Home Por la Espiral GMéxico: incógnitas
Por la Espiral - May 15, 2006

GMéxico: incógnitas

Por la espiral
Claudia Luna Palencia

-GMéxico: incógnitas
-Dividendo de 0.60 ctvs
-¿Y las indemnizaciones?

En el documento “La inversión extranjera en América Latina y el Caribe 2005”, elaborado por la CEPAL, figura Grupo México dentro de las 15  translatinas más poderosas de la región.
Para formar parte de este privilegiado grupo se valoran los activos, utilidades, ventas, apalancamiento, adquisiciones y el desempeño de las subsidiarias.
En el reporte financiero más reciente, el correspondiente al primer trimestre del 2006, Grupo México informó a la Bolsa Mexicana de Valores de un dividendo equivalente a 0.60 centavos (en moneda nacional) por acción en circulación.
Este reparto es resultado de los logros obtenidos por la empresa de manera consolidada por las operaciones  mineras en Estados Unidos,  Asarco;  México y Perú en Southern Copper Corporation (SCC); así como la división de transporte con Ferrocarril Mexicano, Intermodal México y Texas Pacific. Y la nueva adquisición (el 25 de noviembre del año pasado) de Ferrosur, S.A. de C.V.
De enero a marzo, la utilidad de operación del grupo subió 139.7 millones de dólares, un 26.1% más que la registrada en igual periodo del 2005.
La minería es un negociante boyante, es más redondo en la medida que abunda la materia prima, México ocupa algunos renglones de privilegio a nivel internacional; además contribuye que los empresarios inviertan en actividades embonadas a  la cadena del proceso.
Grupo México, presidido por German Larrea Mota Velasco, tiene esta fórmula que le ha permitido desde 1978 mantenerse en constante evolución y logro de las ambiciones, a tal grado que hoy destaca en la región, sin importar que  sus ganancias sucedan a costa  de la explotación laboral.
Dentro de 2 días más, Grupo México hará efectivo el pago del dividendo anunciado a sus accionistas, y 2 días después, deberá recordar que hace 3 meses fallecieron 65 mineros en Coahuila, cuyo rescate de los cuerpos fue infructuoso.
Todavía no se saben las cifras económicas del siniestro de Pasta de Conchos, falta especificar si la empresa cubrió todas las indemnizaciones a los familiares de los 65 mineros fallecidos y de 13 trabajadores sobrevivientes.
 De manera acotada, las explicaciones indican el reparto de 100 mil pesos, más despensas, terapias de rehabilitación a los  mineros sobrevivientes, atención psicológica a los familiares, y talleres gratuitos denominados “proyecto de vida, mujer exitosa”, para mujeres viudas obligadas a sacar adelante a los hijos; para los adolescentes que perdieron a su padre, hermano, tío, primo o abuelo, los talleres son de tanatología.
SERPIENTES Y ESCALERAS
 Negligencia, accidente o hecho inducido, el caso es que hay 65 mineros muertos, y recientemente apareció en la  misma mina de Pasta de Conchos, el cadáver de un joven rescatista que los gerentes de la empresa primero dieron por desaparecido y luego, supusieron que abandonó el rescate y retornó a San Luis Potosí. ¿Qué clase de control tiene Grupo México, por medio de IMMSA, la subsidiaria en Coahuila sobre de los mineros que descienden? ¿Y las autoridades dónde están?
 A unos días de cumplirse 3 meses del siniestro, el Gobierno Federal ha dado total respaldo a la empresa. La Secretaría del Trabajo no avanza, ni concluye los peritajes, no hay sanciones, ni deslinde de responsabilidades. ¿Negligencia?
 Circunstancial o no, Pasta de Conchos, puso la mirada nacional en la minería, no en la que entrega dividendos a sus accionistas,  o que capitaliza la riqueza mineral del subsuelo mexicano, más bien la posó sobre de las condiciones infrahumanas de los trabajadores, atrapados entre el capitalista voraz  que no se tienta el corazón y el sindicato cuyos líderes desconocen el sudor de muchos kilómetros debajo tierra.
 Pasta de Conchos sacó a la superficie los tirones que desde hace años suceden tanto en la minería, como en otros sectores de la producción, donde los sindicatos están de sobra porque el Gobierno Federal de corte neoliberal avala a los empresarios nacionales y extranjeros hartos de estorbosas cláusulas de contractos colectivos de trabajo, emplazamientos de huelga, chantajes del sindicato, dinero para los líderes y concesiones. En medio: el trabajador; y el referí, la Secretaría del Trabajo, decantada a favor del empresario.
A COLACIÓN
 El tema empresarios-sindicatos-mineros-autoridades-legislación es más complicado de cuánto la prensa ha difundido, no es casual la caja de Pandora que desató Pasta de Conchos con movimientos que atentan contra lo que más desean los empresarios: las utilidades y los dividendos.
 Grupo México tiene varios frentes abiertos, basta con leer el informe a los inversionistas: “GMéxico informa que a pesar de contar con una prórroga firmada por el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, un grupo de trabajadores mantiene bloqueada la entrada a la mina-concentradora de La Caridad desde el 24 de marzo del 2006. La subsidiaria de GMéxico, Mexicana de Cobre, promovió ante las autoridades estatales las acciones legales para que le sea restituido el pleno ejercicio de sus derechos sobre dicha propiedad y espera una pronta resolución de este problema. Asimismo un grupo de trabajadores mantiene bloqueada la mina San Martín, en Sombrerete, Zacatecas desde febrero 28. Se está analizando el cierre indefinido de esta mina, por sus bajas reservas y la ilegalidad laboral que prevalece”.
De los paros, que la empresa califica de “ilegales”, la explicación a  los inversionistas es que el origen del problema radica en un conflicto interno del sindicato. “Actualmente, de las 12 secciones del Sindicato Minero en México, que pertenecen a la empresa 8 ya celebraron la revisión de los contratos colectivos de trabajo y se encuentran normalmente, 2 están por revisarse en mayo 18 y agosto 27. En las 2 secciones antes mencionadas algunos trabajadores afines al líder depuesto continúan impidiendo la entrada a los trabajadores al centro de trabajo. Estas acciones han sido calificadas por las autoridades como paros ilegales”.
Es inaceptable que Grupo México crea que todo cuánto está aconteciendo en la minería, con sus trabajadores, es por culpa de paros ilegales, y problemas al interior del sindicato. ¿No será más bien que los trabajadores ejercen su derecho a huelga, por las malas, pésimas condiciones salariales y la baja protección laboral?
Agradezco sus comentarios a:claulunpalencia@yahoo.com
 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *