Home Espectáculos Diana Golden, acariciada por el sol y la arena, en Plaboy México
Espectáculos - May 16, 2006

Diana Golden, acariciada por el sol y la arena, en Plaboy México

Diana Golden posa junto
a la portada de la conocida
revista para caballeros
Foto: Martha Martínez/
Azteca 21

Por Javier Pérez y Martha Martínez
Reporteros Azteca 21

Ciudad de México. 16 de mayo de 2006. De fondo, el amarillo intenso de la luz solar y el ocre del mar que se pierde en el horizonte. En primer plano está ella, sentada en la arena y sosteniendo con ambas manos su larga cabellera negra por encima de la cabeza que se impone al intenso brillo. Un collar de piedras negras, largo y contrastado con su piel morena, y una pulsera en su muñeca izquierda son las únicas prendas que visten su cuerpo.

Es Diana Golden, actriz colombiana radicada en México que aceptó posar para Playboy México y convertirse así en la portada de la edición de mayo. A sus 40 años, Golden aclara, en las propias páginas de la revista, que no lo hizo para remontar su carrera. Con ojos así, como reza el título del pictorial, no habrá quien lo dude.

Tampoco lo toma como una moda. Fue, dice, una decisión bien pensada, aunque no por eso desprovista de temores e inquietudes. “Me costó mucho trabajo empezar la sesión, porque nunca había hecho un desnudo. Pero fue tan padre el equipo que se formó, fue tan bonito, que todos colaboramos y cada uno puso un granito. El resultado son las fotos más bonitas que me he tomado en mi vida”, explica la actriz.

Las playas de Puerto Escondido, Oaxaca, fueron el escenario al que se trasladó el concepto tipo árabe que viste la sesión fotográfica. “Tratamos de buscar un escenario diferente, pero darle una unidad. En cada una de las páginas está Diana mostrada de manera diferente, con vestuario y maquillaje distintos”, explica el fotógrafo del pictorial, Diego Carballo.

Sillas de mimbre, pareos, velos, pulseras y collares, muchos collares, fueron los elementos con los que Diana Golden se acompañó. “El trabajo de producción que hay detrás de un pictorial es impresionante. Nosotros hacemos un trabajo de mucha producción, en el que se invierte mucho tiempo y trabajo arduo, de sol a sol. En cada foto hay un peinado diferente, accesorios
diferentes… por eso el trabajo requiere de mucha concentración”, aclara Raúl Sayrols, director general de Playboy México.

Ese profesionalismo, dicen, convence a las celebridades. De hecho, a muchos sorprendió ver a
Golden en las páginas de Playboy cuando había declarado que jamás haría un desnudo. “Siempre dije que no porque me daba mucho temor, porque nunca manejé así mi carrera. La misma revista, en el 87, en las primeras ediciones en México, me pidió posar. No acepté porque iba empezando mi carrera.

“Entonces era una chava que iniciaría su carrera desnudándose en una revista para caballeros; ahora, en cambio, soy una actriz con una trayectoria de más de 20 años, que se atrevió a hacer unas fotos muy bonitas, sensuales, que me llenan de orgullo y satisfacción. Fueron muchos meses de decisiones y todos estuvimos de acuerdo en que tuviera un concepto, porque es una revista con conceptos de arte detrás de cada foto. Además, mi esposo estuvo presente, me apoyó
cuando dudaba en hacerlo o no. Él me dijo que lo hiciera, que estaba muy bien, y que era el momento de mi vida, el mejor, tanto física como mentalmente.

“Me da gusto cumplir 40 años y sentirme perfecta, con todo en mi lugar; enseñarle a los señores que así se pude llegar y quitar el mito de que (sólo) una niñita de 25 (puede posar). No demerito a nadie en lo absoluto, que quede claro. Pero a esta edad (los 40), tienes la madurez de tomar esta decisión y decir: aquí estoy, mírenme”, expresó Golden.

Y aunque habrá quienes no consideren el desnudo de Golden como integral, Sayrols aclara: “El concepto de desnudo integral es medio vago, creo que se refiere a que la artista se presente sin ropa. Aquí (en la publicación) hay unas fotos de Diana sin ropa, sólo
con aretes y una pulsera en el tobillo y las muñecas. Es un desnudo integral o lo que consideramos tal. Si se refieren a un desnudo frontal, donde se enseñe el pubis, les damos a las artistas la libertad deaparecer tan atrevidas como quieran en su pictorial. Esto hace que se sientan en mayor confianza y trabajen mucho mejor. No las obligamos a nada”.

Comentarios a esta nota: Reportero Azteca21

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *