Home Por la Espiral Meses con luces y sombras
Por la Espiral - May 25, 2006

Meses con luces y sombras

Por la espiral
Claudia Luna Palencia

-Meses con luces y sombras
-Opinión de áreas de análisis
-Scotiabank, Banamex, BBVA y Santander

Para evaluar el escenario conjunto de los meses por venir para la economía mexicana, considero oportuno transmitir los análisis de diversas áreas de estudio dedicadas a proporcionar asesoría a los clientes de los grupos financieros a los que pertenecen.
 Este abanico informativo -que a continuación le voy a presentar-, sirve para evitar cualquier sesgo que pueda originarse de mi pluma a través de esta columna y lo hago con la finalidad de que el lector conozca lo que escriben otros colegas al respecto del panorama nacional. El  interés primordial es ir más allá de las tendencias o las críticas malsanas para proporcionarle a usted, amigo lector, datos que le permitan cuidar sus finanzas personales, familiares y su negocio en caso de tenerlo.
 Para Estudios Económicos de Banamex existe una  aceleración clara de la economía, como lo muestra el crecimiento respecto al trimestre inmediato anterior (anualizado) de 6.3 por ciento. “Mantenemos nuestra perspectiva de un avance en el año de 4.1 por ciento”.
 Respecto del  deterioro de las variables financieras nacionales, más evidente desde el mes de marzo, Banamex explica que todo el movimiento en México puede atribuirse a variables internacionales; y en una perspectiva más larga, identifica también factores nacionales en los movimientos del riesgo país y sobre todo cambiario.
 Del escenario electoral, el banco difunde a sus clientes e inversionistas, que las  encuestas de intención del voto  para la elección Presidencial muestran una diferencia de alrededor de 4 puntos entre el primero y segundo lugar.
Agrega que “mientras más competida sea la elección, mayor el peso de eventuales irregularidades electorales locales y por tanto de protestas, justificadas o no”.
 Por su parte, para el equipo de Análisis de Santander Serfin, a pesar de los buenos resultados económicos, la volatilidad en los mercados internacionales estará a la espera de  mayor información “por lo que mantenemos nuestra recomendación de cautela ya que no se puede descartar alzas adicionales en las tasas de interés de los bonos domésticos. Incluso llama la atención el hecho de que las tasas de interés de los bonos del tesoro estadounidense terminaron ajustándose a la baja cerrando el bono a plazo de 10 años en 5.05%, cuando en días anteriores alcanzó niveles máximos de 5.18 por ciento”
 Asimismo, Santander Serfin, advierte de ajustes en las posiciones de los inversionistas extranjeros buscando refugios más seguros para su dinero.
A COLACIÓN
 La dirección de Estudios Económicos de BBVA Bancomer considera que México enfrenta los comicios federales en un marco económico interno bastante favorable, al grado de que en décadas no se alineaban elementos como: finanzas públicas y cuentas externas sanas; refinanciamiento de la deuda externa cubierta para los próximos 2 años; inflación baja; y desarrollo del mercado financiero y bancario.
 Empero,  el grupo español advierte que no se puede descartar por completo que se altere el sentimiento del mercado conforme “nos aproximemos a la elección”.
 BBVA Bancomer hace esta consideración tras evaluar a Brasil con la campaña de Luiz Inacio Lula da Silva, en la cuarta candidatura por el Partido de los Trabajadores. Fue un año malo para la bolsa y el peso brasileño.  Lo mismo pasó en los primeros 10 meses de la administración de Lula da Silva como presidente, pero después la volatilidad amainó.
 El banco recuerda este episodio porque desencadenó un  aumento sustantivo de la volatilidad en la región, en  2002.  “El spread soberano subió  en más de 1,600 puntos base  en los 6 meses previos, mientras que el real brasileño cayó más de un  60 por ciento”.
 En cuanto a referentes nacionales, BBVA Bancomer indica que las  elecciones del 2000 en México generaron menos agitación con relación a las de Brasil; “sin embargo,  sí hubo un periodo de mayor incertidumbre que aumentó moderadamente la volatilidad del tipo de cambio y del riesgo país. Así, el peso se deslizó de 9.5 en enero del 2000 a 10.08 pesos por dólar a la  semana siguiente de las elecciones”.
 En la actualidad, con tantas variables combinándose, a la pregunta expresa de: ¿Qué generaría un cambio en el sentimiento de los inversionistas ante las elecciones?  BBVA Bancomer concede a la incertidumbre la posibilidad de un giro.
 “La incertidumbre sobre la continuación de la estabilidad económica es en periodo electoral la fuente de los movimientos especulativos”.
 Las elecciones, añade el banco, generan dudas asociadas a la capacidad del nuevo gobierno para enfrentar nuevos retos, a las formas e ideologías utilizadas para lograrlo, e incluso a la credibilidad de los argumentos de los candidatos.  “Es, en principio, una valoración subjetiva que no siempre ofrece el beneficio de la duda”.
En efecto, no es únicamente enfocarnos en el 2 de julio, en la legitimidad del proceso, en el rol del IFE y las instituciones,  el respeto a la legalidad y la actitud de los candidatos perdedores; las verdaderas consecuencias del proceso vendrán al día siguiente, en las semanas y meses venideros, en donde el candidato  electo deberá tener una gran inteligencia y capacidad de diálogo para enviar mensajes claros de su política económica, de tal forma, que prevalezca el clima de confianza para que los capitales se queden aquí.
BBVA Bancomer no descarta que las elecciones en México sufran una posible pérdida de confianza; “a pesar de ello, la solidez de los fundamentales mitigará las presiones de corto plazo”.
Para Estudios Económicos de Scotiabank Inverlat, de las buenas noticias del primer trimestre del 2006, apunta que “no debiera esperarse que este ritmo de crecimiento se sostenga en los próximos trimestres, pues de hecho conocemos a través de las cifras de producción industrial, que uno de los sectores que influyó en esta cifra trimestral, el automotriz, ha comenzado a desacelerar luego del extraordinario crecimiento de los primeros meses del año”.
Por último, de las próximas elecciones reconoce que hay nerviosismo y que es un factor que hace que los inversionistas tomen una posición más cautelosa hacia los mercados financieros locales, por las expectativas y la  volatilidad presentes.
En síntesis, esto es lo que leen los inversionistas y clientes de cada uno de estos grupos, algunas opiniones son más moderadas que otras, pero en general todas coinciden en que la macro va bien pero los mercados financieros tendrán su cuota electoral.
Agradezco sus comentarios a:claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *