Home Espectáculos “El taxista Ful”, cine documental español que expone la crudeza de la vida
Espectáculos - June 9, 2006

“El taxista Ful”, cine documental español que expone la crudeza de la vida

Los protagonistas del
documental tienen una
mentalidad muy diferente,
 pero a la vez… 
Foto: Cortesía FICA

Por Benjamín Solís
Reportero Azteca 21

Ciudad de México. 9 de junio de 2006. Este documental de largometraje exhibido en nuestro país en el recientemente concluido Festival Internacional de Cine Acapulco 2006 (FICA), desarrollado en la ciudad de Barcelona, un testimonio sobre la vida de José Rovira, un hombre de 51 años sin trabajo, con un gran desencanto por la vida y con la terrible angustia de sacar a su familia adelante: una esposa y un hijo adolescente abúlico e indiferente.

Sin embargo, el taxista José no se da por vencido y mucho menos está derrotado, de pronto se le ocurre una locura audaz para seguir llevando dinero a casa. Simplemente un buen día tiene la idea de “tomar” prestados los taxis fuera de servicio para emplearlos en el horario nocturno. Al final de la jornada devuelve los vehículos con una pequeña gratificación, José no roba, sino como él dice “sólo tomaba prestada una herramienta de trabajo que alguien no estaba ocupando”.

Un día es descubierto y enfrenta una demanda del Estado por robo. El documental aborda este periodo difícil en la vida de José, apartado de su familia, desempleado, la preparación de su defensa, el aumento de los problemas y las preocupaciones; no obstante, José encontrará un apoyo sincero y solidario de un joven perteneciente al movimiento de los expropiadores: jóvenes anarquistas, transgresores del orden, revolucionarios, altermundistas, los eternos inadaptados, como los señala la sociedad, entre ellos el propio José.

Éste no es un cine-documental de evasión o catarsis, es un filme que expone sin concesiones la crudeza de la vida común: el horror del desempleo, los problemas con la familia, el rechazo del hijo, la desesperanza, la ausencia de oportunidades. Pepe tendrá que aceptar la mano que se le tiende y al principio hay una relación de desencuentro con su joven amigo, no comparte los ideales de éste ni los quiere entender; aunque los dos están inconformes de la sociedad son dos maneras muy distintas de pensar: la del hombre maduro que no quiere meterse en problemas ni cambiar al mundo, y por otro lado la del joven transgresor, inconforme del orden dominante; a lo largo del documental veremos un acercamiento-desencuentro entre ambos, con muchas diferencias, pero que les une una amistad auténtica y afectiva a toda prueba.

Con el paso del tiempo, José entra en una especie de metamorfosis, un proceso de serenidad reflexiva que lo llevará de un hombre escéptico, desencantado de su existencia y demasiado “adaptado” a la realidad, a ser una persona más abierta y tolerante con otras formas de pensar y enfrentar el individualismo que corroe a la sociedad; aunque sus problemas no se resuelven ni se sabe el final del destino de José, éste deja de ser un hombre temeroso y recobra un nuevo aire de esperanza, la evidencia legítima del documental radica en la fuerza de los lazos humanos aun en las situaciones más difíciles.

“El taxista Ful” (España, 2005, 90 minutos), guión y dirección: Jo Sol; producción: Norbert Llaras y Jordi Rediu; fotografía: Afra Rigamonti y Jordi Solé; sonido: Marc Orts; edición: Sergi Díez; reparto: Pepe Rovira, Marc Sempere, Marcos Rovira, Santiago López Petit y Marina Garcés.

Comentarios a esta nota: Benjamin Solis

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *