vuelto a gobernar Nicaragua.

Pese a su aislamiento, Castro evitó un levantamiento tipo Europa Oriental debido a que sus principales opositores estaban fuera de la isla y a que la mayoría de la población comparaba su nivel de vida con el del resto de América Latina que se encontraba bajo fuertes ajustes. Si bien los monetaristas sostienen que esas ‘reformas’ fueron esenciales para garantizar crecimientos tipo Chile, lo cierto es que entonces éstos inicialmente producían en muchas partes cierres de empresas y desocupación, panorama que Fidel mostraba como un mal ejemplo al pueblo cubano.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *