Home Buenas Noticias Videocartas purépechas, esencia de “Cherenástico Town”, de Dante Cerano, realizador indígena
Buenas Noticias - April 25, 2006

Videocartas purépechas, esencia de “Cherenástico Town”, de Dante Cerano, realizador indígena

Cerano no tomó ningún curso
de apreciación cinematográfica
 ni leyó siquiera el instructivo
de la cámara de video
Foto: Azteca21

Por Carlos Coronel
Reportero Azteca21

Ciudad de México. 24 de abril de 2006. Cuando Dante Cerano grabó su documental “Cherenástico Town”, un video que muestra las ingeniosas maneras de comunicación entre purépechas michoacanos y sus parientes indocumentados al otro lado del Río Bravo, nunca imaginó que por dicho trabajo sería invitado a participar en diversos festivales de cine. “El video acerca más a las personas, a la gente común que no leería jamás un documento académico”, dice para explicar por qué se interesó en filmar la historia peculiar de su comunidad.

Cherenástico es una población purépecha que, como muchos otros lugares de México, expulsa a cientos de migrantes al año a los Estados Unidos. De hecho, como recuerda el realizador en su filme, la población michoacana fue de las primeras generaciones que en los años cuarenta salió a trabajar al vecino país amparada en un acuerdo binacional.

Lejos del núcleo familiar, los purépechas de ambos lados se envían videos caseros donde muestran un pedazo de su vida: el terreno recién comprado, la celebración familiar, la fiesta del pueblo, de este lado; el suburbio donde se trabaja, el nieto crecido y hasta la troca recién comprada, de aquel lado. Por eso el título: Cherenástico Town.

“Desde los noventa, el pueblo ha expulsado más gente para ir a trabajar a Estados Unidos. La migración es un fenómeno presente muy cotidiano, tanto que en promedio un miembro de cada familia está allá”, relata con gravedad el purépecha realizador que en esta ocasión asiste como invitado al Encuentro “Miradas Fronterizas”, organizado por la Cineteca Nacional y la Embajada Norteamericana en México.

Su video lo define como “experimental, no propiamente un documental. Se trata de un ejercicio personal. La gente que vive en Michoacán envía videos sobre su cotidianidad a los parientes, de las fiestas, de los bautizos, de todo”. Lo que Cerano hizo, según cuenta, “fue recopilar algunas videocartas, unas que no se enviaron, otras son copias de lo que se envió. Yo capturo algunas escenas que me gustaron y empalmo las secuencias. Es más que nada una producción colectiva”.

-¿Qué buscaste con Cherenástico Town?

-Cuando haces video, lo que buscas es que se vea y que se formule un punto de vista al respecto. Este video funciona para que la gente más allá de la comunidad, conozca y sepa de nuestra migración, que conciban de otra manera las relaciones de un pueblo, y que sean tolerantes con las minorías. O superminorías, como en este caso lo son los purépechas migrantes. Creo que el video acerca más a las personas, a la gente común que no le entraría a los documentos académicos. Con el video uno puede ser más creativo, que se pueda ver, se cuestione y que no te canse.
Cerano no tomó ningún curso de apreciación cinematográfica y tampoco recuerda si leyó siquiera el instructivo de la cámara de video. Estudió hasta la prepa gracias a su aplicación en clase y a su buena condición física: tenía que caminar cinco kilómetros de ida y cinco de regreso para llegar a la escuela.

“Actualmente hay comunidades en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Yucatán, que utilizan el video para hablar de sus comunidades, creándose con ello una red de realizadores indígenas, cada quien con su propio concepto y desde su propia trinchera. El común es la necesidad de experimentar y testimoniar tu entorno. Con ‘Cherenástico’ busco suavizar la tendencia discriminatoria hacia la gente que es diferente. Si logro eso, me siento contento.”

Comentarios a esta nota: Reportero Azteca21

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *