Home Paisanos El emporio de comida hispana Goya y las polleras Perdue y Tyson cerraron para apoyar el boicot
Paisanos - May 1, 2006

El emporio de comida hispana Goya y las polleras Perdue y Tyson cerraron para apoyar el boicot

La empresa de alimentos
cerró la mayoría
 de sus plantas avícolas
 Foto: Internet

Washington, DC.- 1º de mayo de 2006.- Decenas de miles de personas participaban hoy en el paro nacional y en movilizaciones callejeras, en una jornada en la que este mediodía podían verse negocios cerrados en varios estados de la Unión Americana.

Miles de personas empezaron a marchar en las calles de Chicago con apoyo de la central sindical AFL-CIO lanzando consignas en demanda de la legalización de 11 millones de indocumentados y un número menor se congregó frente al Capitolio estatal en Georgia.

El emporio de comida hispana Goya, fundada por indocumentados españoles en 1936, cerró su cadena de distribución a nivel nacional para reconocer las contribuciones de los latinos. Las empresas polleras Perdue y Tyson cerraron también la mayor parte de sus plantas.

En Homestead, Florida, una zona con una amplia población mexicana, varios miles desfilaron por las banquetas ondeando banderas y pancartas con leyendas sobre la necesidad de una reforma migratoria integral.

En California, los puertos de Long Beach y Los Angeles, así como la Central de Abastos del condado, fueron los primeros en sentir este día los efectos del convocado “Gran Boicot Americano” por una reforma migratoria integral.

Las terminales portuarias, que en conjunto representan el tercer puerto más grande del mundo, mostraron una significativa reducción en su movimiento de carga, luego de que la Asociación de Transportistas (Teamsters) se sumó al boicot.

La autopista 710, que es el principal enlace de acceso para transportistas y en donde es frecuente ver la saturación de tráfico de carga pesada, disminuyó su tráfico en 50 por ciento en las primeras horas de la jornada.

En Dallas eran evidentes supermercados cerrados, sitios de construcción parados y hoteles con problemas de operación.

El paro de trabajadores inmigrantes se reflejó con diferente intensidad en múltiples partes de esa ciudad, donde residen más de un millón de personas. Las áreas de trabajo más afectadas fueron construcción, hotelería, jardinería y algunos supermercados.

En Washington, donde está prevista una manifestación ésta tarde en el parque Malcolm X, el apoyo al boicot fue menos claro, en parte porque los grupos locales de migración se opusieron a sumarse.

Algunos empresarios y trabajadores de la capital se solidarizaron sin embargo con el llamado, incluyendo el cierre de comercios en el barrio hispano de Adams Morgan de la capital.

“He cerrado hoy día mis negocios por los inmigrantes indocumentados porque no me olvido que yo también entré por los palos”, dijo el empresario salvadoreño José Reyes, dueño de los restaurantes El Tamarindo en el área metropolitana.

Los empresarios guatemaltecos Luis Maldonado, Uriel Ochoa y Herson López, cerraron tres de sus supermercados Panam en Washington y Maryland.

Pero en los suburbios del área metropolitana era menos evidente el paro. Las escuelas trabajaron con normalidad y cuadrillas de trabajadores hispanos de jardinería y construcción trabajaban con normalidad.

Algunos de los trabajadores esperaban salir de su turno de trabajo para participar en la protesta de la tarde.

En Nueva York, entre 400 y 500 trabajadores formaron una “cadena humana” en las banquetas del barrio chino (Chinatown) , con pancartas demandando una reforma migratoria.

El boicot pide a la población no asistir a los centros de trabajo, a los estudiantes de todos los niveles a no asistir a la escuela, a no comprar ningún producto y, a quienes tengan negocios, mantenerlos cerrados.

La jornada coincide con el reinicio de sesiones en Senado de Estados Unidos, en medio de un compromiso de los líderes de someter la iniciativa de reforma migratoria antes del Día de los Caídos, que se celebra el 29 de mayo.

La semana pasada el presidente George W. Bush -quien se opuso al boicot– emplazó a los legisladores a completar el proceso legislativo, incluida la conciliación con la versión de la Cámara de Representantes, antes del receso de fin de año.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *