Home Buenas Noticias La voz del tenor Fernando de la Mora estremece Bellas Artes con la ópera “La Bohéme”
Buenas Noticias - July 7, 2006

La voz del tenor Fernando de la Mora estremece Bellas Artes con la ópera “La Bohéme”

Fernando de la Mora

MÉXICO, D.F., JULIO 7, 2006 (NOTIMEX) .- La voz del tenor mexicano Fernando de la Mora (1958) estremeció la víspera el Palacio de Bellas Artes, durante la primera función de la ópera "La Bohéme", del compositor italiano Giacomo Puccini (1858-1924).

En esta ocasión, la cantante invitada para interpretar el personaje de "Mimí", una de las más afamadas heroínas puccinianas, fue la soprano rusa Olga Makarina, quien compartió el escenario con De la Mora, en el protagónico de "Rodolfo".

Las actuaciones de ambos merecieron la ovación del público que abarrotó la sala de espectáculos del recinto cultural más importante del país, para disfrutar de este clásico de la ópera italiana en cuatro actos.

Sin lugar a dudas, de la Mora fue el cantante que más destacó en el escenario que compartió con la soprano Eugenia Garza, el tenor Luis Ledesma, y el bajo Rosendo Flores, todos ellos mexicanos.

La fascinación que la voz del tenor ejerce sobre el público es única, y durante su presentación dejó en claro que se encuentra en uno de los mejores momentos de su trayectoria artística, mientras que Makarina, una de las principales sopranos del Metropolitan Opera House de Nueva York, simplemente cumplió.

La regiomontana Eugenia Garza, a quien se le han abierto las puertas del Palacio de Bellas Artes, una vez más dejó constancia de su potente voz a lo largo de tres horas, aunque se puede poner en tela de juicio su interpretación del personaje.

El papel de "Mussetta" exige a la cantante una dosis de actuación, bien llevada para mostrar al público a una joven alegre, coqueta, despreocupada de la vida y de las buenas costumbres, pero no a una prostituta, como Garza lo encaró.

Luis Ledesma, quien tras varios años de ausencia vuelve al país para cantar en Bellas Artes, junto con Rosendo Flores ofrecieron una interpretación muy bien llevada, pusieron a prueba sus dotes histriónicos y salieron avante.

Igual que De la Mora, los dos cantantes lograron sortear los problemas en el trabajo del director concertador Enrique Patrón de Rueda, quien se declaró un pucciniano de corazón, pasión que imprime a la orquesta cuyo volumen obliga a los cantantes a gritar las arias.

No obstante la vicisitudes vocales, el elogio más grande lo merece la producción escénica, a cargo de David Antón, quien trasladó materialmente las calles de París decimonónico al recinto marmóreo y transformó el escenario en un rincón más de la "Ciudad luz".

Destaca también la iluminación, a cargo de Kay Pérez, y la dirección escénica, de César Piña, quien logró meter en el escenario al Coro de la Opera de Bellas Artes, dirigido por Alfredo Domínguez, para dar la impresión de una verbena.

La Bohéme se presentará hasta el próximo 16 de julio, con funciones los domingos, martes y jueves, en el Palacio de Bellas Artes, de esta capital.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *