Home Por la Espiral Dinamismo transfronterizo
Por la Espiral - May 19, 2006

Dinamismo transfronterizo

Por la espiral
Claudia Luna Palencia

-Dinamismo transfronterizo
-ASPAN y operatividad
-Es seguridad por delincuencia

Desde 1994, que entró en vigor el TLCAN, los primeros efectos de la liberalización comercial provocaron que, año tras año, creciera el intercambio  entre Estados Unidos y México, principalmente el  comercio transfronterizo. Rick Perry, gobernador de Texas, asegura que en la primera década de existencia del TCLAN el comercio transfronterizo, entre Estados Unidos y México, aumentó 250 por ciento.
La frontera, entendida como una franja territorial, igual  simboliza otra serie de limitaciones evidentes en la política estadounidense: la Casa Blanca otorga a Canadá, el otro partnership del tratado, una relación equitativa mediante una frontera considerada la menos vigilada del mundo, el contraste sucede con el manejo de la delimitación que Estados Unidos tiene con México. Son valoraciones distintas, para socios supuestamente iguales en el papel. Con Canadá persiste una frontera libre y con México subsisten los muros, persecuciones, trabas, negativas para ingresar legalmente por no aplicar por la Visa. En conclusión, la frontera más vigilada de mundo.
  La decisión del presidente George W. Bush de enviar 6 mil efectivos de la Guardia Nacional a resguardar la frontera con México con el pretexto del tema migratorio forma parte de la estrategia de “la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte” (ASPAN) aceptada por los líderes de México, Canadá y Estados Unidos, en marzo del 2005.
 Entre los propósitos del ASPAN, los 3 más relevantes, son la  seguridad; prosperidad; y calida de vida. Pero nuevamente no es un acuerdo equitativo, no lo es para México que ha doblado las manos ante la virulencia de una frontera incontrolable, cada vez más violenta.
 Estados Unidos demanda una frontera segura a sabiendas de que a México se le fue de las manos controlar la delincuencia, el narcotráfico, el contrabando humano y de mercancías.
Para que sucedan tantas actividades fuera de la Ley es porque hay autoridades de por medio. Las labores de inteligencia y seguridad que realizará la Guardia Nacional ponen sobre tela de duda la incorruptibilidad de la Border Patroll, porque no puede entenderse el tráfico ilegal sino hay colusión binacional.
A COLACIÓN
 El TLCAN impulsó las inversiones, el comercio, el intercambio cultural y detonó la maquila  en las ciudades ubicadas en ambas franjas de Estados Unidos y México.
 Los datos confirman una estrecha relación transfronteriza que conecta a Coahuila, Tamaulipas, Nuevo León, Chihuahua, Sonora  y Baja California con distintos puntos de la Unión Americana: Laredo, Texas; El Paso,Texas; San Diego, California; Arizona; Houston-Galveston, Texas; Port Arthur, Texas; Los Ángeles, California;  y Mobile, Alabama.
 Texas es el exportador más grande de Estados Unidos, más de mil  empresas tejanas tienen negocios en México con ventas superiores a los 42 mil millones de dólares.
 Es una relación cuantiosa, todavía más importante, cuando se suma el  total de las divisas provenientes del  comercio  transfronterizo entre México y Estados Unidos por  240 mil millones de dólares, de acuerdo con información de la Consejería Comercial en Dallas, del Banco Nacional de Comercio Exterior (BANCOMEXT)
 Lo anterior nos permite ubicar que de la frontera, de uno y otro lado, emana un poder económico consustancial, hay muchos miles de millones de dólares en juego, y los empresarios de Texas, ligados al clan de los Bush, exigen  proteger sus intereses que actualmente peligran por el poder de las mafias y la delincuencia organizada en los  estados del Norte de México.
 Para obtener un resguardo con sello supranacional disfrazan la seguridad de la frontera estadounidense en lucha anti inmigrante ilegal, y despliegan para ello 6 mil soldados armados, para contrarrestar a mujeres, niños, jóvenes, hombres que no llevan nada más que una canasta de sueños. ¿Tan peligrosos son para la seguridad americana los ilegales que requieren de soldados para ser atrapados como si se tratara de kamikazes iraquíes? Ha otro lado con ese cuento.
 Lo que verdaderamente teme Estados Unidos es una mayor violencia, la lucha por el  control de la frontera entre las mafias, y que lleguen “al otro lado”.
SERPIENTES Y ESCALERAS
 En marzo del 2005 de una reunión trilateral de los presidentes de México, Estados Unidos y Canadá, surgió la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN)
 Su puesta en marcha fue oficial en  junio del mismo año a través de la coordinación entre el subsecretario de Negociaciones Comerciales Internacionales, de la Secretaría de Economía, de México; el deputy under secretary of Commerce for International Trade, US Department of Commerce, de Estados Unidos; y el assistant deputy minister of Trade, Economic and Environmental Policy, de Canadá.
 El  ASPAN pretende una  frontera inteligente y segura. Lo acordado en este punto es lo siguiente: “Nuestra visión es tener una estrategia fronteriza que permita el movimiento rápido, eficiente y seguro del comercio de bajo riesgo y de viajeros hacia y dentro de América del Norte, y al mismo tiempo, protegernos de amenazas, incluyendo el terrorismo”.
“Al instrumentar esta estrategia se fomentará el establecimiento de enfoques innovadores basados en análisis de riesgo, para mejorar la seguridad y facilitar el comercio y el cruce de personas. Hemos incluido la coordinación de inversiones en infraestructura y evaluaciones de vulnerabilidad, inspección y procesamiento de viajeros, equipaje y carga, y un programa integrado de viajeros confiables en América del Norte, así como respuestas rápidas en la aplicación de la ley ante amenazas criminales o terroristas, incluyendo avances en una red trilateral para la protección de jueces y agentes”.
En marzo pasado, en Cancún, Quintana Roo, el presidente Vicente Fox y el presidente  George W. Bush  a fin de atender la violencia fronteriza firmaron un Plan de Acción para Combatir la Violencia Fronteriza y Mejorar la Seguridad Pública. Funcionarios de ambos países finalizaron los protocolos de seguridad fronteriza y seguridad pública en Nogales, Arizona; Nogales, Sonora; y Laredo, Texas–Nuevo Laredo.
Estados Unidos garantizará la seguridad fronteriza en espera de la próxima reunión en Canadá en marzo del 2007 con el candidato que resulte presidente electo de México el 2 de julio próximo.
La Casa Blanca se está anticipando a que en los meses venideros surja un mayor descontrol en la frontera, poniendo en peligro los intereses de los empresarios tejanos y de los amigos de Bush.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *