Home Buenas Noticias El Ballet El Kremlin de Moscú se presentó en Saltillo
Buenas Noticias - May 14, 2006

El Ballet El Kremlin de Moscú se presentó en Saltillo

El Ballet El Kremlin
inició con la imagen
de una doncella
Foto: Internet

Saltillo, Coah.; 13 de mayo de 2006.-Al levantarse el telón, la magia del ballet se dejó sentir en la fresca noche saltillense. El escenario recibió a la imagen de la doncella en apuros que surca el aire para escapar de su captor; al duelo de sables entre corsarios que se lleva a cabo en exóticas tierras del lejano oriente.

El escenario se llenó de vestuarios que centellaron al compás de los giros que realizan cuerpos perfectos al son de una música llena de matices, donde la dulzura de la flauta se mezcla con la fuerza de las percusiones y la algarabía de los panderos.

El Ballet El Kremlin, de Moscú, mostró su calidad técnica con un repertorio variado, donde los pasajes clásicos del ballet fueron interpretados con emotividad y soltura ante el público saltillense, que llenó el Teatro de la Ciudad el pasado jueves.

Si bien la escenografía fue sencilla y discreta, el espectáculo gozó de la riqueza visual de los complicados pasos de baile y los llamativos vestuarios, que no sólo cambiaron con cada obra distinta, sino en las diferentes escenas de la primera obra presentada, “El Corsario”, con música de A. Adan y L. Delib.

Pieza que ocupó la primera mitad del espectáculo y en donde destacó la precisión técnica de la primera bailarina Jeanna Bogoroditskaya, quien sedujo con el movimiento de sus brazos que primero ondulantes cual serpiente y luego con movimientos lentos y llenos de gracia, acompañaron la elocuencia expresiva de su rostro y el largo equilibrio del cuerpo en las puntas.

El ballet “El Corsario”, del que se presentaron fragmentos pero que dieron una idea completa de la historia que cuenta, está basado en el poema homónimo de Lord Byron, que narra la historia de Medora (Bogoroditskaya), quien es apresada por Lankedem, el vendedor de esclavas, para después ser vendida a Seid Pachá.

De hecho, uno de los pasajes de mayor riqueza visual se lleva a cabo cuando Medora es conducida al palacio turco y actúa con las integrantes del cuerpo de baile. La historia, comprendida a la perfección por la audiencia, habla de traiciones, luchas y aventuras.

Finalmente la doncella es salvada por el corsario Conrad, interpretado por el primer bailarín Aydar Shaidullin.

En esta coreografía destacó la presencia del ayudante turco del corsario, quien brindó una actuación en donde las ágiles piruetas y los brincos en el aire que alcanzaron gran altura, se robaron la atención del público, que aplaudió cada ejecución. Mascaradas, romance y magia oriental La segunda parte del programa mostró un mosaico de temas y estilos.

El público admiró la diversidad de relatos, coreografías y música que forman parte de la tradición dancística clásica.

Fragmentos de piezas conocidas como “El Lago de los Cisnes”, “Romeo y Julieta” y “La Bella Durmiente” se combinaron con obras que no son vistas con frecuencia, tal es el caso de “Flame of Paris” o “Karnaval in Venice”.

Después del “Adagio Princesa Aurora y Cuatro Caballeros”, el escenario recibió a dos bailarines ataviados con trajes azul cobalto que lucían aplicaciones plateadas, quienes presentaron una coreografía fresca y moderna en “Flame of Paris”, con música de Asafiev, que refleja el encanto oriental gracias a las percusiones y los címbalos.

Las piruetas y los arabescos hicieron acto de presencia con “El Lago de los Cisnes”, fragmento en el que participaron dos bailarines y donde los movimientos lentos y fluidos de la bailarina recordaron la estilización de un cuello de cisne.

El momento cumbre de la segunda mitad del programa llegó con “Karnaval in Venice”, el ambiente de mascarada, los colores vivos de los vestuarios y las cálidas luces enmarcaron la actuación de los 10 bailarines. “Romeo y Julieta” y “Bayadera” fueron las últimas piezas del programa.

Pero Ballet Kremlin cerró el espectáculo con una coreografía novedosa en la que participaron los 25 bailarines y en donde la belleza y perfección del ballet ruso hicieron acto de presencia. (Vanguardia)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *