Home Por la Espiral Cuídese del robo de identidad
Por la Espiral - April 19, 2006

Cuídese del robo de identidad

Por la espiral
Claudia Luna Palencia

-Cuídese del robo de identidad
-Advertencia del Buró de Crédito
-Tenemos una alta exposición al riesgo

 Insólito: el Buró de Crédito alerta que el fraude por robo de identidad está creciendo en forma acelerada “y México no es la excepción”.
  ¿Qué es el robo de identidad? El que otras personas puedan solicitar en nombre de otra, de una tercera persona, todo tipo de crédito, así como realizar operaciones de cobro de recursos, sean ahorros o  pólizas, sin que la persona afectada tenga conocimiento de ello.
 El robo de identidad es un fenómeno ligado a la ciber-delincuencia, aunque tampoco está tipificado del todo, porque tiene diversas variantes: puede suceder por medio del Internet, pero también a través de la banca electrónica por teléfono e incluso incurrir en la falsificación de documentos de identificación oficial para operar los fraudes.
 Esta actividad ilícita comenzó en los países más desarrollados sobre todo ligados a  operaciones electrónicas y de Internet, y poco a poco, se ha ido globalizando, anidándose en los países donde los marcos jurídicos enfrentan enormes lagunas legales para contrarrestar y castigar las nuevas modalidades delincuenciales ligadas con el ámbito financiero, tales como: el Phishing; la clonación de tarjetas; la sustracción de códigos y contraseñas en los cajeros automáticos; y los fraudes por banca electrónica.
 Mientras que nuestros legisladores no actúen con celeridad en el tema de los nuevos delitos financieros estamos absolutamente desprotegidos ante delincuentes cuyas armas son la elaboración de un software para obtener información, la sustracción de bases de datos, la manipulación de la información, contar con el auxilio de hackers y hasta el simple uso de un teléfono celular.
 Parece una película de ciencia ficción, empero, es mejor que lo tomemos en serio con las precauciones necesarias para evitar el  robo de identidad.
 Cristos Velasco, fundador de la empresa North American Consumer Project on Electronic Commerce (NACPEC), explica que los delincuentes adoptan  la identidad de una persona como pudiera ser su nombre, fecha de nacimiento, dirección, números de licencia y de seguridad social, números de tarjeta de crédito y de cuentas bancarias, nombres de usuario y contraseñas.
Los tipos más comunes de robo de identidad son: 1) Financiero, que consiste en la utilización de la información de una persona para solicitar tarjetas de crédito, préstamos, adquirir bienes, contratar servicios o para alquilar propiedades. 2) Penal, por medio del cual el delincuente utiliza la información y la identidad falsa de un individuo para defraudar a terceras personas. 3)  Negocios o Comercial, el cual consiste en que el delincuente solicita tarjetas de crédito, efectúa transferencias electrónicas de fondos o utiliza las cuentas bancarias y de cheques a nombre de una compañía.
 A este respecto Velasco comenta que “el robo de identidad es uno de los delitos con mayor índice de crecimiento en Norteamérica. La Comisión Federal de Comercio (FTC), de los Estados Unidos señala que cerca de 10 millones de ciudadanos son víctimas de este delito cada año, representando un costo anual aproximado de 50 mil millones  de dólares, tanto a las empresas como a las víctimas”.
A COLACIÓN
 De acuerdo con Advantage Credit  existen pasos simples que las personas pueden seguir para ayudar a prevenir el acceso no autorizado a su información y finanzas.
Alerta 1: “Las personas a las que les han robado y utilizado su identidad, no lo han descubierto hasta la próxima vez en que abrieron una cuenta de crédito, solicitaron un préstamo para el hogar o iniciaron otra transacción normal”. Por esa razón, el Buró de Crédito lanzó un servicio de información permanente al cliente para que conozca en tiempo real los movimientos de su historial crediticio.  El servicio cuesta 120 pesos más IVA al año.

El robo de identidad sucede también por el Phishing del que ya hemos hablado anteriormente.
Alerta 2: “Los actores duplican un sitio Web y envían correos electrónicos pidiendo que el cliente existente vuelva a solicitar o suministrar información de seguridad. Así la información permite robar la identidad del consumidor, tener acceso a fondos bancarios o solicitar préstamos fraudulentos”.
Es pertinente ignorar y borrar inmediatamente cualquier notificación que provenga –aparentemente-, de una institución bancaria solicitando la actualización urgente de los datos personales. NO LO HAGA. Ignore cualquier correo de premios, herencias, rifas o donaciones. Tampoco proporcione información de usted o de su familia por vía telefónica, aunque le digan que se acaba de ganar la lotería.
Otra forma de sustraer la identidad es mediante el número del IMSS o de la seguridad social si usted es ahorrador voluntario.
Alerta 3: “El fraude de seguro social ocurre cuando alguien obtiene acceso a un número de seguro social y lo utiliza, junto con otra información obtenida, para cometer fraude o robo de identidad”.
Aquí se puede utilizar la información de personas fallecidas o  jubiladas.
GALIMATÍAS
 ¿Se siente vulnerable? ¿Cuántas veces  su esposa, esposo, o cualquiera de sus hijos, utilizaron su tarjeta de crédito, la de usted,  para hacer algunas compras en línea o pagar la reservación de un hotel? Analícelo: del otro lado del teléfono, el proveedor del servicio no pidió hablar con el  titular de la cuenta, vamos, ni siquiera preguntó por algún código de seguridad para verificar que, efectivamente, la persona solicitante es la titular. 
 Se lo pongo más preocupante: ¿Cuántos menores de edad hacen compras por teléfono y  online con las tarjetas de sus padres?
 Todo es tan endeble. El operador antes de realizar el cargo pregunta tres cosas: nombre del titular de la tarjeta de crédito, fecha de vencimiento y  los tres últimos dígitos del reverso del plástico. ¡Y listo! La operación está consumada.
 ¿Si esa tarjeta cayera en manos de un extraño? O más bien, si la información que contiene la tarjeta la copiara otra persona, y usted lo ignorara hasta recibir el estado de cuenta.
 Por favor, tome precauciones para evitar el robo de identidad. Si es usted ordenado y guarda en su casa sus vouchers y estados de cuenta, enciérrelos  en un lugar seguro; no los deje en su oficina. En caso de no hacerlo, entonces destrúyalos.
Segundo, cuide su correo, el de Internet, pero fundamentalmente el domiciliado. No lo envíe a la oficina, es mejor a su casa.  Recuerde no dejar por todos lados y a la vista de extraños información de estados de cuenta, fichas de pago,  deudas o solicitudes.
Agradezco sus comentarios a:claulunpalencia@yahoo.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *