Home Toros y Deportes Iridia Salazar, subcampeona olímpica de taekwondo, gana oro en Cartagena
Toros y Deportes - July 28, 2006

Iridia Salazar, subcampeona olímpica de taekwondo, gana oro en Cartagena

Iridia Salazar

JULIO 27, 2006 (NOTIMEX).- México sólo pudo ganar una de las tres finales de taekwondo que se disputaron esta tarde, gracias a la victoria de la subcampeona olímpica, Iridia Salazar, en peso pluma, dentro de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2006.

Salazar se adjudicó el oro al ganar por 3-2 a la cubana Yania León, en un combate en el que la capitalina debió apelar a toda su experiencia para poder doblar a su aguerrida rival, que quería dar la gran sorpresa del torneo.

En los 84 kilos varonil, el mexiquense Salvador Pérez, en un excelente combate, perdió la final ante el cubano Gerardo Ortiz, en "punto de oro".

Al término de los tres asaltos reglamentarios, Pérez y Ortiz empataron a cuatro puntos. Por reglamento se llevó a cabo un round adicional en donde el triunfador sería el que conectara el primer punto.

Pese a que en este asalto, el mexicano estuvo cerca de lograrlo en un par de ocasiones, fue el antillano quien aprovechó un descuido de su rival, para colgarse la presea áurea.

En la tercera final con un representante mexicano, la michoacana Assulayyil Madrigal debió conformarse con la medalla de plata al caer en un combate que tuvo en vilo a todos los asistentes ante la subcampeona mundial, la puertorriqueña Ineabelle Díaz, por decisión.

En esta contienda de la escala de las pesadas, la mexicana fue quien presionó todo el tiempo, en tanto que la boricua, en cuanto tenía la ventaja en la puntuación, se dedicaba a tirarse al piso, lo que en dos ocasiones le costó perder la ventaja.

Al concluir los tres episodios, ambas peleadoras igualaban a dos puntos, y esa paridad se mantuvo a lo largo del asalto adicional, en el cual la michoacana debió haber ganado, ya que conectó en tres ocasiones a su oponente y los jueces no le quisieron dar la victoria, y al terminar el round, la decisión favoreció a la puertorriqueña.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *