Home Por la Espiral Wal Mart, quiere un banco
Por la Espiral - August 10, 2006

Wal Mart, quiere un banco

Por la espiral
Claudia Luna Palencia

-Wal Mart, quiere un banco
-Más ventas más ganancias
-Eliminan IVA en bebidas

Wal-Mart es la viva historia de la cristalización de los sueños para quienes luchan vehemente por lograrlos: todo comenzó con una  idea pequeña en 1962 en Arkansas, Estados Unidos.
 Cuarenta y cuatro años después Wal-Mart es la cadena comercial  más exitosa en Estados Unidos,  traspasando  fronteras para erigirse en un gigante del negocio comercial con presencia en 15 países, 1.8 millones de asociados, 6 mil 500 tiendas y mover un flujo de miles de millones de dólares.
 El año pasado, la revista Fortune destacó a Wal-Mart como un negocio viento en popa con ingresos netos por 11 mil 200 millones de dólares.  Y va por más.
 Los anuncios de expansión de tiendas y penetración de áreas geográficas buscando dominar nichos de mercado continúan en voz de su presidente Lee Scott.
 La carrera es imparable: tanto en Chicago, Estados Unidos, con la apertura de nuevas  tiendas, como en otros países a los que Wal-Mart llegó para quedarse y dominar el consumo departamental de alimentos y bebidas aunque su área de acción ha crecido a otros rubros que le significan igualmente grandes ganancias.
El impulso, dice Scott, es ayudar al consumidor con los precios. Es, el imán perfecto, para que el cliente se olvide del nacionalismo al momento de comprar en una tienda local o  extranjera, si de lo que se trata es de encontrar mayor variedad a un menor precio. El bolsillo no conoce de tintes nacionalistas.
 En México el paso de Wal-Mart es fulgurante: a principio de la década de los noventa  llegó como socio (50%) de Cifra dueño de Aurrerá, Bodega Aurrerá,  Superama  y Suburbia.
 Para 1997, Wal-Mart decidió quedarse con todo el pastel, compró la otra mitad a  Cifra para aglutinar una esfera de negocios junto con Sam´s Club, Vips y los Wal-Mart Supercenters.
 La compra total motivó el surgimiento de Wal-Mart de México, eje de las empresas arriba mencionadas, subsidiarias del consorcio estadounidense.
 Este poderoso emporio de autoservicios le ha pegado duro a empresas antes bien posicionadas como Comercial Mexicana, Gigante, Soriana, Chedraui, de hecho Soriana y Chedraui frenaron su expansión  ubicadas solamente en determinadas ciudades; en tanto que Comercial Mexicana ha debido implementar una política de bajar precios, diversificar marcas y ofrecimiento de servicios para hacerle la competencia a Wal-Mart,  por medio de Comercial Mexicana y Mega Comercial.
Lo de Gigante es más preocupante porque la cadena de tiendas demoró en modernizarse  y mejorar, la calidad en frutas y verduras ha decaído enormemente, además de que los precios son altos, aspecto que el público consumidor ha castigado dejando de considerar a Gigante en sus compras.
Grupo Gigante entendió un poco tarde el mensaje que busca resarcir con un proceso de reorientación y  modernización de sus tiendas. Las pérdidas son notorias en sus estados de resultados, en el segundo trimestre del 2006, Grupo Gigante reportó un incremento marginal en sus ventas y una pérdida neta por 231 millones de pesos.
La presencia de Wal-Mart ha implicado que las cadenas de autoservicio nacional tengan una fuerte competencia por no decir avasalladora, tanto del mercado de mayoreo, como de menudeo, representado en los minisúpers, y otras tiendas pequeñas que han quebrado.
Al respecto vale la pena comentar que el segmento de los minisúpers y tiendas pequeñas seguirá cambiando, una parte por la presencia de Wal-Mart, otra por la oleada de las tiendas de conveniencia en manos de Oxxo.
Se llaman tiendas de conveniencia a los establecimientos con menos de 500 metros cuadrados con un horario comercial superior a las 18 horas, un periodo de apertura de 365 días del año y un surtido de producto repartido de forma similar entre bebidas, alimentación, productos de estanco, bazar, etc.
A COLACIÓN
 En México Wal-Mart tiene 825 unidades, 135 mil 335 empleados con ventas registradas en los últimos 12 meses por 177 mil 542 millones de pesos. En el primer semestre del 2006, la utilidad neta reportada fue por 5 mil 095 millones de pesos.
Durante junio la matriz abrió nuevas subsidiarias del grupo inaugurando una tienda Bodega Aurrerá en la ciudad de México, Pánuco, Monterrey,  Zacatlán y Santiago Tianguistenco; así como un Suburbia y un restaurante en la ciudad de México.   Y en el mes de julio abrieron una tienda Bodega Aurrerá en Acapulco.
 A toda esta carrera fulgurante, la meta es captar más consumidores con la estrategia de “bajar los precios”, desde hace un mes comenzó una reducción de precios internos en más de 10 mil artículos. Comercial Mexicana y Mega Comercial deberán confrontar esta nueva ofensiva respondiendo de manera similar: bajando los precios.
 Otro acción de Wal-Mart es que, a partir de este mes, dejar de cobrar el Impuesto al Valor Agregado (IVA)  en jugos y concentrados de frutas y verduras, néctares, yogur para beber, productos lácteos fermentados y agua natural  embotellada en envase con capacidad menor a 10 litros.
El cobro del 15% del IVA en estos productos se elimina y el 10% que aplica en la  zona fronteriza.
GALIMATÍAS
 ¿La cereza en el pastel? Wal-Mart de México quiere un banco. Faltaba más hay que redondear el negocio con los clientes captados mediante la tarjeta de crédito, las transferencias de dinero y el pago de servicios.
 ¿Por qué no hacerlo si Elektra obtuvo una licencia para operar Banco Azteca? Recordemos que fue una de las primeras autorizaciones de Francisco Gil Díaz, en su tarea al frente de la Secretaría de Hacienda.
 La justificación de Wal-Mart es la de captar clientes hasta ahora marginados por las instituciones bancarias.
 En México, de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV),  encontramos 29 instituciones de crédito con 8 mil 066 sucursales distribuidas en territorio nacional.
 A marzo del año en curso, los bancos reportaron utilidades netas por 13 mil 617.58 millones de pesos.
 No es cuestión de mucha sapiencia darse cuenta  e identificar las actividades que acaparan buenas áreas de negocio y movilizan el dinero como sucede en el consumo de alimentos, bebidas y toda clase de enseres.
La perspectiva para los productos financieros es prometedora, seguirá ampliándose el mercado en la medida en que los consumidores tengan dólares de las remesas. El gran punto de atracción para Wal-Mart, los nuevos consumidores, los nuevos bolsillos con migradólares, deseosos de gastar, de ser tratados bien, de abrir una cuenta de ahorro sin tanto rollo financiero y de sentirse clientes de casa por contar con una tarjeta de crédito. ¡That´s the business!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *