Home Espectáculos “La maldición del padre Carmona”, una cinta que es una bomba de risas
Espectáculos - March 31, 2006

“La maldición del padre Carmona”, una cinta que es una bomba de risas

El Padre Cardona
con una de sus fieles
 Foto: Cortesía Cineteca
Nacional

Por Carlos Coronel
Reportero Azteca 21

Ciudad de México. 29 de marzo de 2006. “La maldición del padre Carmona” (República Dominicana, 2005) es una versión caribeña de “El crimen del padre Amaro”. El dominicano Anthony Álvarez da vida al cura mexicano Jerónimo, quien es enviado por sus superiores al pueblito de Constanza para averiguar un extraño caso que ha puesto los nervios de punta de todos los isleños.

El joven párroco tiene que enfrentarse a las supersticiones, chismes y envidias que mantienen dividido al lugar, al mismo tiempo que lucha contra sí mismo y sus propios miedos despertados por Flor, una desinhibida muchacha que, como su nombre lo indica, está en la flor de su edad.

El director de Santo Domingo, Félix Germán, elige la comedia para abordar esa delgada línea entre la fe y el fanatismo, con escenas atrevidas y paródicas –como la del cura Carmona tirándose flatulencias y maldiciendo a los feligreses en plena eucaristía–. El jocoso divertimento es una bien lograda mezcla entre dichos populares y personajes estrambóticos, que crean una bomba de risas como la que provoca el postre dominicano por excelencia, los frijoles con dulce, los cuales se constituyen en el detonante de este divertido y cándido enredo.

Entre la rocambolesca corte se encuentran el padre X, un sacerdote exorcista; doña Hortensia, una catequista “cruzada” y, por supuesto, el padre Carmona, que arrancan risas a la menor provocación y gesto.

La cinta, que se estrenó apenas a principios de año en aquel país y ya ha sido todo un éxito de taquilla, abrió en la Cineteca Nacional el ciclo de “Cine de República Dominicana”, que sin industria demuestra lo que se puede hacer cuando hay mucho entusiasmo y talento.

Comentarios a esta nota: Reportero Azteca21

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *