Home Espectáculos A ritmo de salsa Willie Colón cierra el Festival de San Luis
Espectáculos - May 10, 2006

A ritmo de salsa Willie Colón cierra el Festival de San Luis

El gran Willie Colón cerró
con broche de oro el
festival en la
capital potosina
Foto: Cortesía de la Secretaría
de Cultura de SLP

Por Benjamín Solís
Reportero Azteca 21

San Luis Potosí, SLP. 8 de mayo de 2006. Con un concierto masivo ante unas seis mil personas en la Plaza Fundadores de esta capital, el maestro de la salsa Willie Colón clausuró el VI Festival Internacional de San Luis, que durante diez días presentó actividades y espectáculos variados de todas las tendencias artísticas, desde las bellas artes, la cultura popular y las manifestaciones urbanas y música comercial, hasta la presentación de expresiones experimentales. Todo ello de una gran calidad de artistas nacionales y procedentes de otras partes del mundo.

La cita con Willie Colón oficialmente era al filo de las nueve de la noche; sin embargo, ya había gente desde dos horas antes del concierto. La plaza llena a su máxima capacidad, incluyendo una enorme gradería especialmente instalada para el festival. Quienes previeron desde temprano pudieron apartar un buen lugar; al filo de las nueve seguían llegando familias, matrimonios y sobre todo grupos de jóvenes, muchos jóvenes, así como uno que otro vendedor ambulante favorecido por la ocasión. Todos convergiendo hasta este punto; se instalaron sillas en los bordes de la plaza dejando al centro una gran pista para el gran baile que se vaticinaba.

Ya con los ánimos dispuestos aquello era un ambiente de fiesta: muchas risas, personas encontrándose, mandando saludos, unos platicando animadamente, los grupos de las jóvenes potosinas imprimiéndole belleza y alegría a la noche; de pronto se apagaron las luces, gritos y en medio de la oscuridad una voz anunciante daba la bienvenida al concierto del clausura, y tras una breve introducción dijo por fin: “Señoras y señores, con ustedes el maestro de la salsa, el gran ¡Willie Colón!”, y aquello entonces se convirtió en un griterío, las luces se encendieron, iluminando a la orquesta plantada en el escenario e interpretando los primeros compases, y en seguida saliendo del fondo del escenario Willie Colón, sonriente, con un traje gris oxford, saludando con los brazos en alto, muy animado, muy contento; impresionado del escenario de un lugar donde nunca antes había estado:“Buenas noches San Luis…”. Y la música empezó a sonar.

Al calor de la noche se sumó la salsa, el público empezó a bailar desde el inicio, de las calles aledañas seguía fluyendo la gente, la plaza se volvió un hormiguero humano donde las parejas bailaban muy apretadito porque nadie quería quedarse fuera. Muchos gritaban y pedían sus canciones preferidas “Gitana”, “La murga”, “El gran varón”, etc. Willie sólo pedía calma, y dijo que habría para todos porque la noche apenas iniciaba, y así la multitud bailó “Te conozco bacalao”, “Oh qué será”, “Che che colé”.

La primera hora y media transcurrió como agua, el buen humor de Willie Colón y su grupo contagiaba a la plaza, entre pieza y pieza contaba una breve anécdota de sus canciones, de su gusto de estar nuevamente en México, país al que dijo querer mucho por lo hospitalario de su gente; así a medio concierto arrancó un gran grito en las miles de personas cuando empezó a cantar: “Gitana, gitana, gitana, gitana, tu cuerpo, tu cuerpo, tu cara, tu cara…”. Entonces en la masa cantaban o bailaban, pero nadie se quedó impasible en medio de la bulla fraternal.

Ya hacia el final, Willie Colón y su grupo tocaron un popurrí de canciones de su gran amigo y ex compañero de escenarios, el ex vocalista Héctor Juan Pérez Martínez, mejor conocido como Héctor Lavoe, la gente respondió con el mejor tributo que se le puede rendir a uno de los grandes soneros ya fallecidos: bailando y cantando sus canciones. El concierto llegó a su término, pero Willie Colón tuvo que salir una vez más al escenario para tocar la “del estribo”, entonces irrumpió una lluvia de confeti y luces pirotécnicas cruzaron el cielo para despedir al Festival.

El VI Festival Internacional de San Luis, diez días con más de 35 espectáculos culturales nacionales e internacionales, entre ellos Salif Keita, Teatroarte Cuticchio, la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí, Qué Payasos, Fobia, Acerina y su Danzonera, Los de Abajo, Magos Herrera, Les Deux Mondes, Cuartero Latinoamericano, La Guelaguetza, Colectivo Nortec, Salón Victoria, festival Tecnogeist, Eugenio Toussaint Trío, y varios más, así como exposiciones, conferencias y talleres profesionales. El Festival no sólo abarca la capital potosina, sino también llega a otras regiones donde también se presentaron actividades en 15 municipios del estado.

A diferencia de otras ediciones, este año el Festival registró una afluencia menor, poco más de 200 mil personas, ello porque en esta edición hubo una reducción de su formato original de 17 a sólo 10 días.

Azteca 21 conversó con María González, directora general de Festivales Internacionales de la Secretaría  de Cultura del estado. La funcionaria explicó que tal recorte fue debido al año electoral que vive el país, pero en el futuro volverá a su formato original y tendrá nuevos foros y abarcará al doble de los municipios: “El próximo año está en mente traer actividades exclusivas de vanguardia, cosas que nunca se hayan presentado en el país y seguirá manteniendo su sentido internacional”, aseveró.

Comentarios a esta nota: Benjamin Solis

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *