Home Por la Espiral La migración al chip
Por la Espiral - June 1, 2006

La migración al chip

Por la espiral
Claudia Luna Palencia

-La migración al chip
-Seguridad que costará
-Black de Santander Serfin

Ante el avance de la delincuencia organizada, el mundo financiero se prepara para la migración de las bandas magnéticas para dar paso a la  tecnología del chip.
 Se trata de un proceso costoso que las instituciones financieras trasladarán a sus clientes, por la vía de las comisiones e incrementos en las tarifas de los  servicios,  que ofrecen a los usuarios. Todo sea por lograr una mayor seguridad.
 ¿Cuáles son las ventajas del chip? Según explicaciones de funcionarios de Visa y Mastercard, este dispositivo hace prácticamente imposible usar fraudulentamente una tarjeta; al mismo tiempo permite  que las transacciones puedan autorizarse vía online u offline dependiendo del tipo de tarjeta, de la cuantía de la transacción y del establecimiento en el que se realice el pago.
 Se abre una esperanza para proteger la relación de los clientes con los bancos, y es que, como señalan las  estadísticas, ninguna operación está exenta de fraudes, los cheques enfrentan una gran vulnerabilidad, así como la utilización de las tarjetas de crédito y débito.
 En el llamado “dinero plástico” no existe otra forma de ganar tiempo ante la  industria del fraude más que optar por tarjetas de crédito con chip, para después alcanzar una cobertura mayor al extenderse al uso del débito.
 La tarjeta de crédito con banda magnética que usted, amigo lector, porta en su billetera es totalmente obsoleta y presa fácil de la delincuencia en un cajero automático mediante un skimmer; al pagar un consumo en un restaurante, en cuestión de segundos, pueden clonar la tarjeta; asimismo, la persona que porta consigo la tarjeta, todos los días,  tiene un imán para un secuestro exprés con recorrido incluido en los cajeros automáticos.
 La tarjeta de crédito es un producto muy vulnerable, desde luego, se entiende la facilidad para afectar al usuario.   La incidencia en casos de fraude va en aumento a escala global. Por ejemplo, en Madrid, España, la copia de tarjetas de crédito casi duplicó en los últimos 3 años.
 De acuerdo con el suplemento de Nueva Economía del periódico El Mundo, en el 2004 las operaciones comerciales con tarjetas plagiadas  costaron a los bancos y cajas españolas 32 millones de euros.
 En México, la Asociación de Bancos de México (ABM) informa de quebrantos por fraudes con tarjetas de crédito superiores a los 60 millones de dólares, al año.
SERPIENTES Y ESCALERAS
 Visa y Mastercard son empresas de servicios financieros que asesoran la implementación del chip en diversos países de Europa, como en España donde  la tecnología llegó 7 años después que en Francia y Reino Unido.
En México, desde el 2003 inició la fase de reconversión, la ABM arrancó el programa en Metepec, Estado de México, con el  “Proyecto Toluca” en tarjetas y terminales puntos de venta y desde allí, hacia una segunda fase, que concluirá el próximo año con la cobertura nacional.  Los bancos participantes son: Banamex, BBVA Bancomer, Banorte, Bital y Santander Serfin.
 El microcircuito de las tarjetas de crédito emitidas en México podrá ser utilizado en cualquier otro país gracias a la plataforma estándar, abierta y de uso internacional implementada por las instituciones.
 Muy pronto lograremos eliminar el riesgo de fraude en las tarjetas de crédito, cerca de 14 millones,  faltaría realizar la migración al chip de 33 millones de tarjetas de débito  igualmente fáciles de manipular por los delincuentes.
A COLACIÓN
 Hace un par de años, Santander Serfin presentó Black al mercado nacional una innovadora tarjeta de crédito (no es de prepago) que puede ser la antesala del chip que usaremos muy pronto.
La tarjeta incluye un distintivo que advierte que ésta no sirve para realizar  retiros en cajeros automáticos, lo cual en efecto aplica para el caso de los cajeros en México, pero en viajes al extranjero la tarjeta ingresa sin ningún problema al cajero automático.
 Por el lado de los blindajes y las coberturas que ofrece Black encontramos: 1) Blindaje contra robo, clonación, fraude y extravío. 2) Coberturas ilimitadas a titulares y adicionales. 3) Santander Serfin se compromete a abonar, en 24 horas, cualquier compra fraudulenta. 4) Si el usuario pierde la  tarjeta o sufre un asalto, no importa el tiempo que tarde en reportarla, ni el monto de lo robado. 5) Blindaje personal, cobertura al titular y adicional para recuperación del monto robado en una compra  forzada. 6) Asistencia para bloquear todas sus tarjetas. 7)  Blindaje en adquisiciones, cobertura al titular y adicional, protegiendo las compras contra robo o daño. 8)  Blindaje en viajes con cobertura al titular, su cónyuge y dependientes menores de 23 años, mediante un seguro de emergencia médica y gastos asociados. 9) Plan de recompensas, sirve para cambiar los puntos generados en la facturación por boletos de avión, viajes, productos de un amplio catálogo de regalos, entre otros.
Si a consecuencia de un asalto, dentro o fuera de México, la persona es obligada a realizar compras, la tarjeta tiene una cobertura de hasta mil dólares. En México, el usuario de Black cuenta con traslado y asistencia médica de hasta mil 100 dólares, y tiene un seguro de vida por asalto de hasta 25 mil dólares.
 En cuestión de costos, la tarjeta de color negro de Santander Serfin, no es barata, la ubicamos más bien en un rango entre los estándares altos por  comisiones, pago de anualidad y tasas de interés. Es decir, todos estos candados, beneficios, protecciones, seguros internos y externos, son cargados directamente al usuario.
 La  anualidad de Black es de 580 pesos más IVA, y el costo por tarjeta adicional es de 240 pesos más IVA. La tasa de interés de introducción en el mercado, hasta marzo del 2005, fue  del 29% anual; después sufrió un ajuste alcista a 36 puntos porcentuales a los que se añaden el promedio aritmético de la TIIE plazo de 28 días publicado por el Banco de México. Es una tarjeta de las que cobran los mayores intereses anuales.
 Para las personas que consideran que por seguridad bien vale pagar  un precio alto por el servicio y la protección, deben tomar en cuenta los requisitos para obtener Black como:  ser una persona titular de una tarjeta de crédito comercial o bancaria; tener una antigüedad mínima de 12 meses con la tarjeta; que el Buró de Crédito lo reporte como persona cumplida; que la tarjeta de crédito tenga una línea de 5 mil pesos; demostrar ingresos mínimos mensuales de 5 mil pesos y una edad de entre 18 a 65 años.
 Tramitar la tarjeta es decisión de usted o bien aguarde hasta el 2007 cuando tengamos el chip.
Agradezco sus comentarios a: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *