Home Negocios Un estudio revela que México tiene las autopistas más caras del mundo
Negocios - May 7, 2006

Un estudio revela que México tiene las autopistas más caras del mundo

 Las tarifas de las carreteras
de México son más caras
que en cualquier otra parte 
Foto: Internet

México; 7 de mayo de 2006.- En comparación con las autopistas concesionadas de otros países del mundo, México está aún por arriba en cuanto a la tarifa por kilómetro para autos, y ya no se diga para autobuses y camiones.

Así lo establece el estudio 2004, denominado “Análisis comparativo de tarifas en autopistas concesionadas: los casos de Argentina, Brasil, España y México”, elaborado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (Cesop) de la Cámara de Diputados.

Precisa que mientras en México la tarifa por kilómetro está en 0.985 dólares, en Brasil es de 0.0154, Argentina de 0.0061, Chile 0.0415, España 0.0848, Francia 0.0894, Portugal de 0.0607 y Rusia de 0.0342 dólares.

El documento aclara que las cifras son indicativas de las tarifas por kilómetro de esos países y no pueden considerarse representativas o promedios nacionales, ya que algunas son de casos muy específicos o se refieren a algunos ejemplos por país.

En México, pocas son las empresas privadas que tienen autopistas bajo su operación, ya que Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (Capufe) opera 81 por ciento de la red nacional.

Este organismo, dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), tiene una infraestructura con una longitud total de cuatro mil 934.4 kilómetros de autopistas y puentes, de estos últimos, 20 son nacionales y 19 internacionales.

De los 50 caminos que conforman la estructura carretera, tres son de la red propia, cuatro de la contratada y 43 del Fideicomiso para el Apoyo del Rescate de Autopistas Concesionadas (Farac), constituido en Banobras.

De los puentes nacionales, 16 son red propia, dos contratada y dos de Farac, y de los internacionales 13 son red propia, cuatro contratada y dos de Farac. Además, algunas autopistas se encuentran en manos de los gobiernos de los estados.

De acuerdo con la SCT, en México los ingresos por peaje de los concesionarios se fijan para diferentes tipos de vehículos, estableciéndose una regla de actualización en el título de concesión. Así, el gobierno le garantiza al concesionario una parte de los costos y de las proyecciones de tránsito.

Si el tránsito fuera menor al estimado o los costos aumentan más de un porcentaje determinado respecto a lo proyectado, el gobierno puede compensar esa pérdida a través de un incremento en la duración de la concesión.

Este fue el caso de Promotora y Operadora de Infraestructura (Pinfra), antes Grupo Tribasa, que opera y administra la carretera México-Toluca, la cual para poder bajar en más de 40 por ciento su tarifa la SCT aceptó extenderle a 30 años el plazo de concesión.

En el caso de Capufe, este organismo anuncia cada año un ajuste tarifario en las carreteras que administra, sólo para resarcir el índice inflacionario, por lo que en promedio dicho ajuste es de 3.0 por ciento, aproximadamente.

El diagnóstico de la Cesop establece que uno de los problemas que enfrentaron las autopistas concesionadas fueron por valoraciones equivocadas respecto a aforos vehiculares sobreestimados y tarifas demasiado altas.

Tal situación, sumada a sobrecostos de construcción, llevaron al gobierno a efectuar en 1997 un rescate anticipado de diversas autopistas, entre ellas la Cuernavaca-Acapulco, más conocida por la Autopista del Sol, que tenían bajo su operación ICA, Tribasa y GMD.

Algunas de las tarifas vigentes para el presente año -sólo autos- sobre todo en carreteras que administra Capufe, son las siguientes: Cuernavaca-Acapulco, 368 pesos. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *