Home Por la Espiral Excesos evidentes
Por la Espiral - June 30, 2006

Excesos evidentes

Por la espiral
Claudia Luna Palencia

-Excesos evidentes
-IFE reconsiderar gasto
-No más campañas de lujo

La numeralia de los comicios electorales es elocuentemente desmedida  por los gastos de campaña más los largos meses de precampañas anticipadas a los tiempos  pautados por el Instituto Federal Electoral (IFE).
En los últimos 2 años, la ciudadanía ha estado auténticamente bombardeada de información política primordialmente dirigida a desacreditar el trabajo de unos y otros.
El Mundial de Alemania 2006 significó un respiro para distraernos un poco de las campañas mediáticas, de los espacios  copados y atiborrados en los medios de comunicación a favor de uno u otro candidato, algunos dejando de lado el quehacer necesariamente imparcial, para volcarse por una parcialidad tendenciosa de la mano de muchos millones de pesos en publicidad pagada.
En este primer capítulo electoral que concluiremos el 2 de julio próximo, la  economía, los mercados, los ciudadanos y los candidatos pasamos de  “panzazo” los nubarrones,  llegamos arrastrando muchos focos rojos hacia la segunda etapa, la del rumbo postelectoral,  y es que la democracia no inicia el domingo que viene y tanto las pruebas como los focos rojos tampoco termina en  dicha jornada.
Después de cerrar esta primera página, en la segunda parte, la ciudadanía, las instituciones y los órganos electorales, no pueden dejar escapar el reto imperioso de trabajar por preparar en el futuro campañas más reguladas, austeras, con menor duración y probablemente más nutridas en la medida en que sucedan más debates no tan acartonados en auditorios más plurales.
No puede ni debe continuar el despilfarro a costa del  erario (del bolsillo de los mexicanos) para pagar campañas políticas, mucho menos cuando la tónica presente e inmediata es de presupuestos austeros y de reorientación del gasto. ¿Por qué sacrificar dinero para la educación,  ciencia,   tecnología, y la construcción de universidades públicas, todo por dotar al IFE y a los candidatos?.
 Es ilógico e inmoral sostener del bolsillo a los partidos políticos, los candidatos y las campañas. El pueblo no puede seguirlos subsidiando.
 En busca de la equidad económica pedimos que los partidos vivan de las  cuotas de sus agremiados. Para la promoción de sus candidatos, que cada partido ponga a volar la imaginación para obtener dinero ya sea boteando, haciendo rifas, ferias, palenques o muestras gastronómicas.
La lección de esta jornada electoral, la del voto más caro en la historia del país, no puede volver a repetirse con tantas carencias por cubrir. Cualquier cifra financiera consultada en la página del IFE es indignante por el vilipendio en un país de contrastes marcados. 
Algunos números: los gastos aplicados a las campañas electorales, del 19 de enero  al 15 de mayo, en datos acumulados del pago de prensa, radio, televisión, anuncios espectaculares, spots en salas de cines y aparecer en páginas de Internet. Únicamente los 5 candidatos a la Presidencia de manera acumulada hasta el 15 de mayo pasado gastaron en total, en publicidad, en medios,  63 millones 165 mil 728.38 dólares.
Falta considerar el recrudecimiento de la guerra mediática del 15 de mayo hasta el miércoles 28 de junio a las 12 de la noche tiempo en el cual transcurrió el último anuncio alusivo a  las campañas.
Fueron 45 días donde aparecieron con mayor intensidad y duración spots en radio y principalmente en televisión. Se estima un acumulado superior a los 100 millones de dólares, aunque claro, la cifra definitiva la dará a conocer el IFE en unos días más.
Los números señalados no contemplan los otros gastos de publicidad concedidos a los partidos políticos para el apoyo de sus respectivos candidatos a diputados locales, federales, senadores y presidentes municipales.
Tampoco suman lo que Presidencia de manera deliberada destinó a anuncios oficiales de logros  de programas sociales: un total de 152 millones de dólares.
En efecto son excesos evidentes y la “fiesta de lujo” comenzó con el presupuesto al IFE.  Originalmente  la Cámara de Diputados aprobó  12 mil 920.7 millones de pesos para el instituto, pero ante la presión social, sucedió un recorte del 8%, para definirlo en 11 mil 892.1 millones de pesos.
En dólares el IFE tiene un presupuesto final aprobado por  1 mil 052 millones de dólares. De todos modos descomunal.
A COLACIÓN
 Este sexenio se nos fue de noche en materia legislativa, la falta de diálogo, de capacidad para el consenso entre el presidente y el Legislativo; y entre todo el Ejecutivo con el Legislativo, crearon un dique para cientos de iniciativas de Ley.
 En el ocaso, el presidente Vicente Fox declara en la prensa francesa, en Le Figaro, la convicción de formular una segunda vuelta electoral para la ronda presidencial  “con la finalidad de dar más legitimidad al ganador”.
 ¿Por qué una declaración a destiempo? En distintos círculos de analistas, investigadores, columnistas, académicos y en los mismos medios de comunicación se insistió hasta el cansancio de la necesidad de adoptar en México el esquema de segunda vuelta aplicado en tantos otros países de América Latina y Europa.
 Ninguno de los actores políticos capacitados para impulsar esta propuesta social y ciudadana mostró interés alguno para realizar un cabildeo a favor de llevar  a la Cámara Alta y Baja una reforma acorde a darle mayor legitimidad a nuestra incipiente democracia, donde el poder de la minoría gobierna, porque la mayoría  prefiere abstenerse. La segunda vuelta electoral es imprescindible para  lograr en México un  gobierno de mayoría.
Son desalentadoras las previsiones: de 71 millones 351 mil 585 personas con credencial para votar, más de la mitad podrían abstenerse este domingo.
El presidente Fox declaró a Le Figaro que probablemente el candidato que resulte electo,  en el mejor de los casos, lo hará con el 36% de los votos.
GALIMATÍAS
 El 74.5% de los 40 mil 876 mexicanos residentes en el exterior y registrados para votar ya enviaron su sufragio. El plazo para recibir el voto postal concluye el día sábado 1 de julio.
Cerca de 30 mil 300 mexicanos han emitido su voto por correo, pero su número podría aumentar. Los votos recibidos hasta el momento proceden de 65 países.
 Otro dato significativo refiere a que el IFE acreditó a 693 visitantes extranjeros de 60 países, quienes presenciarán y darán cuenta de todas y cada una de las fases de la organización y desarrollo de la jornada electoral.
 Por último nos resta señalar en esta columna que la fiesta cívica democrática corre a cargo de nuestro bolsillo, por lo tanto, tenemos que acudir a ésta a cumplir con nuestro voto, para refrendar la convicción democrática. No se vale quedarse en casa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *