Home Buenas Noticias “La bella durmiente” inunda el Castillo de Chapultepec con magia y fantasía
Buenas Noticias - April 15, 2006

“La bella durmiente” inunda el Castillo de Chapultepec con magia y fantasía

 La magia y fantasía del cuento
infantil “ La bella durmiente ”
envolvió la víspera la
explanada del Museo
Nacional de Historia
Foto: Internet

Ciudad de México; 15 de abril de 2006.- La magia y fantasía del cuento infantil “ La bella durmiente ” envolvió la víspera la explanada del Museo Nacional de Historia, en el Castillo de Chapultepec, donde los bailarines de la Compañía Nacional de Danza (CND) cautivaron al público que abarrotó el recinto capitalino.

Teniendo como marco una renovada escenografía y vestuario, la compañía dancística, dirigida por Dariusz Blajer, demostró una vez más su maestría en el escenario a través de una novedosa propuesta coreográfica del cuento clásico de Charles Perrault.

Las banderas colocadas en el techo del museo, dos sillas monumentales para el rey y la reina y algunos efectos especiales, dieron el toque mágico para el desarrollo de la obra infantil, que estuvo acompañada por la música de Piotr I. Tchaikovsky.

Vestidos magistralmente a la época en que se desarrolla el cuento, los bailarines de la Compañía de Danza Folclórica y de la Escuela Nacional de Danza y Contemporánea ofrecieron una actuación excelsa que cautivó a los asistentes.

En la escena aparecen el rey Florestán XXIV y su amada esposa, quienes invitan a todas las hadas como madrinas al bautizo de su hija, la princesa Aurora, pero olvidan invitar al hada Carabosse, a quien no se ha visto desde hace mucho tiempo.

Al sentirse insultada, Carabosse hace su aparición cuando las otras hadas ofrecen sus regalos mágicos a la princesa; ella le obsequia un huso de oro y anuncia que algún día Aurora se pinchará un dedo y morirá.

En ese momento, el Hada de las Lilas, quien aún no ha ofrecido su regalo, no permite que se realicen los deseos de Carabosse y promete que Aurora no morirá, sólo caerá en un profundo sueño del cual despertará después de 100 años, al recibir un beso de amor. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *