Home Espectáculos Willie Colón, de visita en México, habló a favor de los migrantes
Espectáculos - May 17, 2006

Willie Colón, de visita en México, habló a favor de los migrantes

Willie Colón en entrevista
con nuestro reportero
Foto: Azteca21

Por Benjamín Solís
Reportero Azteca 21

San Luis Potosí. 17 de mayo de 2006. A principios de este mes, Willie Colón llegó a nuestro país y arribó a la capital potosina para clausurar el VI Festival Internacional de San Luis. En conferencia de prensa, Azteca 21 tuvo la oportunidad de conversar con él sobre sus impresiones de las recientes manifestaciones de los migrantes latinos en la Unión Americana, su próxima postulación política en Nueva York, su ciudad natal, proyectos que tiene en mente y algo más. He aquí la entrevista.

Willie, ¿de dónde vienes ahora?

Bueno, vengo de Nueva York, de hecho apenas anoche tocamos en el Marrito. Como pueden ver, el cansancio ya hasta pasó, ahora estoy recobrando nuevas energías.

¿Qué piensas del concierto que darás en el Festival de San Luis?

Bueno, yo no conocía esta ciudad y para mí en verdad es un honor muy grande cerrar un festival. Pasé por la plaza (Fundadores) donde vamos a tocar; vi de paso el equipo, la tarima y todo el aparato tecnológico que me parece muy bueno. Venimos listos para la batalla, el grupo que traigo está muy bueno. Tenemos un repertorio muy bueno y yo creo que nos vamos a ganar a los potosinos.

¿Qué esperas de este público?

Yo estoy curioso por ver cómo reacciona el público de aquí. Tenemos temas nuevos, tengo 50 elepés grabados y siempre es difícil escoger los temas. La gente pide casi siempre los mismos números y si uno no los toca, pues te hacen muecas y se molestan, por eso no podemos hacer un concierto con todo el material nuevo que he hecho. Hay que esperar a que la gente se lance y que reconozca los temas que quiere, casi siempre son “Idilio”, “Talento de TV”, “El gran varón…” y luego tocar otros no tan conocidos, pues tenemos un repertorio montado con más de cien números.

Después de una carrera tan larga y exitosa, ¿qué le falta a Willie Colón?

Me falta ser millonario (se carcajea). Bueno, me gustaría mucho escribir unos libros, por lo menos asegurar uno y lo quiero escribir en un futuro pronto, retirarme un tiempo de los conciertos y escribir un par de libros sobre lo que he hecho y aprendido. Tengo eso en mente. Tendría que retirarme un poco, pues no lo puedo hacer de otra manera. Necesito tiempo, es un proyecto con más de diez años que tengo en mente y nunca puedo hacerlo porque viene un concierto tras otro. Quiero escribir y documentar estas cosas que he visto mientras todavía las puedo recordar.

Cuéntanos un poco de eso.

Pues mira, quiero hacer un libro de memorias que incluya una audiografía. También escribir uno de ficción, pero que cuente las cosas que veo en Nueva York, que explique cómo es la lucha, cómo es la vivencia de nosotros los latinos allá, eso a manera de novela.

¿Te retiras de la política?

No, en el 2009 pienso postularme, estaré en la política de nuevo. Quiero ocupar un cargo para ser un defensor público en la ciudad de Nueva York, que es donde yo nací. Hacen falta líderes dentro de nuestra comunidad. Desgraciadamente, cuando se eligen, cuando tienen lo que querían, ya no ponen el cuello en la guillotina. Necesitamos organizaciones que sean de nuestra gente, de nosotros.

Tú nunca has sido ajeno a las cuestiones sociales, en particular las luchas de las minorías, ¿qué piensas de todas esas manifestaciones de migrantes que hemos visto en varias ciudades de la Unión Americana en las últimas semanas?

Tú sabes, yo digo que es bueno que explotó esta bomba allá. Mira, yo vengo de los tiempos de los años 50 y 60, y en esos tiempos toda protesta era recibida con macanazo y patadas y la “ley americana”. Entonces aquello que vivíamos era como el apartheid sudafricano; la Constitución decía que todos éramos iguales, sí, iguales, pero separados; había sanitario para gente de color, fuentes de tomar agua para gente de color y en los restaurantes y buses secciones para gente de color. Después eso cambió en los 60, pero el sentimiento ése no se fue, siempre estuvo por un lado, es parte del sistema y entonces surgieron otras maneras de bloquearte y discriminarte, es decir, la policía.

Yo hice un estudio en el pueblo de cuando vivía allá en Estados Unidos, me puse a escuchar la radio de la policía y cada vez que paraban a un tipo, resulta que era un López, un Hernández, siempre un latino. Entonces fui con el alcalde para que supiera qué estaba pasando, y empecé a crear un comité para estudiar eso que pasaba, saber quiénes eran las personas a las que la policía estaba parando y lo que vimos es que cuando la policía paraba a un blanco, un gringo, 80 por ciento de los casos nunca llegaban al cuartel, lo soltaban, lo regañaban; sólo 20 por ciento iba pa’dentro. Con los negros, 80 por ciento iba a dar al cuartel y 20 por ciento era soltado; en cambio, con los latinos siempre era 99 por ciento pa’dentro, nunca les daban chance.

Y en la actualidad, ¿cómo ves las cosas?

Pues nosotros somos una amenaza para ellos, ellos reconocen la fuerza que tenemos y ésta última cosa (las manifestaciones) ha permitido la organización. Tú sabes, antes, al principio, llegan los dominicanos, los mexicanos, etc., y todo mundo jala pa’ su lado, pero de repente sale el “coco” y todos tienen miedo, pero ahora eso es lo que los une. En estas  manifestaciones todo el mundo estaba ahí, hasta se metieron los islandeses e iban con nosotros porque esto ya es otra cosa. Nos hicieron un favor, ahora se unen muchas nacionalidades  y grupos étnicos que han llegado a los Estados Unidos y que han pasado por lo mismo. Ahora nosotros tenemos que ser maduros, dar el próximo paso, usar los recursos que tenemos y tener una meta clara, hacer una agenda mutua.

¿Y ello qué implicaría?

Todo en la vida es una negociación, no sólo decir: “Yo quiero vivir en tu país”, eso no es una negociación, para negociar hay que decir “Yo no voy a trabajar, tú necesitas que te hagan este trabajo, pues nosotros ya no te lo vamos a hacer…”, o algo como “Tú quieres mi dólar, pues yo no te lo voy a dar”. Hace dos años hicimos un estudio y vimos que la economía latina en los Estados Unidos era 650 billones de dólares al año, dólares que pasan por nuestra comunidad, es decir dos billones cada día, y el gringo necesita esa plata y quiere esa plata. Entonces nosotros tenemos que saber que la situación perfecta que ellos quieren es una igual a tenernos tan sometidos que sería como una clase de esclavitud; estarás tan agradecido de tener trabajo allá que a cambio te van a maltratar y cuando terminen contigo, botarte. Pero la cosa es que ellos necesitan la mano de obra, la economía americana necesita al emigrante y he ahí donde está nuestra fuerza, en los números somos muchos, y en la economía.

Desde tu trinchera, que es la música, ¿has hecho algunas cosas?

Yo hice programas en Nueva York para que la gente participara. Yo había hecho hace tiempo un tema que se llama “Color americano”, donde hablo de todo esto y eso que lo hice hace como diez años, creo que sería una buena idea grabarlo de nuevo.

¿Qué piensas de la marcha del 1º de mayo, la más multitudinaria que se ha registrado?

Lo bueno de la marcha es que toda esa gente no fue a trabajar, entonces se tuvieron que cerrar muchos negocios y eso les duele. En Estados Unidos, con un millón de dólares, tú puedes ser ciudadano americano, tú puedes comprarlo. Nosotros no podemos hacer eso, nosotros tenemos otro camino; creo que el problema que ha surgido a la superficie es bueno, es bueno.

Muchas gracias, Willie.

Al contrario.

Willie Colón estará realizando varias presentaciones en México durante el mes de mayo, para más información, se puede consultar la página www.williecolon.com

Comentarios a esta nota: Benjamin Solis

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *