Home Por la Espiral A la caza de China
Por la Espiral - April 5, 2006

A la caza de China

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-A la caza de China
-9ª Misión Exportadora
-Bimbo, Gruma y otras más

China ha dejado de ser un lugar lejano y amurallado del resto del mundo para convertirse en una especie de nuevo imán para el turismo, los negocios, la inversión extranjera y el comercio.
 En las bitácoras globales destaca China y en la mayoría de las estimaciones de los organismos internacionales también figura el gigante asiático ocupando los primeros lugares de crecimiento, posicionamiento de polo turístico después del año 2015; y  de tecnología de vanguardia.
 Cada vez con mayor frecuencia el Occidente mira hacia el Oriente y América Latina cae atrapada igualmente en la seducción de una economía de mercado que sigue sustentada dentro de un esquema político plutocrático y autoritario, nada que ver con los cánones de democracia y libre mercado del binomio sustentado y defendido  por Estados Unidos.
 China rompe con todos los esquemas y los moldes de crecimiento,  su potencialidad es una invitación para modernas expediciones no con el afán de dominio al punto de Gengis Kan,  quizá más parecidas a la sazón de Marco Polo, de  exploración y conquista de mercados.
 China es un enorme bocadillo al que las grandes empresas multinacionales observan con gran interés esperando el momento de la desregulación.
 En tanto sucede, una forma de penetrar es mediante el comercio y las alianzas. Las exportaciones son el mecanismo para ingresar a tan basto territorio, con una población de mil 306 millones de habitantes, de acuerdo con datos del World FactBook de la CIA 2005.
 La composición de la población aumenta el atractivo para un segmento de consumo en busca de una serie de satisfactores. La estructura poblacional china es la siguiente: de 0 a 14 años se ubica el  21.4%; de 15 a 64 años el 71%; y de 65 años y más el 7.6 por ciento.
 El ingreso per cápita, según el World FactBook de la CIA 2005, es de 6 mil 200 dólares. En México, para tener un comparativo, el ingreso per cápita señalado por el organismo es de 10 mil dólares.
 Así es que China es un mercado atractivo, con muchos consumidores, en el que se pueden encontrar nichos  que provean buenas ganancias. Hasta el momento lo tenemos desaprovechado con una balanza comercial México-China que es desventajosa para el país dado que importamos productos chinos por cantidades anuales superiores a los 10 mil millones de dólares; y en cambio, exportamos productos mexicanos a China por sumas que no pasan los mil 500 millones de dólares.
 México y China tienen relaciones comerciales y es un punto para aprovechar, detonar y capitalizar, antes de que otros competidores latinoamericanos salgan a la conquista. 
 Si queremos reducir la dependencia comercial con Estados Unidos, China es la puerta de Oriente para lograr una sana diversificación y un abanico adicional con los “tigres asiáticos”,  para abrir la puerta de la India y llegar desde luego a Australia.
 Hay que salir a la “caza de China”, de una clase media de 300 millones de personas dispuestas a adquirir una serie de productos, bienes y servicios.
GALIMATÍAS
 Por medio de Bancomext se puede cristalizar el sueño de llegar a China. Para todas las personas que creemos que el presente y el futuro descansan en la actividad empresarial como única forma de vida digna (dadas las difíciles condiciones de las profesiones, los sueldos y los salarios) debemos impulsar una visión de grupo para formar precisamente empresas que apunten tanto el mercado hispano en Estados Unidos, como hacia China, India, Australia; etc.
 Si bien es cierto que este cambio de filosofía puede llevarnos al éxito, se requiere todo el soporte desde las aulas para enseñarle al estudiante a pensar más como empleador (patrón), que como empleado.
Esta filosofía hará más fácil sacarle provecho a instituciones como Bancomext, permitirá que pueda comprenderse y maximizarse la plataforma exportadora de México.
 Por ejemplo, el próximo mes, del 23 de mayo al primero de junio, se llevará a cabo la 9ª Misión de Exportadores a China, un evento que tiene como misión esencial enlazar oportunidades comerciales de empresarios mexicanos en nichos de mercado chinos en diversas regiones del mítico país.
 Quizá muy pocas personas conozcan que tenemos dos oficinas de Bancomext, una en Beijing, y la otra en Shangai, adicionales a la de Hong Kong.  Estas representaciones son precisamente para ayudar a que el empresario mexicano pueda concretar exportaciones en Asia. No obstante, le apuesto a que muy pocas personas saben de su existencia, menos de 200 empresarios exploran el mercado chino.
 Hasta el momento, las oportunidades de negocio son de buena aceptación para: alimentos mexicanos, salsas, jugos, pescados y mariscos, verduras y hortalizas; bebidas como el tequila y algunos materiales para baños, muebles,  recubrimientos y losetas.
 El mercado es amplísimo y hay casos en que el negocio es bastante rentable con poca inversión, por ejemplo, Súper Pufff Snacks México exporta palomitas de maíz.
 Otra empresa, La Cofradía, exporta tequila a China desde el año 2004. Proveedora Internacional de Maderas y Derivados exporta madera de teca;  Cueros Industrializados del Bajío exporta piel de bovino terminada para la industria automotriz y FORGAMEX exporta reguladores para válvulas y accesorios para gas LP; entre otros productos.
A COLACIÓN
 Tenemos un grupo de empresas mexicanas que desde hace tiempo le pusieron la mira al mercado chino.  Y no le quitan el dedo del renglón.
 Para Roberto González Barrera, presidente del Consejo de Administración de Gruma, “China es un fenómeno económico, que más allá de quejas, fundadas o no, vamos a tener que trabajar con ellos, en comercio o inversión, pues junto con Estados Unidos es el motor de la economía mundial”.
 Gruma es una realidad en Asia y Oceanía y este año habrá una subsidiaria Gruma en Shangai.
 Por su parte, Grupo Bimbo anunció que llegó a un acuerdo para adquirir por 9.2 millones de dólares Beijing Panrico Food Procesing, una compañía dedicada a la panadería y pastelería en China, la cual es subsidiaria de la firma española Panrico SA.
Las operaciones de Panrico en China incluyen una planta de producción  y una red de distribución. Tiene una presencia importante en el mercado de pan dulce en Beijing (principalmente donas), así como algo de penetración en el mercado de pan de caja en la misma ciudad. Bimbo conservará las  marcas de Panrico y la mayor parte del equipo administrativo.
A partir de estas experiencias, bien vale la pena acercarse a Bancomext e intentar conquistar un pedacito de  un mercado  tan amplio como el chino. Es la lotería.
Agradezco sus comentarios a: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *