Home Política Los gobernadores priístas de NL, Sonora, Tamaulipas, Durango y Veracruz, defienden a Gordillo
Política - July 11, 2006

Los gobernadores priístas de NL, Sonora, Tamaulipas, Durango y Veracruz, defienden a Gordillo

La ‘Maestra’ divide a las
huestes tricolores
Foto: Internet

Ciudad de México.- 11 de julio del 2006.- Ante la reactivación del proceso de expulsión contra la lideresa del magisterio nacional, Elba Esther Gordillo, de las filas del PRI, al menos cinco gobernadores priístas de los estados de Nuevo León, Sonora, Tamaulipas, Durango y Veracruz iniciaron un cabildeo en el CEN para evitar la consumación del proceso de expulsión contra la política chiapaneca.

De acuerdo con versiones de integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), los gobernadores de Nuevo León, Sonora, Tamaulipas, Durango y Veracruz, apoyan la permanencia de Gordillo.

Además, rechazan la postura que ha asumido la dirigencia nacional para reactivar el proceso que lleva la Comisión de Honor y Justicia desde hace casi ocho meses contra la maestra.

Sin embargo, el diputado Carlos Jiménez Macías consideró que el cinismo de Gordillo es asombroso porque, por una parte, habla como priísta y, por otra, reconoce que construyó toda una operación para que el partido Nueva Alianza alcanzara su registro en los pasados
comicios.

En su opinión, el PRI está pagando las consecuencias por no haber actuado a tiempo ante la presunta traición de Gordillo Morales.

En entrevista, reconoció que este partido se ha visto mal por haber permitido la permanencia de la dirigente magisterial en sus filas, quien además ahora pretende ser la interlocutora del priismo.

No descartó que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI pudiera ser sujeta a las presiones de los gobernadores, y aclaró que no se trata de una cacería de brujas, sino de que se cumplan los estatutos del partido.

Son claras, abundó, las pruebas de la traición de Gordillo Morales al tricolor, entre éstas las recientes entrevistas en las que reconoce cómo se contruyó el partido Nueva Alianza y cómo operó.

Jiménez Macías, uno de los pocos priístas que ganó con amplio margen un lugar en el Senado, justificó la defensa que algunos gobernadores han hecho de Gordillo bajo el argumento de que son rehenes de chantajes de la maestra a través del sindicato que manipula.

Esto es evidente, dijo, ante la clara ambición política de la líder magisterial, a quien sólo le importan las posiciones sin importar el partido, lo cual calificó como inmoral.

Aseguró que ningún gobernador puede dar argumentos sólidos en defensa de Gordillo Morales, pues su traición es clara y procede su expulsión. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *